lunes, 30 de noviembre de 2009

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 13 (Última parte)

“Volvamos la vista de nuevo hacia el helitransporte Tebas de S.H.I.E.L.D., en un despacho que conocemos bien. Allí, pocos segundos después de que Hércules entrase en la sala esperando a ver a su pupilo Amadeus Cho, Pelayo se vio envuelto en un casi mítico efusivo abrazo de oso por parte del olímpico; de ahí la dificultad por tomar oxígeno, tan necesario para la vida (humana, al menos). Con la puerta de la estancia todavía abierta, y en las circunstancias ya mencionadas, no es de extrañar que los agentes de S.H.I.E.L.D. apostados a ambos lados de la puerta del despacho entrasen a toda prisa y quitasen los seguros de sus armas y apuntasen con ellas al semidios, que, sorprendido y ligeramente confuso, dejó a Pelayo en el suelo con rapidez.” - Ba… Bajad las armas, chicos. –ordenó Pelayo, tomando aire- Este rubicundo semidios olímpico tan sólo me daba las gracias por salvar a su amigo con una efusividad un tanto desmedida. - Y supongo que tú estabas demasiado ocupado pensando en como aprovechar toda esa gratitud como para puntualizar que tú no tuviste absolutamente nada que ver, ¿no? –preguntó Cho girándose desde la silla de invitados frente al despacho. - Lo cierto es que estaba demasiado ocupado intentando no asfixiarme para poder hacerlo, Amadeus. –respondió Pelayo- Pasa, Hércules, ahí tienes una silla. –dijo, señalándole un asiento- Lo cierto es que, por mordaz e hiriente que intente ser tu amigo para decirlo, es rigurosamente cierto; yo sólo lo recogí de una teletransportación junto a unos cuantos, que fueron quienes salvaron su vida… Y por lo que se, al mundo entero, como ha hecho el propio Amadeus. - ¿Dónde? –preguntó Hércules con voz potente- ¿Dónde están esos héroes anónimos, para que pueda agradecerles poner a salvo a mi pupilo? - Eso nos lleva al siguiente punto que quería tratar. –respondió Pelayo- Han sido secuestrados por el Doctor Muerte, que quiere vengarse de afrentas cometidas por Andrés Basteiro, uno de ellos, durante el Día-C. –suspiró- Todos ellos son amigos míos, pero tengo las manos atadas en este asunto, y no puedo utilizar los recursos de S.H.I.E.L.D. para ayudarlos si no quiero desatar un conflicto internacional. - Típico de S.H.I.E.L.D., ni siquiera cuando tienen oportunidad de serlo llegan a ser útiles. –replicó Cho. - De todas formas, eso no significa que vaya a quedarme con los brazos cruzados. –continuó Pelayo lanzándola una despreciativa mirada a Cho- Si ambos aceptáis, Hércules, podría introduciros en Latveria sin que fueseis detectados por la tecnología de Muerte. Se trata de una nueva tecnología experimental que no apunta hacia S.H.I.E.L.D. y que podría haber sido diseñada por nuestro joven genio aquí presente. –explicó. - Vaya, cuanta generosidad… -dijo Cho- Y dejando aparte el hecho de dejarnos solos para hacer el trabajo sucio para salvar a todos estos, ¿cuánto le va a costar a los contribuyentes este trabajito de S.H.I.E.L.D. dirigido no a nada estratégico, sino a aliviar tu conciencia salvando a tus amigos? - Dame un respiro, ¿quieres, chaval? –dijo Pelayo- No puedes culparme de egoísmo si ayudo y también si no lo hago; además, tú, más que nadie, deberías sentirte en deuda con Andrés y compañía. - Tiene razón, Amadeus. –repuso Hércules- Mayor, prepárenos ese sistema para viajar inadvertidos a Latveria… ¡Y anuncie a los bardos de S.H.I.E.L.D. para que preparen una nueva égloga ante nuestras previsibles hazañas en tierras balcánicas! –exclamó. “Ajenos a esta escena, muchos kilómetros al Oeste, y saliendo por la puerta principal del castillo Muerte, los Amazing Friends se encontraron, guiados por Boris, en un camino que descendía entre las montañas. Si la vista seguía ese camino, lo haría hacia la cercana ciudad de Doomstadt, capital de Latveria y, a pesar