lunes, 22 de junio de 2009

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 11 (Primera parte)

Diario científico de Niño Listo. Entrada 5627. Las casi infinitas posibilidades de mutación genética que pueden conseguirse a través del electromagnetismo jamás dejarán de sorprenderme. Después de arduos meses de intensísima labor científica, he logrado encontrar un nuevo tipo de mutación, totalmente inusitado. Este descubrimiento plantea insospechadas (que no inútiles) posibilidades para mi fiel ejército de mutados. El control del espectro-electromagnético no es algo baladí, y creo que el resultado de mi primera prueba será algo irónica, habida cuenta de la base de estos experimentos. […] Diario científico de Niño Listo. Entrada 5632. El experimento ha sido un éxito, y la mutación parece haberse completado sin efecto secundario alguno. Tan sólo desearía tener más tiempo para repetirlo con características más adecuadas y útiles en el mundo exterior, pero la alineación magnética adecuada a mis planes podría desaparecer no dentro de mucho. Volviendo al sujeto, y aunque meditabundo y mucho más reservado, aparentemente continúa siendo tan leal a mi persona como lo era anteriormente. Su eficacia táctica, bajo mi incomparable mente estratégica, será indudable. No es de extrañar, ya que siempre he cuidado bien de mi hermano. […] Diario de operaciones de Niño Listo. Entrada 7321. Ha habido ligeros contratiempos, ya solucionados. Después de deshacernos de Andrés Basteiro, ese molesto equívoco ya solventado, Kraven ha logrado traerme hasta aquí al genio adolescente Amadeus Cho. Su comprensión intelectual intuitiva resulta fundamental para manipular las ondas magnéticas y dominar el mundo. Diario privado de Niño Listo. Entrada 15832. Madre me ha hecho conseguir varios kilos de bayas rosadas en la selva, y diversas especias. Mi hermano parece ser incapaz de digerir otra cosa, y, por supuesto, ella siempre le dedicará más atención a él que a mí. No es que el que le haya concedido el privilegio de ser esclava del futuro dueño del mundo le importe. Por muy estratégicamente importante que pudiese resultar posteriormente, mi hermano es apenas un engranaje más dentro de mi plan, y sus poderes, aunque impresionantes, no dejan de ser una verdadera avanzadilla para conseguir una mayor fuerza entre mis nuevos mutados. O incluso para adaptar este tipo de poderes dentro de mi misma codificación genética, dadas las similitudes. De todas formas, no espero realmente una fuerte oposición (ni siquiera ligera) contra mis actividades, ya que han sido realizadas en el secreto más absoluto. Tan sólo una serie de casualidades, confluyendo al mismo tiempo, en una posibilidad ínfima, podría hacer cambiar el curso de los acontecimientos. El único factor-x aparecido dentro de mi plan ha sido la confusión con Basteiro, y la idea de que su aparición (y más que probable muerte) resulte ponderable es sinceramente risible. Quiero decir… ¿De qué manera podría ese desecho genético variar el devenir del destino del mundo? […]
“¡Vaya, parece que las apreciaciones de Niño Listo son bastante erróneas, puesto que, sólo hasta ahora, Andrés ha afectado en bastante al mundo…! ¡Y a su plan! Y respecto a nuestro grupo de Amazing Friends (y Masacre), los habíamos encontrado amenazados por el arma secreta de Niño Listo, cuyas bases científicas encontrabais un poco más arriba…” - ¡Necios, ingenuos boy-scouts que intentáis cambiar el destino del orbe bajo mi dominio! –exclamó Niño Listo con una triunfal sonrisa en su rostro- ¡Ahora no os enfrentáis a un mero destacamento de mis mutados, sino a Magento, el indiscutible amo del magnetismo! - Es gracioso ese defecto de pronunciación que tiene. –comentó Jenny – No pretendo ser cruel, supongo que no tengan demasiados