lunes, 3 de noviembre de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 4 (Primera parte)

“En un complejo laboratorio lleno de artilugios varios, Leti observaba a través del microscopio una muestra de tejidos. A su lado, un ayudante de laboratorio esperaba de pie, cambiando constantemente el peso de una pierna a otra, intentando disimular a duras penas su nerviosismo.” - ¡Puede que sea el virus más mortal al que nos hallamos enfrentado jamás! –dijo repentinamente Leti levantando de golpe la vista del objetivo del microscopio. “Frente a una puerta cerrada, Berto y Álvaro discutían a voz en grito.” - ¡Admítelo, Varo! ¡Andrés se ha suscrito de por vida a la Penthouse! ¡Jamás volverá a salir de ese baño! – dijo Berto. Inmediatamente, Álvaro le arreó una bofetada. - ¡No digas eso, maldita sea! –añadió después Álvaro- ¡No te atrevas a volver a decir eso! - ¡Oye, gilipollas! –reaccionó al instante Berto- ¡Te voy a dar una hostia estilo vaquero que se te van a caer los dientes en fila india! –añadió lanzándose sobre Álvaro para golpearle. “En una sala grande y oscura, un oscuro personaje confrontaba una gran chimenea. A su izquierda, tras el ventanal, podía verse la grandiosa figura de la catedral de Notre Dame de París.” - ¡Ministro Chama! –dijo un soldado entrando en la habitación- La gitana se ha escapado. - ¿Qué? –preguntó éste, sorprendido. - No está en la catedral. ¡Se ha ido! –informó el soldado, con gesto consternado. - Pero… ¿Cómo…? No importa… -dijo con gesto adusto- ¡Vete, idiota! –ordenó, arisco- ¡Yo daré con ella aunque tenga que prender fuego a todo París! –prometió levantando la mano en forma de garra. “Sentado en su trono, tras el cual podía advertirse la inmensidad del espacio, y vestido con una túnica encapuchada negra, que le sobraba ridículamente por todos los lados, se levantó y, apartando los pliegues de sus mangas, avanzó hacia las tres figuras que se erguían orgullosas ante él.” - ¡Necios! –gritó Andrés descargando rayos de energía desde sus dedos a Chama, Berto y Álvaro, tendidos en el suelo frente a él- ¡Sólo ahora comprendéis el verdadero poder del lado oscuro! –dejó de emitir los rayos al sonar una alarma en su muñeca izquierda- ¡Oh! –exclamó- ¡Hora de comer! “Minutos después, cuando Andrés regresó a la sala por una puerta lateral limpiándose la boca con una de las mangas, se encontró con que ya no había nadie.” - ¡Oooh! –se quejó Andrés- ¿Por qué nunca puedo mantener mis amigos?
“Información: soy el Registrador NVK2, androide rigeliano diseñado para registrar e interpretar datos. La agencia de defensa conocida como S.H.I.E.L.D. me ha asignado a la vigilancia y estudio de la persona conocida como Andrés Basteiro. Conclusión: mi misión principal consiste en recoger y analizar datos sobre el sujeto, almacenándolos en mi memoria para un análisis posterior. Observación: iniciando transmisión de datos al helitransporte de S.H.I.E.L.D., y activándose el registro del sujeto…” - ¡Hola, cariño, ya estoy en casa! dijo Andrés, entrando por la puerta del piso. - ¿Ya? –preguntó Chama extrañado- ¿Tan pronto? –de fondo se oyeron risas enlatadas. - Sí.más risas enlatadas sonaron tras la respuesta de Andrés. - Berto, ¿quieres hacer el favor de dejar esa máquina de la risa? –preguntó Chama irritado- Me está crispando los nervios. - Joder, pues vale… -dijo Berto, tirando a disgusto a un lado del sofá una caja a la que estaba dándole con una manivela. - Andrés, ¿se puede saber dónde estabas? ¿Y me quieres explicar por qué has pegado al techo con cinta aislante al Registrador que S.H.I.E.L.D. te asignó para vigilar tu evolución? - Observación: el artilugio adherente al que llamáis cinta aislante impedía virtualmente mi movilidad. y por tanto aumentaba extremadamente la ineficacia de mi función primaria, que implica la vigilancia constante del sujeto que mis superiores han identificado como Andrés Basteiro. Conclusión: Andrés Basteiro no deseaba mi presencia cercana a su persona. –informé. - ¿Una