martes, 30 de noviembre de 2010

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 16 (Última parte)

“Al mismo tiempo, pero de alguna forma siglos en el pasado pero coordinado a través de las eras (estoy deseando que acabe esta saga para poder utilizar comienzos de párrafo menos problemáticos), Andrés y Berto disfrutaban de un plácido descanso tras la noche de juerga toledana (aunque Toledo se encontrase a más de 300 kilómetros del lugar)… ¡O al menos, uno de ellos lo hacía!”

 - ¡Osberto, mi fiel compadre, mi sentido común me dice que urge una peregrinación a…! –dijo Andrés entrando en sala donde se había improvisado un catre para el “escudero”- ¡…A Santiago de Compostela, mismamente! ¡Pero el mundo nos espera y debemos partir antes de que se ponga el alba!
- ¿De qué demontres hablas? –preguntó Berto levantándose y poniéndose algo de ropa. Sí, duerme desnudo. Sí, es bastante violento, por aquello del sexo, y…- ¿Y adonde os escabullisteis a mitad de la noche en lugar de llegar a los nuestros aposentos, responded?
- Eh… -dijo Andrés mientras arrastraba a Berto fuera de la casa- ¡Relataré la mi historia, llena de perfidias, engaños e ingenio, mientras huimos de aqueste pueblo, mi buen escudero! Solo digamos que aproveché que una moza aún no había oído hablar de un cura y un escudero, sino rumores de un caballero y su escudero… -sonrió mientras corría ligeramente para salir del pueblo- ¡Y ahora temo que quiera que lo que nos ha unido lo una también Dios en santo matrimonio! ¡Y no puedo casarme a mí mismo, como miembro de la Santa madre Iglesia, Osberto! ¡Sería del todo inmoral! –exclamó.
-Se acabó. –dijo Berto frenando en seco y preparando los puños para el combate- Yo mismo te echaré a los agresivos brazos de la picota popular por esto, Andrés...
- ¡No harás tal cosa, lo jura Von Muerte! –exclamó una potente voz al surgir un vórtice esferoide multicolor en frente de ambos. De ella emergió la señorial figura del Doctor Muerte, recién llegado del futuro- ¡Puesto que aquel que deseaba ver vuestro fin más funesto, ahora debe sacaros de esta era por el bien de todo un universo! ¡Venid!- dijo atrayéndoles con fuerza dentro del orbe.
- ¡Uoooh! –exclamó Andrés semidelirando. Bueno, en realidad, tan normal como siempre- ¡Figuras trimensionales que desarrollan mi imaginación! ¡Es como mi Magic PC!
- Que mi destino sea protegerte de los inmensos peligros del tránsito temporal místico, Basteiro… -musitó Muerte- La suprema autoridad de toda la creación deberá responder por este giro burlesco ante mí, el día en que Muerte logre alzarse sobre todo lo existente, y se encare con el trono de la divinidad. –lanzó un rayo sobre un extraño ser pulpesco que intentó golpearles con su multidimensionales tentáculos- ¡Cuidado, necios! ¡Seres multidimensionales lovecraftianos acechan entre los resquicios del Multiverso, intentando abarcar con sus purulentas extremidades los hilos que gobiernan nuestra realidad!

 
“¡En un viaje que pareció durar segundos, pero que bien pudo conllevar un combate de horas, y con un potente trueno, Muerte, Andrés y Berto reaparecieron en nuestra época! Tambaleándose, Andrés y Berto se acercaron a sus amigos, mientras que Muerte se apoyaba levemente en Boris, musitando algo sobre la dureza del trance místico y el proceso de ruptura temporal. Sí, Muerte se hallaba algo desmejorado… Y que una maza de adamantino atravesase la pared y le golpease en el pecho, enviándole varios metros más allá, no ayudó a hacerle sentir mejor.”

 - ¿Quién osa…? –comenzó a preguntar Muerte, antes de que una bandada de demonios se lanzase en picado contra él- ¡Argh! –exclamó.
- ¡El león del Olimpo, y su inteligente compañero, que dedujo que el adamantino actuaba como conductor de energía mística como el adamantium de la electricidad! –dijo Hércules entrando en la plaza y demoliendo los inertes muerte-bots, por si acaso- ¡El león del Olimpo y su adláter, que han venido a rescataros a todos!
- ¡Nos vale! –exclamaron los latverianos, que huyeron por el agujero de la sala, dejando detrás a François. - Tengo que reconocer que no contaba con que Muerte atrajese tanto la atención de esos parásitos místicos… -comentó Cho.
- Bueno, acaba de viajar al pasado con magia para evitar que estos dos dañasen el tejido espacio-temporal… -respondió Chama- Pero bueno, ¿nos vamos?
- Huir de Latveria no será fácil, mi bravo muchacho. –respondió Hércules- Hemos llegado aquí con el subrepticio apoyo de vuestro aliado en S.H.I.E.L.D., pero me temo que la salida del país corre de nuestras manos. Y del apoyo que consigamos lograr en las naciones fronterizas con esta tiranía balcánica.
- Sip, Herc tiene razón. –dijo Cho- No contamos con vehículo alguno, y aún si Muerte no monopolizase la mayor parte de la tecnología local, estoy casi seguro que la ruptura de la barrera mística la ha inutilizado temporalmente en varios kilómetros a la redonda.
- Si… -dijo François, levantándose con la ayuda de Leti, mientras Hércules recuperaba su maza- Si me lleváis al pueblo podgemos apgovechag la confusión paga huíg a caballo del país… -cogió aire- No es muy ggande, ya sabéis.
- ¡Guíanos entonces, mi buen rebelde! –exclamó Hércules- ¡Muerte parece estará temporalmente incapacitado, -la caída figura de Muerte atacaba a los molestos demonios-, así que cabalguemos hacia la libertad!
- Dios… -suspiró Jenny mientras salían del castillo a toda prisa- ¿Podremos por una vez volver a casa sin que ningún cabo suelto nos arruine la vida de nuevo? –preguntó.
- Por lo que decís, sois relativamente afortunados. –respondió Cho, distraído- Podéis dar gracias de que el viaje en el tiempo de vuestros amigos no haya tenido mayores consecuencias… -añadió Cho.