logopedas por aquí, pero resulta simpático. - ¿Cómo nos metemos en estos saraos, de todas formas? –preguntó Cata. - ¡Chsss! ¡Leeros la recap-page, si no os acordáis! Oh, no, perdonad, parece que este número tocó artística y explica pocomandó Masacre-. De todas formas, chitón, parece que el viejo Saurón se ha recuperado de la jaqueca de Niño Listo, y ahora se prepara para darle una buena tunda al bueno de Magi… ¡Quizás salgamos andando de esto, después de todo! “¡En efecto, el pterodáctilo hipnótico despótico había despertado de su breve letargo, inducido por los poderes telepáticos de Niño Listo! Aparte de por estar recién despertado (¿reconozcámoslo, a quién no le ocurre?) Saurón deseaba entrecerrar sus reptilianas mandíbulas en torno del cuello de Niño Listo, pero ante las bravatas de este, se planteó la necesidad estratégica de acabar con el mencionado Magento…” - Ridículo enano cabezón, el poder de Saurón terminará pronto con este pelele volador tuyo... –graznó Saurón- ¡Y después me daré el supremo placer de entrecerrar mis reptilianas mandíbulas en torno a tu cuello, absorber tu energía mutante, y romperlo con el chasquido de una rama seca! –oooh… Adoro la narración omnisciente… ¿Veis como sabía exactamente lo que Saurón deseaba, como ansiaba desatar sus instintos asesinos sobre el mutado? Solo un maestro de la narrativa como el menda sería capaz de presentar tal portento literario. ¡O literarístico, tal vez! Uuups… ¡Que se me escapa la trama! Resumen rápido, Saurón se alza en el aire frente a Magento, y desata su aliento ígneo contra el misterioso mutado de poderes magnéticos. Con un rápido giro de muñeca, el silencioso y sortilegiador Magento arroja un pequeño objeto contra la llama, que de repente adquiere un color más sonrosado; en ese momento, las llamas parecieron vibrar levemente antes de regresar, inusitadamente, al interior del cuerpo de Saurón. - ¡Caraja, Magento ha debido de lanzar limaduras de hierro para así controlar el fuego del tipo ese! –dijo Graciela. - El hierro no tendría porqué provocar ese color… -respondió Cata. - Bueno, ¿y entonces que se supone que hace el Magento? –preguntó Graciela- Porque no puede ser algo tan ridículo como… - Puede que tú lo consideres ridículo, futura esclava… -dijo Niño Listo- Pero es ampliamente efectivo y letal, como tú misma puedes observar. –añadió señalando a Magento, que hacía flotar diversas bolas alrededor de Saurón, haciéndolas detonar y enrosándolo como antes hizo con su fuego. Al instante, Saurón se vio despedido a varios kilómetros de distancia, contra unas montañas, por una fuerza invisible- ¿Y qué sino mi genio hubiese podido crear esta maravilla? ¡El más poderoso de mis mutados! ¡Magento, el hombre capaz de controlar el magenta a nivel molecular! –presumió con una presuntuosa sonrisa- ¿El siguiente? - ¡El siguiente me va a dejar más a gusto que el primero! –respondió Graciela, después de haber tumbado a Niño Listo de un puñetazo- ¡Esclava lo será tu madre! - De hecho, sí… -respondió Niño Listo enjugándose la sangre de la nariz- Me ocupé de ello hace ya tiempo. Como me ocuparé ahora de ti, zorra desabrida. –añadió arrojándole un zumo de bayas encima- ¡Magento, convierte a esta muchacha en ejemplo y escarmiento para aquellos que se oponen a mis designios! “¡Tensión! ¡Intriga! ¡Dolor de barriga! ¡Ha llegado el momento de dejaros con los incisivos, caninos, premolares y molares ligeramente más largos que anteriormente! ¡Modo dientes largos on! Dejamos en el aire el posiblemente trágico destino de Graciela y viajamos a menos de un kilómetro de la base de los mutados de Niño Listo, en donde Cable avanza rápidamente por la selva, mascullando para sí…” - Gachas de Askani, si pueden moverse tan rápido, al menos podrían haberme llevado con ellos y