miércoles, 18 de noviembre de 2009

Rezos

Meditaba un día en misa (sí, voy a misa. Demándenme) acerca de los rezos, en el breve acto inmediatamente posterior a la Eucaristía (no al acto de transustanciación del pan y el vino, sino al reparto de las Sagradas Formas) que supone (o debería suponer) un momento íntimo entre el feligrés y Dios, en el que se combinan un acto de contricción, de acción de gracias y de petición. Yo personalmente me ahorro la contricción (que para eso ya hay un momento personal al inicio de la misa), centrándome más en dar gracias a Dios por lo que tengo o por como me va la vida en general, y pidiendo por mí, por los míos y por mis deseos. Pero, ¿hasta que punto son efectivos estas peticiones, estos rezos? Para plantear esta elucubración quiero partir de mi base de fe de que Dios existe, y es susceptible a los rezos, parámetros bien claros que pueden servir para que ateos, agnósticos o creyentes de otras religiones se posicionen en un razonamiento lógico de donde parto con esta premisa.
Aunque sean parámetros dudosos ambos dos, tanto por creyentes como por no creyentes. Y es que, no sin cierta lógica (que no por ella puede ser fallida), uno pensaría que un Dios todopoderoso no tendría porque responder a nuestras plegarias, o que su deseo de que le recen no es sino una mancha en la supuesta perfección absoluta que posee. Probablemente cualquiera con conocimientos más profundos que los míos en Filosofía o Teología me echaría en cara intentar meter a Dios y su comportamiento dentro de unos parámetros humanos; es decir, de intentar comprender lo infinito dentro de un pseudo-croquis finito, pero bueno. Pero ya puestos a hacerlo, hagámoslo bien, ¿no? Así pues, y ya para meternos en el fregao, en el siguiente post, continuación de este (porque si no se nos iba a hacer eterno), trataré de concretar aún más las cosas, meditando a partir de aquí. ¿"Valen" lo mismo todos los rezos? ¿Si no es así, por qué, y en que se basa la diferencia? Y otras más.

6 comentarios:

Wherynn dijo...

Siempre he criticado algo como creyente (si, soy creyente, demandenme! XD) la gente que reza a Dios como si fuera un genio de los deseos: "Dios por favor, que mañana no llueva para salir de la pelu e ir a la orla". Yo creo que eso son el tipo de rezos que no valen. Y poniendonos mas serios, seguramente la no respuesta a los rezos nos deberia hacer meditar que la experiencia que nos depara es por alguna razon. Pues no se puede comprender lo infitino.


bs! y gracias por las metaforas, conviertiendo mi intervencion en "brillante"

Superlayo dijo...

Eva: Mola, como el arroz que no se pasa. Esto continúa hoy mismo, creo que es lo más filosófico que he publicado, a ver si al terminar el tema consigo más opiniones. :p

Anónimo dijo...

OPekayo, eres el puto amo xD, nunca había visitado tu blog (si alguna vez te dije lo contrario te mentí, espero que no haya sido asi xD), pero creo que me voy a aficionar a partir de este momento a él.
Saludos by Berto.

Superlayo dijo...

Berto: Bienvenido a bordo. Cada tres días, por la noche, una nueva entrada. :p

Adán dijo...

Mmmm.....

¿Eterno? ¡Pero si lo has cortado al empezar con lo interesante!

¡Su manía de trocear sus posts está llegando al límite, mi buen señor!

:)

Espero ansioso elucubraciones intelectuales para disfrutar con la argumentación.

Un saludo!
Adán.

Superlayo dijo...

Antón: Generalmente, la gente tiene poca paciencia con los post largos. :p