domingo, 4 de enero de 2009

The Spirit (1)

Anteayer fui a ver la película de Spirit con mi tío. No soy especialmente cinéfilo (por lo que puede que lo que voy a decir ahora no tenga demasiado peso), pero es, probablemente, la peor película que haya visto en mi vida. Reconozco que ya iba con prejuicios respecto a la película, por pinceladas que había visto de ella o por críticas de gente que la había visto, pero esto nunca ha sido óbice para disfrutar o entretenerme con un largometraje (y a las pruebas me remito).
Y es que no es solo que sea una mala adaptación (que lo es), es que es una mala película. Cuando crees que ha alcanzado un límite, lo supera, pero es un límite en caída libre de calidad. Yo ya me esperaba que Miller transformase a Spirit en un remedo de su Sin City, pero es que el Spirit de Miller es, y parafraseo a mi tío Nacho, como la resaca de una peli de Tarantino.

Solamente como elemento comparativo para quienes la hayan visto, hago una breve semblanza del Spirit del cómic, del Spirit de Will Eisner, un tío que estrenó con esta serie tantos recursos nuevos en el cómic (años más tarde escribiría varios libros teóricos sobre el medio) que los más importantes galardones del noveno arte llevan su nombre. Volveré a la película más adelante.

Para alguien como yo, que suele fijarse más en el argumento que en el dibujo, reconozco que Eisner merece el reconocimiento que tiene, destacando quizás (por lo sofisticado y lo notable de ellas) sus ya clásicas splash-pages, una viñeta a toda página para introducir sus historias, generalmente introduciendo de manera original el logo de Spirit dentro de la ilustración, adaptada con gran originalidad a la historia corta (solían ser 7 páginas, al ser historias para periódicos dominicales) que presentaba.

Para que os hagáis una idea, Spirit es un cómic cuyo protagonista principal es Denny Colt, detective privado que es dado por muerto al exponerse accidentalmente a un producto químico durante un caso. Despertando poco después, decide abandonar su identidad y convertirse en un justiciero enmascarado, para actuar allí donde la policía se ve inútil.

A partir de aquí, el bueno de Eisner trataba de todo. Fundamentalmente temas policiacos y de misterio, pero también románticos, una clásica historia navideña anual, ciencia-ficción o fantasía. Sobre todo después de su regreso de la Segunda Guerra Mundial, las historias se volvieron inesperadas, y Spirit podía ser un mero secundario en una historia de otro personaje específico que contaba su propia historia.

Pero ante todo, el personaje de Spirit es un tipo entrañable. Un tío con suerte (por salir más o menos ileso de todas sus aventuras) que, sin ningún tipo de superhabilidad, resuelve casos con su astucia e inteligencia detectivesca, recurriendo a los puños si es necesario. Pero siempre con humor, siempre con momentos de poner caras expresivas realzando una situación si resulta grotesca. Spirit bien podría haber sido interpretado por Cary Grant en su época dorada.

Eso es el Spirit de Eisner. Pero no el Spirit de Frank Miller, sorprendentemente amigo de Eisner (llegó a publicarse un libro de una larga conversación entre ambos acerca del cómic) y afamado guionista de cómics como Sin City o Daredevil (él creó al personaje de Elektra, ¿saben? Sí, como el complejo de Elektra. Complejo de Elektra. Complejo de Elektra. Sabrán de lo que hablo si han visto la peli). Yo les diré que es el Spirit de Frank Miller. ¡En el próximo post!

9 comentarios:

Javi_Pichu dijo...

Ey, pues a mí me gustó... claro que no he leído ningún cómic de Spirit. Pero la peli en sí me entretuvo, es más, me sorprendió por lo mucho que me entretuvo ya que me esperaba un bodrio, pero yo creo que no está tan mal para quienes como yo, no han leído el cómic!

Se trata -para los que sólo ven la peli sin leer el cómic- de una peli extraña de un detective con suerte que, además, resulta ser un don Juan, en una ciudad muy de los años 50 donde ese ambiente de mafias que recuerda a películas sobre la Ley Seca se alterna con la aparición repentina de teléfonos móviles y extraños personajes.

No sé, a mí me entretuvo :S

Adán dijo...

Madre mía, parece que hayáis ido a ver dos pelis diferentes.

Lo primero que pensé al ver el título del post fue: "Mierda, no me dio tiempo a avisarte de que no fueras a verla". En serio.

He de decir, Pichu, que yo no leí el comic. Y que la peli me pareció entretenida, con algunas cosas interesantes, pero más bien malaca. Y los que iban conmigo tenían opiniones bastante peores incluso.

Lo mejor: La toma del dinosaurio. XD

Un saludo!
Adán.

Whers dijo...

Si The Spirit, que casi veo el sabado (menos mal que decidimos no ir a verla, por lo que dices)es la mitad de mala que Sin City -coje una bandeja y se protege de las albondigas que le tiran los fans de Sin City. Otros antifans de Sin City se unen y forman una barrera de bandejas- me alegro de no haberla visto. Si es que tenia pinta de ser un horror...

bsots!


P.D. Si quieres ver una "peli" o mejor dicho, un conjunto de imagenes inconexas, ve "Guardianes de la Noche". No hay nada peor. Sin City es de oscar comparada con esa :S

Javi_Pichu dijo...

Yo no he hablado de una obra magistral :P sólo he dicho que es entretenida y extraña jejeje

Superlayo dijo...

A todos: Les contesto en la segunda parte de la crítica, no sea que algo ya lo conteste en el post propiamente dicho y resulte redundante.

Ch@RLie Slowpoke dijo...

Yo no me he leído nada de Spirit, pero me da como no se qué ir a ver la peli... Es que Sin City me gustó, pero no tanto como los cómics y 300 me pareció una sobrada. Frank Miller llega un punto que lo hace todo igual!!! Bueno, mejor me espero a tu segundo post sobre el tema, a ver si despejas mis dudas.

PD: Cómo me puedo poner el banner de la PGNGJSER?¿?

Superlayo dijo...

Charlie: Tenía previsto terminar el segundo post para hoy, pero me vino la inspiración largo tiempo perdida con Astonishing y me comió el tiempo, lo más seguro es que esté mañana.
Respecto al banner, que la dama escarlata ha tenido a bien proporcionarnos, el código para que se mueva (como buen gif), está en su blog, a disposición de todos los que lo quieran.

Repelux dijo...

Este Frank Miller con sus matones y sus prostitutas... Me extraña que su versión de Robin no fuera una.

Superlayo dijo...

Repelux: Probablemente fuese ambas cosas, si no Frank Miller no sería un GENIO! y un CACHONDO!, como dicen los de Adlo. :p