domingo, 13 de marzo de 2011

Giant-Size Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 1 (Cuarta parte)

1.     3.  Repelux nos dice… “Una buena pregunta que se me ocurre es por qué SHIELD/los Illuminati/El gobierno de Andorra no dispara a Andrés en un cohete a lo Hulk. O en el caso de que lo hayan intentado, por qué no lo vuelven a intentar. ¿Temen que Andrés fraternice con extraterrestres y vuelva furioso a la Tierra, con un ejército de marcianitos convertidos a su filosofía?”

Bueno, fuese conscientemente o por casualidad (escribiéndolo fue por casualidad), Andrés anuló a los Illuminati (Reed Richards vive en el cuerpo de la Cosa y no recuerda el encuentro con Andrés, Iron Man es un imán de nevera, Namor y el Doctor Extraño creen ser parte del Equipo-A, y respecto a Rayo Negro… Algo había hecho a los Inhumanos, pero no lo recuerdo ya. El What If original fue una locura), y el gobierno de Andorra bastante tiene con lidiar con la terrible invasión de armadillos bielorrusos desde el día-C.
Respecto a S.H.I.E.L.D. recordemos que Andrés les distrajo de su pista siguiendo a un misterioso personaje que nunca se reveló… ¡Y que no se revelará hasta dentro de unos números! Por lo que respecta a S.H.I.E.L.D., Andrés es tan culpable del día-C como del calentamiento global… Aunque bastante más molesto que la mayoría de los que contaminan.
El único que conoce la verdad, dentro de S.H.I.E.L.D., de lo ocurrido, es mi alter ego dentro de la Historia… Y la ha ocultado, como lo ha hecho con gran parte de lo ocurrido en Astonishing Andrew. Sin embargo, tarde o temprano pasará algo que desvele los oscuros secretos y crímenes ocultos de Andrés. Más bien tarde, pero si os interesa conocer su destino, consulten en unos pocos años (con suerte) Astonishing Andrew and his Amazing Friends vol 9: The trial of Astonishing Andrew.

2.      4.  Charlie pregunta: ¿Andrés es un clon a lo Spiderman? Si lo fuese, ¿se retiraría a vivir una vida plácida y pacífica en Asturias?

Podemos asegurar, casi al cien por cien, que Andrés no es un clon de nadie. De todas formas, la vida plácida y pacífica no va con él; estoy seguro de que si descubriese que es un clon a lo Ben Reilly, se enfrentaría a muerte con el original, para después casi inmediatamente irse de farra con el original, con eróticos resultados. Para quién, no estamos del todo seguros. Pero lo que es casi fijo es que seremos mucho más felices sin saberlo.
Lo que nos es imposible, y por tanto no podemos prometer (y no prometemos) es que en algún momento alguien no haga clones de Andrés, por alguna razón que hoy día se nos escape. O que alguien usurpe su identidad (como en su día hizo Masacre durante la segunda saga), ya que la posición de Andrés dentro de Vigo resulta inmensamente privilegiada para ojos avariciosos. ¿Qué dice el vox populi? ¿Alguien ha dicho el Camaleón?
¡No, hombre, no! Me refiero, claro está, al temido Quitanamer, que absorbe y digiere identidades como otros hacen con amistades de Facebook. Por razones no reveladas el Quitanamer será desatado como un perro sin bozal en la prodigiosa metrópoli de las Rías Bajas (aka Vigo), y sin duda tarde o temprano su dominio de los bajos fondos entrará en conflicto con las actividades de Andrés. ¡No se pierdan tan cataclísmico enfrentamiento en Astonishing Andrew and his Amazing Friends vol. 10: Tree!

3.      5.  ¡Eh, eh, eh, profe! ¡Yo, yo, yo! ¡Yo tengo otra pregunta! El Doctor Muerte devolvió a Andrés y Berto a su tiempo desde la Edad Media a través de un intrincado proceso místico, pero… ¿Qué ocurrió durante ese viaje místico a través del tiempo? ¿Cuáles fueron los oscuros secretos del futuro que se le revelaron al Doctor Muerte, y por los que decidió renunciar a su venganza contra Andrés y los suyos?

