domingo, 22 de marzo de 2009

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 8 (Última parte)

“Dejando a Andrés con sus inquietudes homoeróticas selváticas, giramos el hilo argumental hacia la misteriosa situación de los Amazing Friends, quienes parecen haber obtenido algo más que el resto del mundo civilizado a estas horas de la mañana: un buen desayuno, e informaciones fidedignas de lo que ocurre a su alrededor. Y después de ese cínico comentario, retomamos la conexión con Cable y sus alegres y dicharacheros invitados a la mesa…” - Y básicamente es eso. –repuso Cable a sus contertulios- Los aletheianos proceden de un lejano sistema solar cuyas duras condiciones de vida les impusieron el camuflaje y el ocultamiento como principal comportamiento. Sin embargo, cuando mi telepatía aumentada les detectó aquí, bajo el Triángulo de las Bermudas, parecieron identificarme con una especie de entidad elegida para guiarlos hacia una existencia sin miedo. - Na, na, na, na, naa… Complejo de Mesías… -canturreó Masacre mientras esparcía mantequilla sobre un cruasán partido a la mitad. - Creencia que por otra parte no me viene mal, ya que curarles de su paranoia me permite utilizar sus recursos para dar forma a la utopía que aspiro crear con tiempo suficiente. - ¡En! ¡Coff! ¡Trometido!tosió Masacre mientras ponía un filete de pollo en el interior del cruasán. - Si tienes algo que decir, Wade, ¿por qué no lo haces directamente? –preguntó Cable, molesto. - De acuerdo… ¿No queda más merengue?preguntó Masacre echando todo el merengue de un bol en su exótico desayuno- ¡Apenas cubre mi filete! Eso me recuerda, Berto, tienes que escuchar la historia de cuando intentando salvar a un cliente de Mundo Asesino, Arcade intentó ahogarme en una sala hasta el techo de merengue, y con más azúcar glasé que aire en la habitación. - Estoy seguro de que preferirían saber el paradero de su amigo Andrés en lugar de esa historia. –replicó Cable antes de que Berto tuviese tiempo a contestar nada. - Digamos que hubo mucha mierda entremedias, y dejémoslo ahí, entonces.dijo Masacre a Berto- ¿Andrés? ¡Pero si ya te conté todo lo ocurrido nada más despertarme! - Según tu versión, te infiltraste en una corrupta corporación alimenticia para impedir que ampliasen sus lazos con terroristas. Pero al volver del baño dijiste que te viste obligado a luchar contra unas dominatrix lesbianas conservaduristas que intentaban destruir a una núbil industria cinematográfica en ciernes. –dijo Cable- Luego farfullaste algo de que se te había escapado tu bola Smash y que por eso no habías podido utilizar tu golpe especial para defenderte, así que te viste obligado a teletransportarte aquí, a Providence, porque (y cito textualmente) querías impedir que te explotase la cabeza como un Lemming. - ¡Eso es tan cierto hoy como el día en que fue escrito!replicó Masacre. - Me lo contaste hoy, y no ha sido escrit… -empezó a contestar Cable- Oh, ¿por qué me molesto? - Vuestra incapacidad de romper el cuarto muro me resulta frustrante, a veces.suspiró Masacre- Está bien, transijo, que estos mindundis cuenten su versión para que tú te empanes y luego yo les digo que hice con ese adorable pilluelo de Basteiro. Y hablando del tema, pásame la empanada, Chama, viejo amigo, este bote de chimichurri no se va a vaciar sólo. “Bueno, casi nos ahorramos la perorata de los coleguillas, ¿no?, que ya la hemos visto en vivo y en directo tiempo ha. Sí, se que esto se está convirtiendo en una costumbre, pero mejor esto que repetir ya lo que ha pasado antes, ¿verdad? ¿Primero os quejáis de flashbacks repeticiones, y ahora queréis hasta los extras de la depilación inguinal de Andrés? Por favor… Pero mientras tanto, y teniendo en cuenta que nosotros ya sabemos como le va la vida a Andrés, ¿que tal si le echamos un vistazo a las desventuras del otro retaco (aunque a este aún le queda tiempo para crecer) co-protagonista y estrella invitada de esta saga, el dolor de cabeza de la EUM, el asiático comechocolate anti-sistema Amadeus Cho? Para él también ha pasado un día, y se puede decir que ha sido movidito… ¡Porque ha sido secuestrado con facilidad por Kraven el Cazador, y se lo ha pasado volando en avioneta hacia la Antártida, con destino a la Tierra Salvaje, y directamente a las insidiosas maquinaciones de Niño Listo! De hecho, aquí lo tenemos, cara a cara con el líder de los mutados de la Tierra Salvaje… (¡Ese es, ese era el nombre! ¡Llevo teniéndolo en la punta de la lengua desde el número anterior!)” - Ah, joven Cho… Nos honra con su