martes, 16 de junio de 2009

Agente Naranja

Una de las cosas más interesantes que podemos encontrar en la serie actual del superhéroe deceíta Green Lantern (miembro del Cuerpo de Linternas Verdes, una policía espacial armada con anillos que emiten poderosos constructos alimentados por su fuerza de voluntad y limitados únicamente por su imaginación) es el concepto de espectro emocional. Este concepto supone que la vida consciente del universo alimenta (y creó en su momento) una banda entera de energía, dividida en colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta) en función de sus respectivas emociones (ira, avaricia, miedo, fuerza de voluntad, esperanza, compasión y amor).
Así, en una historia que aún hace que me tense ligeramente al ver ponerse en ambar un semáforo (es que el color es clavado, oigan), el guionista Geoff Johns nos presentó como el Cuerpo de Green Lanterns se enfrentaban a los Sinestro Corps, un nuevo cuerpo, con anillos alimentados por miedo (por el miedo que inspiran, no porque sean unos caguetas), con el que pretenden traen orden al Universo.
Épica espacial y demás, gradualmente han ido saliendo muestras de los distintos cuerpos, o al menos energías emocionales y gentes que las usa (podéis mirar que cuerpo os correspondería más en este test). Uno de ellos ha sido el Agente Naranja (curioso nombre proveniente no sólo del color de sus energías de la avaricia, sino en rememoranza del napalm).

Este teleñeco espacial chungo no es líder de ningún cuerpo, sino único, orgulloso y desafiante poseedor del poder de la avaricia, que coherentemente no comparte con nadie. Aquellos devorados por su poder reaparecen luego como constructos de luz naranja (nada de Bienvenidos al Cuerpo de Linternas Verdes, sino un clarísimo Perteneces al Agente Naranja), con los que ataca a sus enemigos, o a aquello que quiere poseer, puesto que su codicia no conoce límites.

Comentaba que, viendo las atrocidades cometidas por la gente de Sinestro para infundir miedo (como nota curiosa, ¿sabéis que Batman fue planteado como posible miembro?), llegué a ponerme tenso ante el ambarino destello de los semáforos. Pues bien, últimamente no hago más que ver señales en torno al naranja...

Y es que aunque algunas cosas ya son habituales...

...Otras resultan más llamativas

Sienna Miller también pertenece al Agente Naranja (al que aparentemente le van rubias cobrizas)

¿Leo demasiado, decís? Puede ser, puede ser... ¡O puede que debiésemos estar preparando una defensa adecuada contra esta amenaza, este alienígena que ansía poseer todo lo que es bueno, y el resto, además! ¿Qué son estas letras? Deberíamos enviar algún tipo de sondas y ponernos bajo la protección de alguno de los otros Cuerpos y... ¿Qué cosa-blog es esta? ¡Aaah! La quiero... ygionh2yh1q0t1'9ht5rht5rn18ht53r

Covacha de Superlayo. Perteneces al Agente Naranja.

¡Mío! ¡Mío! ¡Mío! ¡Mío!

5 comentarios:

Alvaro dijo...

cielos, sabia k sto pasaria, t lo adverti, pelayo, t dije k sabias demasiado y k stan x todas partes, pero no me escuxaste, no me escuxaaaaste!!! por k no m llevast a mi?! soy viejo!!!!

jajajaja. na, muy wai la actualizacion, nueva pertenencia del agente naranja, y no t preocupes x las luces d los semaforos tio, d momento son inofensivas... d momento...

Wherz dijo...

No tiene tan buena pinta como... ¡Sandman! XD. Oye, me gustan esas respuestas en inglés, algun dia te firmare en ese bonito idioma a santo de nada.

¿Tendra algo que ver con el agente naranja tu "cambio de look" en la Covacha? esta bien la letra de fuego, aunque algo chillona en ese fondo.


BS!

Superlayo dijo...

Álvaro: Tu comentario también pertenece al Agente Naranja. Deja más comentarios para que sean suyos.

Eva: En efecto, iba también a cambiar la imagen de Masacre y poner más naranja por ahí, pero me daba pereza, para luego volver a cambiarlo.

Ch@RLie Slowpoke dijo...

Diox, no me atrevo a comentar, no sea que el señor se fije en mí. Me recuerda a las gaviotas de Buscando a Nemo "Míiiiiiiiiiiiiiiio".

Por cierto, que sepas que hecho el test y debería unirme a las Estrellas de Zafiro. ¡Viva el amor!

Superlayo dijo...

Charlie: A todos nos ha venido a la mente alguna vez, aunque el "¡Mío!" lo dicen más sus constructos. A mí me salió (hace ya tiempo) el verde (fuerza de voluntad), pero más tarde lo volví a hacer y salió el añil (compasión).