miércoles, 4 de marzo de 2009

Soy leyenda

O algo parecido, aparentemente, al menos por mi facultad. Para los que no lo sepan, yo tengo por costumbre ineludible el pasar todos mis apuntes a ordenador, ya que esto me permite reorganizar lo que escribo en clase, poner negritas, resaltar fechas, amén de hacerlo en general más legible y facilitar el estudio. Así pues, yo ahora mismo tengo mis apuntes de toda la carrera en formato Word, comodamente impresos, pero con copia en el portátil. Pero eso también conlleva que, si alguien le falta algo de una asignatura y me lo pide, yo se lo paso todo. Y puede quedar así la cosa, pero ese otro alguien puede pasárselo a alguien más. Y así sucesivamente. De tal forma que, por lo que me comentan, en cursos inferiores hay bastante gente echando mano de (y dando gracias por) mis apuntes. La única diferencia con algún santón anónimo del que eché yo mano alguna vez (actualizando, rellenando huecos y dándole un poquito de coherencia), es que yo siempre pongo mi nombre en el encabezado o en el pie de página, y la gente no se suele molestar en quitarlo. ¿Quién es ese Pelayo, que pasa todo a ordenador, y al que tanto debemos?, se preguntarán (aunque con menos probabilidad lo segundo), al tiempo que puede que mientras yo mismo esté pasando no muy lejos de ellos. Puede que alguna vez sepan quien soy (ey, en cuyo caso, si alguien me lee y le suena la historia, acepto invitaciones a pinchos y donativos de todo tipo. No, una estatua, no, por favor, mi modestia me lo impide), pero lo más probable es que mi figura permanezca en un halo de misterio. Al menos hasta que un cambio de profesor vuelva obsoletos mis apuntes (anda, lo que tendría gracia sería que acabase yo impartiendo una clase y que la gente la estudiara por mis apuntes. No se si sería ironía o justicia poética, pero la idea me encanta. Y no sólo por lo del empleo, que también). Aún cuando termine la carrera, mi legado (ni hijos, ni árboles, ni libros, señores, ocúpense en pasar apuntes a Word si quieren dejar una huella en el mundo) seguirá presente por el campus del Milán. Compañeros, amigos, lectores todos... Puede que esta sea una chorrada de post, pero había que dejarlo claro: Soy leyenda.

7 comentarios:

Javi_Pichu dijo...

"Quién es el que desde el anonimato vela por nuestros intereses académicos, quién es la salvaguarda de tan afamado conjunto de sabiduría, quién tuvo el valor suficiente de leerse interminables manuales para crear esto que hoy nos permite sacar nuestros estudios adelante..."

"Es él. Es la leyenda"

Te has flipao un poco, de todos modos... reconozco que me resulta curioso que permitas el rular de tus apuntes por doquier jeje, a mí no me gustaría nada...

paco dijo...

No sólo te has vuelto inmortal, además has descubierto la belleza de la libre distribución de la cultura (ya sabes, GPL, Copyleft, Creative Commons y todas esas cosas que ponen nerviosos a los gestores de Copyrights)

Adán dijo...

Pichu, tío, esa es la mentalidad de cácel de ADE.

En Informática también tenemos una de esas leyendas (Alberto Suárez), y muchos agradecemos sus apuntes de muchas cosas ^_^. Amén de otros autores que han distribuido apuntes sobre asignaturas puntuales, claro.

Pelayo, yo te recomendaría que para "publicar" tus apuntes lo hicieras en formato PDF (¿cómo? con ésto).

Pero no pretendo restar mérito a tu hazaña, chico. Enhorabuena! :D

Un saludo!
Adán.

Ch@RLie Slowpoke dijo...

¡Anda que no eres fantasma ni na'! Pero ciertamente, estás dejando huella en tu facultad. Y además, mola que te conozcan por algo tan guay. Pero has de reconocer que el fondo no es tan bueno que tus posibles alumnos estudien con tus apuntes: el departamento se preguntaría para qué te necesitan si la gente ya tiene los apuntes y puede estudiar por su cuenta!!!

Ah! Y yo también le debo mucho a usted, caballero, y no tengo sus apuntes. Pásase por mi blog y lo entenderá:P

Javi_Pichu dijo...

Eh eh eh, en ADE no somos una cárcel... ni tampoco tenemos esa mentalidad... sólo se trata de que la gente te suele mirar mal cuando rulan apuntes por ahí... incluso los profes.... ¡no es mi culpa, maldita sea!

Whers dijo...

Pos hombre, no es por nada... pero en Filologia todo el mundo los pasa a word (claro, menos servidora, k sigue adorando el trabajo artesanal y directamente a limpio)asi k menos mal k estas en un sitio dnd hacerte famoso... xdd.

No te molesta que los demas se lleven el beneficio de tu trabajo? (otros lo llaman altruismo)

bs!

P.D. Mounstro, t has cortado el pelo!

Superlayo dijo...

Pichu: Lo he escrito conscientemente como flipada. :p Yo mismo me he salvado el culo alguna vez por apuntes de mis predecesores, entiendo que pueden ser un buen salvavidas. Ahora bien, yo no soy infalible, y quien los tome como dogmas de fe podrá encontrarse con sorpresas desagradables (como alguna vez me pasó a mi), así que son una espada de doble filo.

Paco: A pesar de ello, me gustaría que si termino escribiendo yo un manual y me cogen libremente cultura de él, que me referencien en la bibliografía. Un poco por la honrilla, y tal. Con los apuntes no lo considero necesario. :p

Antón: ¿Para que no puedan copipastear, dices? Bah, realmente me da igual, lo dicho, no son perfectos, y no están de todas mis asignaturas. Y algún día quedarán obsoletos. Ah, y con actualizaciones como la última de tu blog, casi que no te molestes en volver a poner el formulario antiguo, no sabría que comentar. :p

Charlie: Que conste que todo esto surge de que otra persona me dijo "Meca, eres leyenda, tío...". Y cualquiera puede (bueno ahora no, porque hay un sistema con prácticas y trabajos) sacarse Historia por su cuenta, leyendo y estudiando manuales, así que...

Eva: ¿Aún hay carreras de Filología? :p :p :p Lo que preguntas ya lo respondí a los anteriores. ¡Y deja de espiar mi pelo! :p