ahorrarme el trote a través de la selva… -masculló para sí- Seguro que están enfadados porque insistí en coger alguno de mis viejos pistolones, pero maldita sea, en la Tierra Salvaje hay más dinosaurios que pulgas en un perro vagabundo, y no todos ellos… -tomó aliento y golpeó a un velocirraptor que intentó atacarle por su flanco izquierdo, noqueándole con su brazo metálico- …Son tan fáciles de quitárselos de encima como estos. –terminó de hablar y continuó trotando, siguiendo el leve rastro dejado por Lykos, Masacre y los Amazing Friends. “Después de este breve, brevísimo interludio, continuamos para bingo… Como sin duda recordaréis, a no ser que tengáis unos problemas de memoria realmente preocupantes, Graciela se encontraba a breves segundos de morir, y, de hecho, su silueta (y el resto) manchada de zumo magenta ya flotaba en el aire, para quedar frente a Magento. ¿Qué malvada forma de expirar le tenía preparada el diabólico Magento? ¿Quién podría saberlo? Ni siquiera yo, que bailoteo no sin estilo entre la omnisciencia, soy capaz de dilucidar que puede pensar un hombre así. Si fueseis capaces de percibir a nivel molecular aquello teñido de magenta, ¿tendría algún sentido el resto del mundo en inanes colores, o sería meramente una fantasía inapetente? ¿Tiene conciencia Magento para discernir que existe un mundo más allá de su tonalidad característica, o apenas si puede reconocer las concisas órdenes de Niño Listo, con la triste lealtad que un monstruo puede sentir hacia el creador que le ha dado la vida? Todas esas preguntas no hallarán (por ahora) su respuesta, puesto que Graciela tiene cuatro cosas (como poco) que decir…” - ¡Muy bien, Berto, inútil calzonazos! –gritó hacia abajo- ¡Quédate ahí mientras este tipo me revienta como a una uva madura! Oooh… Juro que me voy a aparecer como un polstergaist delante de Cable y le voy a arruinar su divina mansión en… -antes de poder terminar la frase, Graciela se desvaneció en el aire, ante la sorpresa de toda la concurrencia, no siendo la menor la de Magento. - ¿Qué demonios…? –preguntó Niño Listo- ¡Rápido, Magento, execrable patán! ¡Hazte cargo del resto, antes de que también se teletransporten! –ordenó, ajeno al hecho de que el resto de Amazing Friends, y Masacre, se mostraban confusos ante la desaparición. - ¡Le ha pasado igual que a Leti! –dijo Cata. ¡Como vimos en su día en el Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 11, fieles creyentes! - Pero, ¿por qué? –preguntó Jenny- Nos están rescatando, ¿o qué? - No lo se, pero vamos, como esté muerta, yo si fuera Cable iba llamando ya un par de exorcistas para que fuesen yendo a… -la frase se cortó nuevamente, al desaparecer también Berto. - ¡Se están yendo, idiota abotargado! –vociferó Niño Listo a Magento, que, confuso, no parecía saber que hacer- ¡Ya solo quedan cuatro! - Creo que se lo que está pasando… -explicó Chama al resto- Debe de tratarse de algún tipo de cláusula de seguridad para que no revelemos el proyecto de Cable, ya sabéis de que hablo, solo tenéis que intentar nombrarlo, me refiero a… -intentó decir antes de desaparecer. - ¿Entonces, no hay más que hablar de…? –preguntó Jenny, desapareciendo. - Aparentemente. Bueno, lo que sea no puede ser peor, así que… ¡…! –intentó exclamar Cata antes de esfumarse igualmente. - ¡Ey, yo también se cosas de Cable que revelar al gran público! ¡Tiene el aliento de alce! ¡Y vive en una piña bajo el mar! ¿No?preguntó lastimeramente al ver acercarse a Magento.

2 comentarios:

Wherynn dijo...

Jajaja, me encanta Graciela, ¡que genio! y que raro en ti que añadas algo de Bob Esponja, con la rabia que le tienes... jajaja.

Sigue asi!

bs!

Superlayo dijo...

Eva: A pesar de que puede que sea todo un prejuicio basado únicamente en sus pintas, Bob Esponja es idiota.