lunes, 1 de junio de 2009

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 10 (Última parte)

“Antes de nada, ¿recuerdan ustedes, lectorcetes, a nuestro aspirante a mesías mutante preferido, el parcialmente tecno-orgánico Cable, y sus bastante tímidos y reservados colegas alienígenas, los aletheianos? ¿Sí? ¡Pues adivinen ahora quienes están ligeramente disgustados por el hecho de que varios individuos incontrolados hayan abandonado su refugio sin permiso, y a donde les han seguido! En efecto, a unos miles de kilómetros al sur de Providence, en la Tierra Salvaje, Cable y cinco aletheianos se materializan (aunque para el ojo inexperto, tan sólo el figurón de Cable aparece. Figurón por que es un tío enorme, no porque me parezca atractivo. Que no me lo parece) en la Tierra Salvaje, prácticamente en las coordenadas exactas utilizadas por Masacre y los Amazing Friends.” - Bueno, ya estamos aquí, en la Tierra Salvaje. –anunció Cable a los aletheianos- No nos llevará mucho seguir la pista de esos chavales y Masacre, vendrán con nosotros, les impediremos que hablen de Providence, y asunto arreglado, ¿de acuerdo? –se detuvo y escuchó a las voces, casi etéreas, emitidas a su alrededor- ¿Qué queréis decir con que si yo sólo podría orientarme y encontrarlos sin ayuda? ¡Claro que sí! ¿Creéis que los mesías parcialmente tecno-orgánicos criados en un futuro distópico nacemos de una higuera? –una brisa, poco más que ligera, se desplazó a su lado. Mirando a los lados y no reconociendo la tenue figura de los aletheianos en las cercanías, Cable suspiró- De verdad que, cuando me preguntaron eso, no pensé que fuera para dejarme aquí solo y adelantarse a rastrear a Masacre y el grupete que le acompaña. En fin, supongo que el resultado de miles de años de evolución hacia la paranoia conllevan estos pequeños inconvenientes… -comentó para sí mismo mientras se abría paso a través de la jungla. “¡Nuevos jugadores para nuestra ya confusa historia, en efecto! Pero somos conscientes de que nuestros avezados lectores están acostumbrados a esto y mucho más que podemos echarles (de quienes somos, teniendo en cuenta que sólo narro yo, no estoy tan seguro). Volveremos a ver a Cable y los aletheianos, sin duda, en este o futuros números. De todas formas, y volviendo a la trama, nos encontramos a nuestro intrépido grupo de Amazing Friends, junto a Masacre y Lykos, habían pateado selva suficiente como para acercarse a los lindes de la selvática fortaleza de Niño Listo. No obstante, su misión, claramente de reconocimiento, no encajaba bien con la naturaleza parlanchina del mercenario bocazas…” - Sssh… Estoy cazando conejos… -susurró Masacre encorvándose ligeramente en los aledaños de la fortaleza. - Silencio, Masacre. –ordenó Lykos- Por este flanco no parece haber movimiento minero… Tal vez por otro lado… - ¡Sí, tal vez por otro lado hubieseis podido salvaros de vuestra inevitable derrota! –dijo la voz de Niño Listo detrás de ellos- ¡Quizás en la otra punta de la Tierra Salvaje! –rió, respaldado por unos cuantos mutados más tras de él- Lykos, viejo amigo, que agradable sorpresa… ¿Espiando para Ka-Zar, junto a un puñado de desconocidos del mundo exterior? ¡Y con Masacre, mi viejo archienemigo! - ¡Ja! ¡Te lo dije!se regodeó Masacre ante Lykos. - Oh, cállate. –dijo Graciela- Estoy segura de que nadie nos hubiese descubierto si no Chama, Berto y tú no os hubieseis puesto a cantar de la que llegábamos la de Chef, Bestia y Tapón. - Bah, esa canción mola lo suficiente como para ser capturados por ella. –dijo Berto. - Vaya, me recordaba a Andrés, me dejé llevar… -se excusó Chama- Pero cantábamos bajito… - Necios, no os encontramos por ninguna de vuestras estúpidas canciones… -dijo Niño Listo- Los sensores más avanzados de mis aposentos privados detectaron vuestra presencia y… - ¡Una vez me contrataron para matar al compositor de las canciones de Los Trotamúsicos, por alguna razón, y me entró nostalgia!se defendió Masacre. - ¿Mataste al compositor de la BSO de Los Trotamúsicos, cerdo? –preguntó Berto, a poco de abalanzarse violentamente contra Masacre. - ¡No! ¡Maté al de las canciones de Los Fruittis, por error! ¡Lo disfruté, pero no me pagaron!dijo Masacre sollozando- ¡No me pagaron! - ¡Creo que no sois conscientes de la amenaza a la que os enfrentáis, mis descerebrados intrusos, ya que perdéis el tiempo con cháchara inane! –dijo Niño Listo, ligeramente frustrado. - Lo cierto es que no le falta razón, chicos… -dijo Jenny- Tal vez deberíamos hacer más caso aquí, al que nos ha pillado con las manos en la masa… Si nosotros realmente ni pinchamos ni cortamos aquí… - Verá, señor… -empezó a explicar Leti- Nosotros estábamos buscando a nuestro amigo Andrés. Nos teletransportamos a la Tierra Salvaje con la ayuda de… -una sombra fugaz distorsionó la imagen de Leti momentos antes de que terminase la frase, y haciéndola desaparecer. - ¡Leti! –exclamó Cata. - ¿Ein?preguntó Masacre, confuso- ¡Tranquila, bella