de ello, mero centro comercial, y agroganadero. Muerte jamás dejaría crecer una ciudad contemporánea en su nación. No mucho más allá del portón por el que los invitados de Muerte abandonaban las murallas del castillo, se encontraba la encorvada figura de un buhonero, oculta bajo una amplia capa de color carmesí y gastado. Esta figura avanzaba lenta y lastimeramente en dirección a Boris, mientras este realizaba las indicaciones pertinentes a los Amazing Friends.” - Señor, señoritas, allí abajo tienen la ciudad de Doomstatd. –anunció Boris señalando al fondo del camino- Son invitados del amo, por lo que enseñen este sello –dijo entregándole un anillo con la marca de Muerte en su parte superior- y no deberán preocuparse para recibir la proverbial hospitalidad de nuestro pueblo. - ¡El cielo se va a caer, y el rey lo debe saber! –dijo la figura encapuchada, acercándose a Boris con voz cascada- ¡El rey lo debe saber! - El rey está muy ocupado, amigo. –dijo Boris, mientras le hacía un gesto para que se alejase- Le transmitiré tu mensaje, de todas formas. Venga, conduce a estos extranjeros al pueblo, a cambio de este servicio, ¿lo harás? –preguntó con voz amable. - ¡El rey lo debe saber! –exclamó el vagabundo, exasperado. - Tranquilos. –dijo Boris a los Amazing Friends- Sabrá llegar, y no es peligroso. Sólo excéntrico. A veces, consigue llegar a pesar de su locura hasta aquí, pero nunca se pierde en el camino de vuelta. –dijo- Que tengan un buen día, señor, señoritas… -dijo, inclinando levemente la cabeza hacia ellos y regresando al interior del castillo, pasando por la puerta, custodiada por dos muerte-bots. - ¿Creéis que deberíamos seguirle? –preguntó Jenny. - Eso seguro. –respondió el extraño, con un tono de voz ligeramente distinto, que parecía salir del pecho, más que de la cabeza- Al menos, si tenéis en interés en algo más que en manteca latveriana y mullidos colchones rellenos de paja. Si es así, seguidle. –la voz cayó, y la anterior volvió a surgir de la cabeza, dirigiéndose la figura camino abajo- ¡El cielo se va a caer! - Vamos. –dijo Chama, avanzando con decisión detrás del desconocido- No puede ser peor que Muerte, ¿no? “Mientras tanto, Boris subía las escaleras del castillo lentamente, para reunirse con el citado Doctor Muerte. Desde la balconada de sus lujosos aposentos, Muerte observaba como los Amazing Friends se alejaban del castillo, avanzando tras los renqueantes pasos de la figura de la capa roja, dirigiéndose con lentitud hacia Doomstadt.” - ¿Vais a dejarles unirse a ese paria, y a los miembros de la resistencia, amo? –preguntó Boris a su señor al entrar en la habitación. - Su presencia sólo servirá de acicate para que los rebeldes muestren sus cartas antes de tiempo, Boris. –respondió Muerte, abandonando la balconada y entrando de nuevo en sus aposentos- Su presencia traerá consigo la destrucción a las últimas células disidentes de Latveria, y su utilidad les habrá garantizado la continuidad de su vida natural… Al menos, en lo que respecta a Muerte. - ¿Y Basteiro y su compañero, mi señor? –preguntó Boris de nuevo- ¿Habéis alcanzado ya vuestra justa venganza? - Acércate, Boris, y sabréis tanto como yo de sus penalidades… -informó Muerte, señalando una pantalla- He enviado una cámara colmena a través del flujo espacio temporal, y controlaré todos sus movimientos hasta su presumible dulce agonía… “Ante la pantalla de Muerte, se veía la imagen de una explanada seca, pero no desértica, perdiéndose en el horizonte, con algún árbol aquí y allá. La colmena-cámara de Muerte, formada por una nube de nanobots demasiado pequeña para ser detectada, pero lo suficientemente compleja como para captar la imagen y el sonido de los dos viajeros del tiempo.”
- ¡Santo Hoggily-Moggily, Berto! ¡Ya no estamos en Pittsburg! –exclamó Andrés ante la seca explanada que presenciaban los ojos de ambos.