presencia. -dijo Niño Listo abriendo la caja que le había traído Kraven (que claramente tiene acciones en una fábrica de cajas de madera, probablemente gestionada por algún tipo de mono). - Si esta vez este es el cachorro adecuado, espero mi recompensa. –dijo Kraven al lado de la caja- Me iré en cuanto mi piloto rellene el depósito, y espero ver un aumento en mi cuenta bancaria cuando regrese, o si no probaré el sabor de la caza en la Tierra Salvaje. Una caza de mutantes, cuyas cabezas exhibiré como trofeo en mi hogar, si no cumples lo prometido. - No es necesario amenazar, cazador. –replicó Niño Listo- Pero tu sueldo podría aumentar si entrases a mi servicio durante un tiempo más. Quedaos tú y tu piloto como invitados en la humilde ciudadela de los mutados de la Tierra Salvaje. Preveo que necesitaré de tus bestiales habilidades en poco tiempo. - Mutados o mutantes, tendréis bien en tener cuidado y respeto hacia Kraven. –respondió este avanzando hacia su nuevo patrón- O tendréis oportunidad de descubrir cuan bestial puedo llegar a ser. –añadió Kraven saliendo por la puerta de piedra de la sala- Y no penséis siquiera en drogarme. Calypso, mi antigua amada, me proveyó de antídotos contra centenares de venenos, y de todas formas, cazaré mis propias comidas. - Necio… -musitó Niño Listo- Como si me hiciesen falta simples drogas para tenerle a mi servicio como un fiel perrito. –se giró y sonrió hacia Cho- ¡Pero espero que te encuentres cómodo! - Hubiese preferido un sofá, o un billete de vuelta en la avioneta que mencionaba aquí el amigo Van Pelt. –respondió Cho, sujeto entre los cuatro brazos de un musculoso mutado, que le había agarrado en su intento des escabullirse de la sala. - ¡No temas! Tendrás más comodidad y otras recompensas en cuanto utilices tu prodigioso intelecto para solucionar mi problema. –informó Niño Listo. - Oh, por el amor de Dios… -suspiró Cho- Nunca debí presentarme a ese concurso intelectual. Oye, respóndeme una cosa, al menos… ¿Por qué tooodo el mundo se empeña en usar como servicio técnico a la séptima persona más lista del planeta? Quiero decir, ¿raptan a Mister Fantástico o a Doc Muerte constantemente para estas cosas? ¡Porque son más listos que yo, y aún me superan cuatro! - Sin duda comprenderás que son más difíciles de capturar, y aún más complicados de mantener presos… -dijo Niño Listo- Por no hablar de que tu venganza es menos temible que la del señor de Latveria… - Bueno, yo también tengo mis contactos… -comenzó a decir Cho. - ¡Basta de cháchara! –exclamó Niño Listo- Es hora de que te plantee el trabajo en que te vas a ocupar. - Déjame adivinarlo, necesitáis un nuevo suavizante para taparrabos, ¿no es cierto? –dijo Cho- Aquí el amigo tiene pinta de rozarle todo… - Para nada. Con tu ayuda, daremos la vuelta al campo magnético terrestre –dijo Niño Listo señalando un mapa de la Tierra invertido. “¡Rayas y centollos, invertir la polaridad magnética de la Tierra! ¡Si algo se de física (y no lo se), eso haría, como poco, que las agujas de mi reloj hiciesen chiribitas! Pero bueno, estos son los párrafos conclusivos del número, así que ya sabéis como va la cosa… ¿Logrará Niño Listo hacer realidad sus siniestros planes de invertir los polos magnéticos? ¿Se aclimatará Andrés a la vida selvática y más importante aún, accederá a usar taparrabos? ¿Y harán algo los llamados Amazing Friends, o continuarán bajo el Atlántico, escuchando las socarronas anécdotas del mercenario bocazas? ¡Las respuestas a esto (y mucho más) en Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 9!”

5 comentarios:

Wherynn dijo...

Jajaja, ¡que bueno lo de rayas y centollos!

Cuantos mas numeros piensas hacer?

bs!

Repelux dijo...

¡Rayos y centollos! Sigues superándote. La mejor fanficción que he leído en mi vida.

Alvaro dijo...

jajajaja, pelayo, una pasada tio, has de pasarmelos a word pa tenelos todos juntos, y a espera d mas, ya lo sabes jajajajaja

Superlayo dijo...

Eva: Pues esta saga terminará en Junio, con el número 11... No obstante, tengo en mente ideas como para 4 sagas más, como poco. ¿Empieza a rallar, o era simple curiosidad?

Repelux: Comentarios así son los que animan a seguir con estas chorradas. :p

Álvaro: Ando en trámites de escribir el siguiente número, ya voy por más de la mitad. Y sí, debería estar estudiando. :p

paco dijo...

Conque la razón para secuestrar a la séptima persona más lista es un delicado equilibrio entre la inteligencia y la vulnerabilidad del secuestrado ¡Esto puede revolucionar las leyes del mercado tal y como las conocemos!