Catalina! ¡Nos libraremos de estos rufianes e investigaremos la desaparición de Leti en menos que canta un pterodáctilo! - ¿Y cómo piensas hacer eso, idiota? –preguntó Lykos- Ni siquiera tú puedes proteger a estos civiles y acabar con todos los mutados al mismo tiempo. Y yo venía de infiltración, apenas traía armamento para inhabilitar gente de uno en uno. - ¡Siendo lo mejor en lo que hago, por supuesto!respondió Masacre, agarrando a Lykos y arrojándolo contra Lorelei, una de las mutadas de Niño Listo- ¡Sembrando el caos y la confusión como solo el hijo de mamá Wilson es capaz! - ¡Si crees que Lykos puede significar algún tipo de diferencia en esta contienda, eres más tonto de lo que pensaba, Masacre! –rió Niño Listo. - ¡Y si has olvidado el poder de Saurón, que una vez exhibió el liderazgo de los Mutados de la Tierra Salvaje, sin duda mereces morir a sus garras, niñato! –replicó tras de sí Saurón, el gigantesco pterodáctilo aleteante y de ojos brillantes. - ¡No lo pillo! –gritó Berto a Masacre, mientras este saltaba, golpeando y cortando entre los mutados, que ya tenían sus problemas para enfrentarse a Saurón, mientras Niño Listo intentaba ponerse relativamente a salvo de su recién aparecido enemigo. - No soy tan tarado como parezco, ¿sabes?dijo Masacre agarrándose en los brazos inferiores de Barbarus e impulsándose para golpear con los pies en la cara a dicho mutado- Lanzar al bueno de Lykos contra Lorelei me ha permitido dos cosas. ¡Una!enumeró esquivando a un lupino mutado- ¡Incapacitar a esta moza, capaz de controlar a los hombres con su voz, además de sus armas de mujer, y estratégicamente, la más peligrosa de los mutados!explicó arrojando al lupino contra Barbarus- ¡Dos! ¡Provocar la aparición de Saurón mediante la absorción de energía mutante, lo que que me ayudaría a derrotar a los mutados, Dios mediante!dijo cayendo de un salto frente a Berto, parándose un momento, orgulloso de su plan- ¿No soy genial, y además rimo como nadie? - Te has olvidado de algo, Wilson… -dijo una voz reptiliana detrás de Masacre- ¿Y si Saurón acabase con los mutados hallándose en la plenitud de sus fuerzas, por absorber su energía mutante? ¿Cómo te desharías de él entonces? - Ehm… Lo cierto es que… -titubeó Masacre, dándose la vuelta y encarándose al pterodáctilo de ojos centelleantes- Pensaba que podríamos irnos tan amigos… O esperaba que la pelea durase más y se me ocurriese algo, o pudiésemos escabullirnos… Quizás invitarte a cenar, ver una película… Solo en plan amigos, ya sabes, pero… - Sí que eres un elemento de caos indudable, Masacre. –dijo Niño Listo, al tiempo que Saurón se desplomaba delante suyo- De no ser porque mi telepatía limitada me ha permitido coartar las funciones motoras del cerebro reptiliano de Saurón, tanto mis planes como vuestras anodinas vidas podrían haberse visto truncados. - Buen trabajo, Listi… Me enorgullece tenerte como némesis, pero recuerda: lo que pasa en la selva, se queda en la selva. -dijo Masacre, apoyándose en el hombro de Niño Listo y sonriendo al grupo- Y ahora, ¿por qué no nos ahorras un poco de tiempo y complicaciones a todos, y nos buscas una cuerda para atarte y entregarte a las autoridades de S.H.I.E.L.D.? - ¿Las autoridades de S.H.I.E.L.D. que te buscan por cinco cargos distintos mínimo? –preguntó Chama. - ¡Y a vosotros por cómplices, así que callad!replicó Masacre- ¿…A la autoridad de mi buen amigo Ka-Zar?corrigió ante la presión del grupo colindante. - ¡Me temo que no, mi costroso amigo! –contestó Niño Listo sacándose un mando del taparrabos- ¡Aún tengo un as en la manga! - ¿Eso ahí no debería ser bastante incómodo? –preguntó Cata a Berto. - Hombre, quizás compense con lo que refresque… -respondió este. - ¡Silencio! –ordenó Niño Listo- ¡Ya me he hartado de insensateces, de faltas de respeto, de desacatos y de diálogos de besugo! Había previsto desde un principio la posibilidad de que fuerzas externas intentasen frenar o detener mi plan… -explicó- Mi supermente me permitió comprender la maquinaria genética de Magneto, aquel que nos dio los poderes a los mutados, y replicarla. ¡Así conseguí para mi causa a mi principal baluarte defensivo! ¡Temblad, y sentíos honrados, pues vais a perecer ante el tremendo poder de Magento! –anunció pulsando un botón, que hizo abrirse lentamente una compuerta de piedra en un gran edificio cercano. De allí surgió, flotando lentamente, una figura delgada con casco y capa.
- ¡Santos macarrones con queso! –exclamó Masacre- ¡Una nueva adquisición para mi exiguo álbum de supervillanos propios!
“¡Sielos! ¿Sobrevivirán los Amazing Friends y Masacre al envite de su nuevo y poderoso enemigo? ¿Qué ha sido de Leti? ¿Llegará la caballería a la fortaleza de los mutados, en la forma de la tribu de Ka-Zar, acompañados del Astonishing Andrew? ¿Se verá obligado Cho a hacer funcionar la maquinaria magnética, haciendo toda esta lucha vana? ¡Todo esto y mucho más, en nuestro siguiente número, el final de la saga!”

