domingo, 18 de enero de 2009

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 6 (Última parte)

“¡En una escena desgarradoramente rápida, yo caí hacia atrás y utilicé mi impulso para voltearle por encima mío, arrojándole contra la pared más cercana! ¡Las butacas salieron disparadas al caer Samson al suelo, arrojando a Pelayo, Bautista y Berto a un extremo de la habitación, mientras Chama miraba incrédulo hacia la escena!” - ¡Oooh, público!dije emocionado, mirando hacia los presentes- ¿Crees que podrás mejorar tus intentos de psicoanálisis ahora que nos ve más gente, doc? - ¿No puedes ver como realmente QUIERES la ayuda psicológica que yo puedo proporcionarte? –preguntó Samson levantándose- ¿Por qué si no harías referencia a ella de forma constante, como de tu verdadera identidad? - ¿Por qué intentas tu apañar mi mente mientras luchamos?respondí, lanzando esos entrañables shurikens, las estrellas ninja favoritas de América, contra el pecho de Samson- ¡Distracción, doc! ¡Mi chispeante conversación es mi mejor arma, así que asúmelo… ¡A estas alturas ya deberías saber que no puedes vencer mis portentosas habilidades tácticas ni mi inigualable estilo en el Sing Star! - Y sin embargo, aún soy capaz de arrearte un buen golpe, así que tu verborrea nos distrae a ambos. –respondió avanzando con rapidez ante mí, tratando de agarrarme en un abrazo de oso, mientras yo intentaba agacharme. - ¿Ah, sí? -respondí después de recibir un puñetazo en la espalda, arrojándome prácticamente al suelo- ¡Pues tu mera presencia provoca sarpullidos en Álvaro, mi buen colega narrativo!sabes que Samson no puede romper el cuarto muro, ¿verdad? Bueno, y nadie te ha invitado a formar parte de la narrativa dialogal, y aquí estás, ¿no? Eh, si puedo estar en la narrativa normal, puedo estar aquí, capullo. ¿A quién llamas capullo? ¡En cuanto barra el suelo con este idiota de Samson, te vas a enterar! Aunque nada me gustaría más que ver humillado a Samson, tío, quizás tendrías que prestar más atención a la pelea. ¿Eh? ¿Qué dices, panoli? ¡Ah!- ¡Ouch! ¡Por favor, este es mi cuerpo de los domingos!exclamé al ser enviado de un golpe contra uno de los butacones de la sala de espera, no dando a Berto por centímetros. Cosa que no habría ocurrido si prestases un mínimo de atención a la pelea. ¡Cierra el pico, bolchevique rampante! - ¿Se te acaba el fuelle amigo? –preguntó Samson estúpidamente- Recuerda que no solo tendrías que vencerme para salir medianamente indemne, sino también acabar con los guardias de S.H.I.E.L.D. de todo el helitransporte en una huída desesperada a miles de metros de altura… Creo que no puedes soportar a Doc Samson a plena potencia. - ¿Eso es lo mejor que puedes hacer? Chico, ¡no me extraña que no seas un superhéroe a tiempo completo, ni que en tus casi cuarenta tacos sólo hayas protagonizado una miniserie! ¡Tu colección se hundiría en el fango por aburrimiento lectoril!pregunté a Samson mientras este intentaba encajarme un nuevo golpe y yo le esquivaba hábilmente, como acostumbro. Ja, seguro, como acostumbra. Claaaaro…- ¿Y de qué va todo este rollo de puñetazos y más puñetazos?añadí al tiempo que me moví con agilidad lanzándole trozos de escoria metalizada que Samson había roto con sus puñetazos fallidos- Vale que no tengas más que superfuerza y la resistencia de un búfalo irradiado, pero… ¿Qué clase de parodia de estrategia de lucha y habilidades de combate es esa? - ¡Que apropiado, tú peleas como una vaca! –respondió Samson con inusitada presteza. - ¿Referencias no-tan-sucintas al Monkey Island, doc? ¡A mis brazos!dije saltando hacia Samson, y clavándole la cimitarra de vibranium en el brazo, atravesándolo prácticamente de un lado a otro- ¿Entonces qué, gente? ¿Ponen algo en la tele o salimos por ahí de parranda?pregunté a Chama y Berto, mientras Samson aullaba de dolor, lloriqueando en el suelo. En realidad diría que está gruñendo de dolor mientras intenta sacarse la cimitarra, Andrés. ¿A ti que te pasa? ¿No te caía mal? ¡Déjame desacreditar a esa nenaza musculada de pelo esmeralda! - ¿Por qué haces esto, Andrés? –preguntó Chama avanzando un paso hacia mí, nada amenazadoramente, como acostumbra. - Te lo explicaré, Chama.respondí- Hay un hombre… Con una máquina de escribir… ¡Y adora los comentarios! Podría matarnos a todos si no inundamos su reino virtual con sus preciosos comentarios, capicce?sacando de un bolsillo una pequeña cerbatana, la disparé contra Pelayo, que cayó al suelo, inconsciente- Solo trabajo para salvar el pellejo de todos… Incluido ese peripuesto jerifalte de S.H.I.E.L.D. ¡Y ahora, seguidme todos!ordené corriendo por el pasillo. “Mientras Andrés está ocupado huyendo por el helitransporte, os comento, peña. Las chicas estaban en el piso (el piso de los tíos, se entiende) organizando su venganza contra Andrés, aún a pesar de las continuas reticencias de Leti. Por ahora tiene preparado una excelente trampa con cepo de lazo, currada, currada…” - No se si me siento cómoda con esto… -comentó Leti. - ¡Oh, por favor! –masculló Graciela- Hemos accedido a cambiar el cepo para osos por una lazada de cuerda… - Por eso y por solidaridad con nuestro pequeño amigo plantígrado… -comentó Cata a Jenny