sábado, 28 de marzo de 2009

Spider-Man Noir

En una de sus más recientes iniciativas, Marvel ha decidido editar diversos cómics de algunos de sus personajes más populares bajo el sello Noir, lo que significa que sus aventuras (o desventuras) estarán englobadas en Estados Unidos, en los años 20-30 del siglo pasado, con la ambientación de la época, que a tantos fascina, y que tantas veces ha representado el género negro, ya sea en cine, novela, o cómic.
Hasta el momento, se han anunciado seis miniseries dentro del sello Marvel Noir (X-Men Noir, Spider-Man Noir, Wolverine Noir, Daredevil Noir, Luke Cage Noir y Punisher Noir), habiéndose publicado a fecha de esta entrada únicamente las dos primeras, ya íntegramente. Aunque no era una propuesta que me despertase salvo cierta curiosidad, mi tendencia a picotear entre diversos cómics Marvel en USA me llevaron a probar suerte.

Y si bien leí X-Men Noir y me quedé un tanto decepcionado (realmente, me resultó tan farragosa que apenas podría explicar de que iba, realmente, salvo vagas referencias), Spider-Man Noir está resultándome todo lo contrario. Nos encontramos ante la Nueva York de mediados de los años 30, con la nación estadounidense sumida en la Gran Depresión, y con la corrupción y las mafias corriendo a sus anchas.

Nos encontramos así a Peter Parker, huérfano y criado por sus tíos en Nueva York, comenzando a trabajar para el Daily Bugle junto al fotógrafo y periodista Ben Urich, en una ciudad en donde el crimen organizado está controlado por Norman Osborn, un jefe mafioso conocido como el Duende. Unos personajes y roles relativamente familiares (o adaptados sin que chirríen demasiado), en un entorno nuevo e interesante.

En apenas cuatro números, el lector podrá encontrar a estos personajes conocidos adaptados con maestría al género negro, en una historia que bebe principalmente de este género, pero que sabe aderezarlo (muy someramente, sin llegar a desprestigiarlo con excesos) con unas pocas gotas del género clásico superheroico.
Esto no quiere decir que esta colección sea una historia divertida y colorista, ni mucho menos. Quienes lleguen a ella esperando ver una mera versión del trepamuros original en la época que nos presenta podrían sentirse decepcionados. Aquí no habrá grandes luchas de tipos en mallas, y el hombre araña noir no soltará chistes y chascarrillos por doquiera que pase.
Pero la realidad que se le presenta no da pie a ello, ni mucho menos. Alcohol, drogas, clubs nocturnos, miseria serán el pan suyo de cada día. Pero, sobre todo, deberá enfrentarse a la corrupción y la mafia (tan habituales némesis en el género negro), quizás los enemigos más duros y omnímodos a los que jamás se ha enfrentado Spiderman en este o ningún otro cómic. Y tanto la forma como la trama con las que se nos presenta todo esto son altamente recomendables.

8 comentarios:

Wherynn dijo...

Spiderman con una pipa?? dnd vamos a llegar!

XD

bss!

Ch@RLie Slowpoke dijo...

Ooooooooooooooooh, qué chanante!
La verdad es que a veces está bien llevarte a personajes a otros universos para ver cómo serían. Creo que éste por lo menos tiene más sentido que Spiderman a lo medieval...
Ahora sólo queda ver cómo lo editan aquí.

Alvaro dijo...

tiene buena pinta, sobre todo partiendo del exo k me encanta el cine y la novela negra, y si encima los ponen sin poderes, puede ser muy bueno el experimento este. es duro en cuando a las escenas?

Wherynn dijo...

No me estas diciendo dnd esta el puesto de camisetas... y mi innominado blog por fin tiene nombre, ja!

bsssss!

Repelux dijo...

Tengo que leermelo, me encantan Spiderman y el cine negro...

Ch@RLie Slowpoke dijo...

Layo, no quiero asustarte, pero me acabo de enterar de que Deadpool sale en la peli de Lobezno. Miedo me da. No, no el resultado, sino lo que haga el bueno de Muertopiscina como venganza

Adán dijo...

Mmmmm.......... ¡suena superinteresante!

Me gusta mucho el planteamiento. Especialmente por el matiz "miniserie aislada", porque a veces me da la impresión de que si quisiera leer Marvel tendría que leer todo para no volverme loco con tanta mezclavolución de universos y tal....... (excusa para no leer comics? tal vez).

Un saludo!
Adán.

Superlayo dijo...

Eva: Bueno, al menos no es un pistolón enorme...

Charlie: ¿Te refieres a la miniserie de 1602? Técnicamente eso es Edad Moderna; en Edad Media Spiderman sería rollo Robin Hood, o al menos le pegaría, creo yo. Respecto a Masacre, espero que acabe desfigurado y suelte chistes a bocajarro. Si no ya le caerán comentarios absurdos por los cómics, seguro.

Álvaro: Tiene una buena ambientación (típica del género), aunque las escenas más duras se alejan un poco de él.

Repelux: ¡Entonces es perfecta para usted, o algo!

Antón: Hay muchas iniciativas en este sentido, cuando se arman jaleos es cuando empiezas a mezclar personajes de varios universos. Ese es, al mismo tiempo, el mayor defecto y virtud del Multiverso Marvel...
En DC para evitar lo que tú comentas redujeron sus historias a un único universo, aunque luego pasó a existir un multiverso de 52 realidades (que pueden parecer muchas, pero no son nada comparadas con las infinitas de Marvel).