 “Sí, ¡cuán afortunados! Aparte de mis registros como Vigilante, las torpes patochadas de Andrés y Berto no serán más que una nota a pie de página en el gran libro que supone la Historia de la Tierra, sin mayores consecuencias. ¿O tal vez no? Mientras ciertos Amazing Friends (y un Astonishing Andrew) emprendían su huída de Latveria, a muchos kilómetros de allí tenía lugar una reunión que demostraba la persistencia de ciertos actos… ¡La sacrosanta continuidad, en suma!”

 - “La Ramona es la más gorda de las mozas de mi pueblo / Ramona, te quiero”. –dijo el estudioso, riendo, y señalando a la transcripción hecha del texto medieval que había estado estudiando- Si las pruebas analíticas demuestran la autenticidad de este documento, esta podría ser la moaxaja más antigua de la Historia, siglos antes de la canción de Esteso… -sonrió- Suena a ciencia-ficción, y creo que es el detalle más curioso que transmite el relato sobre este estrafalario frey Andrés Basteiro y Osberto, su fiel escudero.
- ¿Ha conseguido alguna información más, aparte de esto? –preguntó el hombre de negro, sentado en un cómodo sillón de orejas, frente a un gran ventanal- ¿Algún vínculo de ascendencia?
- Aquí es donde termina la fuente, señor. Está todo aquí, con una análisis histórico personal. –respondió el erudito, señalando una carpeta marrón con varios documentos en su interior- Aparecieron de la nada y apenas estuvieron dos semanas en los alrededores de lo que más tarde sería Benavente, y esta ha sido la única referencia documental que probablemente jamás se escribiese sobre ellos.
- Absolutamente perfecto, profesor. –dijo el hombre de negro- El señor Sublime estará muy satisfecho con este descubrimiento.
- ¿Recibiré la máxima recompensa, entonces? –preguntó su interlocutor.
- Oh, no se preocupe. Ha estado recibiendo fielmente su sueldo, ¿no? Cuanto más ante estos hechos… Recibirá la misma recompensa que cualquier miembro de nuestro equipo de genealogistas. –dijo el hombre trajeado, después de que un agujero de bala apareciese en la frente del investigador- Cualquier referencia a ese Andrés Basteiro debe permanecer, y permanecerá, en las seguras manos de Arma-X. –musitó cogiendo la carpeta, apagando la luz y abandonando la habitación en penumbra.

7 comentarios:

Superlayo dijo...

AVISOS

1. Esta saga se ha acabado... ¡Pero algo nuevo acecha en el horizonte! No olvidéis visitar la subpágina de Astonishing Andrew and his Amazing Friends para saber más del futuro de la serie.

2. Si alguien gusta de diseñar un logo para la serie, aceptamos propuestas. Empiezo a cansarme de rediseñarlo a cada número.

3. La siguiente saga incluirá un Annual muy especial en donde los lectores tendrán participación (si quieren, vamos). Enviad vuestras preguntas acerca de la serie a hovelofsuperlayo@gmail.com, o dejadlas en los comentarios.

Javi_Pichu dijo...

4. Vamos, vamos, damas y caballeros, no dejen pasar la oportunidad de vivir unas Navidades distintas, visiten la humilde Covacha de Superlayo y participen en su emblemática saga... ¡¡¡y déjense caer por EL BLOG DEL AFICIONADO para participar en el II Concurso "La Navidad en Fotos"!!!

Javi_Pichu dijo...

Ouh Yeah. TOMA SPAM :P

John Wheel dijo...

Que pena, Andrés ya era indistinguible de otros curas de pueblo XD

Mi duda es la siguiente ¿Hércules podrá soportar a un sabihondo y a un Andrew al mismo tiempo mientras escapa de Latveria?

Wherz dijo...

Yo recordaba la cancion de la Ramona de forma distinta... :P

Mas sagas, mas aventura! anda, y gracias por ponerme en lista de blogs!

Repelux dijo...

¡Coñe! Si no llega a ser por John Wheel no sabía que habías vuelto. Me ha encantado este capítulo, todo el tejemaneje temporal y la aparición del increíble Hércules han sido fantásticas. Creo que todos estamos de acuerdo en que las Cruzadas habrían tenido más justificación si teutones, templarios, cruzados e "infieles" hubieran entonado a Siniestro Total en el campo de batalla.

Ya te enviaré un logo y mi pregunta, me pondré a ello ipso-facto.

Superlayo dijo...

Pichu: Condenado y adorable spam... Espera, no, solo condenado. ¡¡¡Malditoooo!!!

Paco: No estaba pensado, pero intentaré introducir la huida a través de Latveria y Serbia en el futuro Annual.

Eva: ¿Sí? Hombre, es que hay más estrofas...

Repelux: Me alegro entonces de darle un toque. La verdad es que, incluso releyendo todos los números (lo estoy haciendo ahora para evitar incoherencias), esta es probablemente mi saga preferida. A ver si consigo mantener el nivel.