7 comentarios:

Andres (encontrado en un documento de sabe dios sabe cuando) dijo...

DONDE ESTOY DIOS MIO DONDE DONDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE???!!!! Y no pdia star cn 1 atia, cjons, no, m mands cn brto, k vale, fornido y macizorro es 1 caxo, pro vams vr, no s mi tipo para nada, maldita sea, enviame con cata, o con graciela, k aora m van las rubias, al mns asta la smana k viene, y en camnbio ls otrs a la resistencia, con x-wings, jedis, wookies (oooo adoro a esos bixs enorms y peludos con dients afilads y garras asesins) y buhoneros locs! maldita sea, buhoners locos!!! y no abras tnido la dcencia d mandrme a un tiempo en el k m consideran un dios y las mujrs m desean, no? dios... lo voy a pasar mal, lo seeeeeeeeeee

Chama dijo...

A decir verdad, refiriéndome al comentario anterior, decir que es en parte tiempo de estudio, clase (recordemos que debemos firmar religiosamente) y trabajo, en mi caso y en el de otros (no de ciertos parásitos sociales que rondan por este piso, todo sea dicho). Por otro lado, decir también que prefiero leer en conjunto el capítulo, aunque la verdad es que esta última parte ha sido un tanto corta, de otro modo, me ha dejado el final expectante de más (cliffhanger, si me equivoco, corríjaseme, de los buenos, entre el viaje en el tiempo y unirse a una resistencia).

En otro orden de cosas, decir que me gusta la integración de personajes de Marvel en las tramas, aunque no haya tenido el gusto de leer demasiado sobre ellos (debo decir que soy más inculto en ese tema), como es el caso de Hércules (conozco el personaje, no así sus historias) o Cho.

A parte de esto, espero con ganas la próxima aventura, mayor Fernández, cambio y corto!

Whers dijo...

¡Firmas, firmas! Que bien me cae esta gente (no por las firmas, sino en general. ¡Ah, si, entonces por las firmas, que es lo unico que conozco de ellos!)

Lo que dice Andrew sobre Berto es preCUpante... y nada, que el capitulo mb, es interesante lo de vida sin oxigeno... y todo!


bs!

P.D. Te sienta bien el estilo mafioso.

Alvaro dijo...

Gran capítulo tio, pro lo has dejao en lo mejor, en saber a donde los manda ese grandisimo y magnanimo mandatario digno de nuestra época que es victor von muerte, el Unico e Incomparable XD. Por lo demás, me encantó tío, y como adujo chama, está wai lo de meter personajes d marvel (x dios, az cantar a hercules como en hulka XDDD).

Y en cuanto a ese loco k firma arriba, mas te valdria ponerte a hacer algo d provexo y weno para tu salud (como eso d tirarle el axo a graciela, si sabes lo k t conviene).

Superlayo dijo...

Andrés: Tienes que pensar en cuatro dimensiones, Andrés... (sí, probablemente contigo eso sea reducirlas). La pregunta no es sólo dónde, sino... ¿Cuándo?

Chama: Nah, yo creo que con la información que os suelto por aquí ya os hacéis bastante idea de todo lo que tenéis que saber de personajes así.

Eva: ¿Vida sin oxígeno? ¿Por qué últimamente no entiendo nada de lo que me dices?

Álvaro: Como dice Chama un poco más arriba, por eso lo llaman cliffhanger, amigo mío...

paco dijo...

Tío, Muerte es un soso. Son las peores fiestas patronales de la historia. No tiene ni un triste torneo de sogatira.

Superlayo dijo...

Nota de la redacción: Las opiniones de los comentaristas no se corresponden con las del autor del blog. Cualquier tipo de represalia latveriana contra ellos no deberá entrar en relación directa conmigo.