-        Se acabó. –dijo Berto frenando en seco y preparando los puños para el combate- Yo mismo te echaré a los agresivos brazos de la picota popular por esto, Andrés...
-        ¡No harás tal cosa, lo jura Von Muerte! –exclamó una potente voz al surgir un vórtice esferoide multicolor en frente de ambos. De ella emergió la señorial figura del Doctor Muerte, recién llegado del futuro- ¡Puesto que aquel que deseaba ver vuestro fin más funesto, ahora debe sacaros de esta era por el bien de todo un universo! ¡Venid!- dijo atrayéndoles con fuerza dentro del orbe.
-        ¡Uoooh! –exclamó Andrés semidelirando. Bueno, en realidad, tan normal como siempre- ¡Figuras trimensionales que desarrollan mi imaginación! ¡Es como mi Magic PC!
-        Que mi destino sea protegerte de los inmensos peligros del tránsito temporal místico, Basteiro… -musitó Muerte- La suprema autoridad de toda la creación deberá responder por este giro burlesco ante mí, el día en que Muerte logre alzarse sobre todo lo existente, y se encare con el trono de la divinidad. –lanzó un rayo sobre un extraño ser pulpesco que intentó golpearles con su multidimensionales tentáculos- ¡Cuidado, necios! ¡Seres multidimensionales lovecraftianos acechan entre los resquicios del Multiverso, intentando abarcar con sus purulentas extremidades los hilos que gobiernan nuestra realidad!
-        ¿Pero no querías matarnos, tío veleta, especialmente a él? –preguntó Berto esquivando un tentáculo menor que había logrado colarse por un pequeño resquicio de realidad.
-        No sacrificaré el universo entero para satisfacer mi venganza. –dijo escuetamente Muerte- Moriréis por mi deseo y por mi mano, y no en esta turbulencia espacio-temporal.
-        ¡Uoah! –exclamó Andrés, que había comenzado a adquirir gradualmente un brillo anaranjado mientras hablaban- ¡El menda se está convirtiendo en Naranjito! –dijo, mientras parecía difuminarse hacia atrás en la nebulosa temporal.
-        ¡La mano, Basteiro! –rugió Muerte- ¡Es tu única esperanza, y probablemente, la de todo el cosmos! –Andrés consiguió aferrarse al metálico guantelete de Muerte. De inmediato, al monarca latveriano le invadieron potentes flash-forwards de esos que salen en la tele. Lo contrario de un flashback, vamos, lo que viene siendo visiones sesgadas del futuro. Una familiar figura femenina golpeada brutalmente con un saco de piñas… Cientos de sonrisas podridas bajo cascos vikingos. Una gigantesca ola ensombreciendo Vigo… Y unas garras de adamantium clavándose en el pecho de Andrés. Utilizando toda su fuerza de voluntad, Muerte completó el hechizo y tanto él como Andrés y Berto irrumpieron en el mundo real.

“¡En un viaje que pareció durar segundos, pero que bien pudo conllevar un combate de horas, y con un potente trueno, Muerte, Andrés y Berto reaparecieron en nuestra época! Tambaleándose, Andrés y Berto se acercaron a sus amigos, mientras que Muerte se apoyaba levemente en Boris, musitando algo sobre la dureza del trance místico y el proceso de ruptura temporal. Sí, Muerte se hallaba algo desmejorado… Y que una maza de adamantino atravesase la pared y le golpease en el pecho, enviándole varios metros más allá, no ayudó a hacerle sentir mejor.”

Sí, esta respuesta trae consigo visiones de futuros relativas a… Dejarme hacer cuentas… Pues a Astonishing Andrew and his Amazing Friends vol. 6 al 8, si no me equivoco… ¡Pero incluso aún más lejos! No os perdáis la recuperación de esta trama anaranjada en Astonishing Andrew and his Amazing Friends vol. 11: The Deadpool Imperative.

3 comentarios:

Whers dijo...

Jajaja

Superlayo dijo...

Eva: Jejeje. (Vamos, supongo. ¿Qué contesta uno a eso?)

Wherynn dijo...

Algo con inventiva... mas que un jejeje!" XD.