señalándole al gran oso falso situado en un lado de la habitación. - …Y hemos decidido una venganza no física frente a una psicológica que le duela tanto como a nosotros lo que nos hizo. –finalizó Graciela- Así que, queridísima amiga, conciencia de nuestras vidas, por una puñetera vez… ¡Cierra el pico! “¡Eh, devuélveme el control narrativo, maldito rufián! Oh, lo siento, creí que podía rellenar un poco de espacio mientras volvías… Ah, bueno, al menos aprendes algo de educación y respeto a tus superiores. Bien, no quiero ni saber lo que estabas contando, así que volviendo a lo importante… ¡Chama, Berto y yo mismo corremos por los pasillos del helitransporte, con agentes de S.H.I.E.L.D. avisados por Samson tras nuestros pies!” - ¿Estás loco, Andrés? –preguntó Chama- ¡No hay forma humana de que salgamos de aquí! ¡Estamos en un helitransporte a miles de kilómetros sobre Vigo, buscados por la práctica totalidad del personal de seguridad de la base! Por no hablar los que nos pisan los talones… -añadió mirando hacia atrás, donde se oían pasos apresurados. - ¿Y cómo cojones hiciste reventar parte del helitrasto este? –preguntó Berto- ¡No saliste de esa sala con la lechuga melenuda, y antes de eso ni siquiera te separaste del grupo! - Me teletransporté con mi tecnología.respondí- No está patentada porque yo no la inventé y roza la ilegalidad por su precisión y amplia distancia de rango de transporte, pero… Ey, podríamos salir de aquí con este cacharro… - ¿No habías podido pensar eso antes, subnormal profundo? –preguntó Berto, señalando a los guardias que nos apuntaban desde la dirección hacia la que corríamos. - Bueno, realmente no es que lo olvidase, sino que quería tener la típica persecución-huída por pasillos, rollo Estrella de la Muerte. Me gustan los clásicos, ¿sabes? Bueno, chicos, este es el fin… -dije frenando en seco y cogiendo a Berto y Chama por las ropas con un brazo- Como diría el adorable equivalente a mi musa Bea Arthur en la Península Ibérica, Lina Morgan… So-la-men-te puedo decir… ¡Gracias por venir!canturreé arrojando mi máscara al público, activando con mi brazo libre el teletransportador de mi cinturón, y desapareciendo por tanto los tres del helitransporte. “Al instante, los tres reaparecimos en el piso de los tíos, cuyas coordenadas yo ya había programado previamente en mi agenda de bolsillo, que puede conectarse al teletransportador mediante un cómodo puerto USB… Mis colegas piensan en todo, ¿sabéis? Bueno, al margen de eso, decir que allí también estaban cuatro visiones celestiales…” - ¿Pero qué? –comenzó a preguntar Jenny. - Señoritas, señoritas… -dije avanzando hacia ellas- Responderé a todas sus preguntas con unas cuantas copas de champagne y un poco más de privacidad, totalmente encantad… ¡Uagh!clamé al verme arrastrado hacia el techo por una trampa lazada, que se había apoderado de mi pierna derecha. - Bien, asumo por las descripciones de Leti que ese es el renovado Andrés. –comentó Graciela. - Pero pava, ¿qué vas a hacer? –preguntó Berto a su novia. - Tú no te metas si sabes lo que te conviene. –le espetó Graciela cogiendo un soplete- Esto es asunto entre las chicas y el viejo Andrés. - ¡Ey, yo no soy el viejo Andrés!me defendí- ¡Soy nuevo y renovado! ¡Soy un Ultimate Astonishing Andrew! - Graciela, chicas, no hagáis nada de lo que os podáis arrepentir… -dijo Chama, tranquilizadoramente- No estoy seguro de que churruscar a Andrés a la parrilla os hiciese sentir mejor a largo plazo, y… - ¿Andrés? –preguntó Cata- ¿Quién ha hablado de churruscar a Andrés? –dijo levantando una sábana, bajo la cual se hallaba la pornoteca completa de la casa. No se atreverán. No. Álvaro, ocúpate tú de la narración, esto requiere mi total atención. Oki doki, tío. - Espero que disfrutes, Andrés. –dijo Graciela encendiéndo el soplete y quemando gradualmente todo lo que había sobre la silla, videos y revistas por igual- Yo estoy paladeando cada segundo… - ¡Monstruos! ¡Sois todos unos monstruos desalmados!vociferó Andrés, y, aparentemente recordando sus nuevas habilidades una vez despejado ligeramente del trauma, echando mano a su cimitarra, liberándose al cortar la cuerda- Y ahora… -comenzó a decir dando un salto en el aire hacia atrás y poniendo la cimitarra de vibranium ligeramente detrás de ti, en postura para atacar- ¡Ahora sufriréis por lo que habéis hecho, incuestionables arpías!lamentablemente para Andrés, el gran oso falso tras de sí, al que había hecho perder el equilibrio al finalizar su salto, se precipitó sobre él, con tan mala suerte que, interponiéndose entre ambos la cimitarra… - ¡Aaay! –gritó Leti de horror al rodar hasta sus pies la recién decapitada cabeza de Andrés.
“Bueno, han sido 6 números de divertidas aventuras para el Astonishing Andrew… ¿Cómo? ¿Qué farfullas? ¿Qué no vas a permitir que un cacahuete narrador concluya la serie porque sí? ¡Vete al infierno, maldito bastardo! ¡Si tuviese brazos ibas a recibir la paliza de tu vida! Y si tanta fe tienes en que Andrés sobreviva a esto, no te pierdas Astonishing Andrew and his Amazing Friends 7. Y a mí déjame tranquilo, tío varas, que yo sólo soy un cacahuete que suple al anterior narrador porque le han cortado la chola…”