4 comentarios:

Alvaro dijo...

finalmente ha sucedido, damas y caballeros, esto es iwal k la casa k enlokece d asteriz y las doce pruebas, dentro d poco los personajes invitads tendran x pedir la formula A-38 pra llegar a tierra salvaje, donde TODOS se pegan con TODOS. cielos, el mundo esta loco...

...y el escritor tambien, pero eso no kita k no mole, sobre todo x lo d los trotamusicos, vaya temazo el de chef bestia y tapon jajajaja

Wherynn dijo...

¡El Puntico San Marino, el de Sindul! cuando lo buscaba incansable por el mapa y al final lo encontró... jo, qué orgullosos nos sentimos... y Rua (si es que era Rua) también... qué grande Sindul... ¡mi padre no me deja traaabaajaaar!

Absolutely amazing! eso de los Fruittis es un puntazo, pero claro, cada loco con su tema, xdd.

bs!

John Wheel dijo...

¿No le pagaron por cargarse al de los Fruittis? ¿Cómo puede Dios permitir un mundo tan injusto?

Superlayo dijo...

Álvaro: ¡Es acción y comedia desenfrenada, en el inigualable estilo Marvel!

Eva: No se de lo que hablas, salvo de la canción. Los Fruittis, la serie de nuestra infancia que probablemente peor haya envejecido; si la hubiésemos visto con dos años más que cuando éramos críos, ya hubiésemos señalado sus múltiples incoherencias (no siendo la mayor de ellas que un cardo borriquero y un cáctus se considerasen frutas).

Paco: No soy teólogo, pero supongo que será más interesante así. Y bueno, es normal que no le pagasen, no mató a quien debía; si te sirve de consuelo, probablemente Masacre acabase con ellos a su chispeante manera habitual (con violencia desatada y referencias pop a mogollón).