jueves, 7 de mayo de 2009

Errores, decisiones... ¿Tentaciones?

- ¡Y los mortales! Dime… ¿Por qué? Dímelo… ¿Por qué? - ¿”Por qué” qué, primer caído?
- ¿Por qué me culpan de todas sus debilidades? Usan mi nombre como si estuviera sentado en sus hombros todo el día y les obligara a cometer actos que, que otra manera, encontrarían repulsivos. “El Diablo me obligó.” Nunca obligué a nadie a hacer nada. Nunca. Viven sus propias vidas. Yo no las vivo en su lugar. Y entonces mueren y vienen aquí, tras haber transgredido lo que creían justo, y esperan que nosotros hagamos realidad su deseo de dolor y retribución. Yo no les hago venir aquí. Y dicen que voy comprando almas, como una mujer que compra pescado en el mercado, sin preguntarse por qué lo haría. No necesito almas. ¿Cómo puede nadie poseer un alma? No. Son de su propiedad… Pero odian tener que aceptarlo.

Sandman: Estación de nieblas, Neil Gaiman

2 comentarios:

Alvaro dijo...

grandisimo neil gaiman, encima el tomo d sandman d los k me pasaste k mas me gusto jajaja. espero con ansia k los reediten o algo para poder piyarlos y tener todos los tomitos en mi estanteria, xk d todos los comics k me as pasao fue d lo k mas me gusto

grandisima cita, si señor!

Wherynn dijo...

Uhmhm, PF hace ver doble sentido en esto... :p ya me entiendes. La verdad es k es una cita fantastica y sobre todo porke sabemos kien es el verdadero coleccionista de almas...

Mr Citrus!!!

bs! XD