6 comentarios:

Ch@RLie Slowpoke dijo...

Si Andrés vuelve después de ser decapitado, será mi héroe favorito para siempre jamás.

En fin, del hermoso a la par que entretenido relato de hoy me gustaría resaltar:

- Deadpool en el Sing Star?¿? El horror, el horror!!!

- "¿Referencias no-tan-sucintas al Monkey Island, doc? ¡A mis brazos!" Wonderful! Lo que me extraña es que no haya sido Andrew el que hiciese referencia al Monkey...

- Andrew es clavadito a Deadpool: sabe de sobra que es ficción. Y yo acudo en su auxilio: toma comentarios, maldito blogger ególatra!!!

- Creo que comparar a Bea Arthur con Lina Morgan es bastante raro, pero el efecto de Andrew cantando es cojonudo.

- Yo quiero que el maldito cacahuete siga siendo el narrador. Qué quieres que te diga: me hace gracia.

Wherynn dijo...

No mates a Andreees!! ¡es el mejor no-personaje que ha existido y existira! el antiheroe favorito d niños y mayores! de 8 a 80!

Bs! publica, publica!

Superlayo dijo...

Charlie: ¡Ole a su comentario con solera! Numeraré sus preguntas para hacer lo propio con las respuestas:

1) Seguro que con Sabina pega.
2) Si, a Samson no le pega nada, de ahí la efusividad de Andrés.
3) El Masacre del cómic utilizó durante un tiempo la frase de la máquina de escribir como un dogma de fe.
4) Quería utilizar el soniquete y la musa de Masacre siempre ha sido Bea Arthur. Demándeme. :p
5) ¡Está de suerte, Charlie, ese maldito cacahuete (que comenta a veces por aquí, y es el único personaje que puedo asegurarle al cien por cien que existe, del resto solo los conozco por segundas personas y conversaciones de MSN) narrará en solitario el número 7 de Astonishing! Y puede que indefinidamente, después de eso.

Eva: Si alguien le echa en falta, he hecho un buen trabajo, creo. Y tu promoción parece de un juego de mesa. :p

graciela dijo...

vaya, vaya, de modo k tengo esa mala ostia e? tal vez deberia empezar a aplicarla mas alla de las fronteras x estas burlas de teatro....

JAJAJAJAJAJAJA, ES BROMA HOMBRE, no, las cosas como son, berto me paso esto con miedo, diciendo k no era culpa suya nada d lo k salia alli (desde luego, k s un calzonazos, coño), pero debo decir sinceramente k si andres me hubiese exo lo k hace en tu historia, lo del porno era el primer paso PORQUE JURO X LO K SEA K NO LO RECONOCE NI SU MADRE D LAS OSTIAS Y TORTURAS K LE LLUEVEN ENCIMA, ME HAS OIDO, ENANO DE MIERDA?!
lamento la violenta reaccion, pero viendo como es, se pondra a intentar llevar sto a la realidad y x meter miedo...

Superlayo dijo...

Graciela: Visto lo visto me va a resultar muuuuy difícil que Andrés y vosotras retoméis la relación normalmente en la historia, ¿eh? :p

paco dijo...

Un protagonista sin cabeza descabezado, un cacahuete narrador y un ejército cabreado, pero lo que más me preocupa es el porno abrasado. Por favor, dime que el porno no sufrió al morir.