viernes, 21 de diciembre de 2012

Estrenos navideños

Ah, la Navidad... Las reuniones familiares, las comidas fuera de casa, las luces en tiendas y calles, los villancicos, el turrón, los regalos, los belenes, los árboles... ¿Se me olvida algún tópico más? ¡Claro que sí! ¡Esas películas navideñas que caen, año sí, año también, en alguna de las programaciones televisivas (y a día de hoy, con los tropecientos canales que existen, aún más, si cabe)!

Ya el año pasado presentamos por aquí una breve selección de películas que merecía la pena que vieseis en estas fiestas. ¡Pero este año queremos hacer algo (ligeramente) distinto! Así, que preparaos para hacer en el viaje en el tiempo mientras esa frívola, frívola nostalgia os trae recuerdos de ir al cine con vuestra familia y/o amigos, o de sempiternas reposiciones televisivas. ¡Y nos os olvidéis de recordarnos otras películas de esta temática que se nos hayan quedado en el tintero!

1. Solo en Casa 2 (Home Alone 2: Lost in New York, 1992)

Para que vean que no tengo nada en contra de las segundas partes basadas en premisas idénticas, aquí hago una recomendación doble. En Solo en casa, el joven Kevin era olvidado por su familia durante las vacaciones de Navidad, y debía enfrentarse a un par de ladrones que intentaban robar su casa. En Solo en casa 2, Kevin se confunde de avión mientras viaja con sus padres y termina perdido en plena Gran Manzana durante las fiestas navideñas, donde se reencuentra inesperadamente (para él, que no para el espectador) con los ladrones de la primera película.

Tanto la primera como la segunda parte les proporcionarán entretenimiento y risas, si os gustan las películas de golpes y porrazos, sazonadas por la siempre excelente banda sonora de John Williams. ¿Por qué recomiendo la segunda parte, cuya evolución argumental es prácticamente la habida entre Gremlins y Gremlins 2 (misma base, en Nueva York)? Porque, francamente, es Nueva York, y creo que el simple concepto de las fiestas navideñas en la Gran Manzana ya tiene suficiente magia en sí mismo como para darle una oportunidad.



2. Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare before Christmas, 1993).


Me extrañaría que alguien no haya oído hablar / haya visto esta película de animación de 1993, que se grabó a fuego en las mentes de los niños de la época, y que fue resucitado años después en forma de incesante merchandising. Tim Burton volvió a aplicar sus oscuras filias para crear una historia en donde Jack Skellington, el habitante más célebre de la ciudad de Halloween, termina cansándose de preparar los terroríficos desfiles anuales de la ciudad.

Es entonces cuando, por casualidad, es capaz de salir de su entorno habitual y entrar en contacto con el mundo de la Navidad. Fascinando por un concepto que le es completamente ajeno, Jack decide intentar apropiarse de él, adaptándolo a su propia idiosincracia, y sustituyendo al mismísimo Santa Claus, de ser necesario. Navidad, monstruos y buenas e ingeniosas canciones con una animación más que novedosa para su época, pero que aún no ha pasado de moda (¡tanto, que la repetimos de nuestras selecciones del año pasado!).



3. ¡Vaya Santa Claus! (The Santa Clause, 1994)

Los más jovenes del lugar puede que no recuerden aquella simpática comedia que se emitía en las tardes de la 2, llamada Un chapuzas en casa, y en donde el protagonista era un padre de familia (con todo lo que ello conlleva en una telecomedia) y al mismo tiempo presentaba en televisión un programa de bricolaje, La hora de la herramienta. Era interpretado por Tim Allen, y digamos que en aquella época, una película protagonizada por ese simpático actor era un win-win como elección para ir al cine en navidades.

En 1994, y pese a que todos éramos mucho más de los Reyes Magos, donde va a parar, muchos niños fuimos a ver esta película, en donde Allen se veía obligado (en principio para no decepcionar a su hijo) por una serie de circunstancias a asumir el papel de Santa Claus (Papá Noel por estos lares), cuando él ni siquiera *gasp* cree en él. Una simpática comedia navideña que se empeña en explicar como funciona exactamente el reparto de regalos de ese regordete barbudo amante de los renos.



4. Un padre en apuros (Jingle all the way, 1996).

Pese a su imagen de tipo duro y musculado en películas como Conan el bárbaro o las dos primeras películas de Terminator (o quizás precisamente por eso), Arnold Schwarzenegger no pudo librarse de tener en su filmografía dos ó tres comedias vergonzantes (como poder olvidar Vaya par de gemelos con Danny de Vitto, o aquella otra en la que el bueno de Arnie se quedaba embarazado). Un padre de apuros entra dentro de esta categoría, en lo que podríamos calificar como "comedia navideña".

En ella, podremos ver la increíble odisea que tendrá que realizar Howard Langston, un padre adicto al trabajo que dedica poco tiempo a su hijo, para conseguir un muñeco de acción Turbo-Man, el juguete preferido de esas navidades (y que, por supuesto, está prácticamente agotado por doquiera lo busca, en las fechas en las que intenta comprarlo). Por si esto fuese poco, Howard deberá enfrentarse con otro padre con el mismo objetivo... Y menos escrúpulos que él.



5. El Grinch (The Grinch, 2000)

En el año 2000, los productores de Hollywood decidieron (o consiguieron) finalmente adaptar a la gran pantalla un libro mítico para los niños yanquis: Como el Grinch robó la Navidad, del popular doctor Seuss.   Y en un movimiento que podríamos calificar de astuto, cogieron a Jim Carrey para interpretar a ese extraño bicho verde que odia la Navidad, sin duda esperando que el tipo-de-las-mil-caras-raras ayudase a vender la película a un público internacional no familiarizado con la historia.

Si lo consiguió o no, es debatible. Francamente, ni siquiera he visto la película, por lo que no la recomiendo ni lo contrario (incluso las críticas que recibió fueron muy variadas). ¿Por qué lo incluyo en este ranking? Porque es de temática navideña, porque fue un estreno navideño, porque me han recordado que existe, y porque también tendré lectores que odien la Navidad como el Grinch, digo yo. Y también se merecen recomendaciones.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mujercitas

covi dijo...

Yo no he visto todavía "Pesadilla antes d Navidad

Pedro dijo...

Felices Fiestas, Pelayo. Como las Navidades son un momento para estar con la Familia, yo incluiría cualquier película de Don Paco Martínez Soria, de los pocos actores que pueden sentar frente al televisor a varias generaciones de españolitos. Y como nos van a bombardear con el Cuento de Navidad de Dickens, aprovechad este año para ver sus connotaciones antiemitas. De nuevo, ¡¡¡Felices Fiestas a todos!!!

Superlayo dijo...

Anónimo: No la he visto, pero hasta donde yo sé, sólo transcurre parcialmente en Navidad... Por eso y otras razones no lo considero un estreno navideño per se.

Covi: Y le tienes ganas, por lo que veo... ¡Lo habías comentado tres veces!

Pedro: Yo buscaría una película navideña de los payasos de la tele, en homenaje al finado Miliki (los de Campofrío ya han aprovechado para usar a Fofito en su spot de este año).

Respecto a Dickens (cuyo Cuento de Navidad estoy leyendo ahora en VO), siempre quise leer una lista de todas las versiones del cuento original que se han hecho. ¡Felices fiestas igualmente, a tí y a todos los lectores!