viernes, 19 de diciembre de 2008

El artista

"Una noche llegó a su alma el deseo de crear una imagen del Placer que resiste un Momento. Y se adentró en el mundo en búsqueda del bronce. Porque sólo podía pensar en el bronce. Pero todo el bronce del mundo había desaparecido, y en ninguna parte de todo el mundo había bronce que se pudiera encontrar, salvo el bronce de la imagen del Dolor que perdura por Siempre. Ahora, esta imagen, que él mismo había hecho, y con sus propias manos, la había colocado en la tumba de lo único que había amado en toda su vida. En la tumba de lo muerto que más había amado había colocado esta imagen que había creado, que bien podría servir como señal del amor de un hombre que no muere, y como símbolo del dolor del hombre que perdura para siempre. Y en todo el mundo no había otro bronce salvo el bronce de esta imagen. Y tomó la imagen que había creado, y la colocó en un gran horno, y le prendió fuego. Y del bronce de la imagen del Dolor que perdura por Siempre creó la imagen del Placer que resiste un Momento." Oscar Wilde.

5 comentarios:

Wherynn dijo...

Muy profundo, medalla de bronce.

Bs!

Wherynn dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
paco dijo...

Supo elegir, después de todo nunca olvidaría el dolor que perdura por siempre.

Superlayo dijo...

Eva: Agradéceslo al difunto señor Wilde, yo sólo meto textos ajenos como burda excusa de relleno en el blog hasta que tenga tiempo, ganas e inspiración para retomar el ritmo. :p

Paco: Lo recordaría, quizás no sin amargura, pero con más distancia. Yo también creo que supo elegir bien.

Adán dijo...

Será que estoy espeso, he tenido que leerlo y releerlo para cogerlo.

No puedo dejar de pensar que "El placer que resiste un momento" es una traducción un tanto escabrosa. ¿"Resiste"? Mmmm.... ¿puedo tener acceso al original?

Un saludo!
Adán.