razón? ¿Dejando aparte el hecho de que ese androide es insufrible sobremanera?dijo Andrés- Que puedo decir… ¡Un hombre necesita intimidad para según que cosas! - ¿Te has ido de putas? –preguntó Berto extrañado- ¿De nueve a doce de la mañana? - Mmm… Este tío sospecha… -murmuró Andrés- Quizás deba eliminarlo… Discretamente. - ¿Qué cojones dices, Andrés? –respondió Berto, mientras Chama lanzaba una mirada suspicaz- ¿Tú y cuantos más? - ¿Qué?preguntó sorprendido Andrés alzando las cejas- ¿Me están oyendo? ¿Cómo es posible que puedan oír mi narración en primera persona? - Andrés, estás susurrando. –dijo Chama- Y aún más, estás susurrando al lado de la pared del eco. - ¿El qué?preguntó Andrés. Al girarse, se encontró con que la pared a su lado, que daba a la calle tenía una forma cóncava- ¿Y esto? -añadió golpeando ligeramente la pared mencionada con anterioridad. - Observación: la superficie cóncava de la pared permite la repetición de un sonido producida por la reflexión de las ondas sonoras en el mismo. –informé utilizando los conocimientos científicos de mi base de datos- Dicha superficie realiza así mismo un proceso de amplificación sobre dichas ondas. - Insististe mucho en que la pared se reconstruyese así después de todo el follón del Cubo Cósmico. Clamaste apasionadamente por tener tu (palabras literales) propio muro de resonancia sónica. –explicó Chama- Dijiste que quedaba “totally eightier”, o algo así. - Ah. Ya.la expresión de Andrés podría haber expresado tanto sorpresa como confusión. Precisaría de un análisis posterior para concretar cual de las dos se correspondería con la realidad. Continuando con la narración…- Bueno, como comprenderéis, tengo cosas más importantes y menos arquitectónicas que hacer, gente… Me voy a mi cuarto.la gran mochila que Andrés cargaba en su espalda se rasgó por un lado, y el cañón de un arma de fuego surgió del agujero. La visión periférica y sólo el poder ver ese extremo no permite un análisis que determine de que tipo o modelo se trataba. - Ehm… -comenzó a hablar Chama- Andrés, ¿llevas una Kalashnikov en el bolsillo, o es que te alegras de vernos? - ¿Eh?comentó Andrés distraídamente- ¡No, por Dios! ¡Es un M16A2, estúpido ignorante chauvinista!mis sensores identifican la mirada que se vio en los ojos de Andrés como soñadora - Una verdadera maravilla de la tecnología de matar… El nuevo apaga-llamas, el cañón rugoso para una mayor sujeción por parte del tirador… ¡Otra novedad de la versión A2 es que puede disparar de dos maneras, semiautomático o bien a ráfagas de tres disparos! - Berto. –susurró Chama- Quítaselo. Ya. –al instante, y con rapidez, Berto se levantó del sofá dispuesto a abalanzarse sobre Andrés. Este, grácil e inusitadamente se apartó con tiempo suficiente para ponerle la zancadilla a su atacante. - ¡Uff! –resopló Berto al caer contra el suelo- Condenado hijo de puta… ¿Cómo coño has hecho eso? –preguntó mientras se levantaba y veía a Andrés dirigirse a su habitación. - ¿Hacer el qué?dijo éste a punto de entrar por la puerta- Te levantaste y resbalaste, ¿no? ¡Friegas demasiado, Chama!gritó para que éste le oyese- ¡O demasiado poco!añadió tras cerrar la puerta. “Observación: el sujeto Chama ayuda al individuo Berto a levantarse del suelo. Un análisis de sus rasgos faciales y su comunicación no verbal tiende a indicar un porcentaje medio entre los dos de un 20 % de confusión, un 20 % de preocupación, un 10 % de miedo y un 50 % de ira.” - Proposición: ¿Podría alguien facilitar mi función principal, que requiere de una atención prioritaria para ser completada con éxito? –pregunté, siendo mi súplica ignorado por ambos. - ¿Tú lo has visto, no? –inquirió Berto a Chama- ¡Ese cabrón me ha esquivado como si fuese un jugador del equipo nacional de waterpolo de Laponia! - Sí… -admitió Chama­- Y añadiría que te has golpeado la cabeza con demasiada fuerza. Intentaré hablar con él. –añadió dirigiéndose hacia la puerta de la habitación de Andrés, y deteniéndose en seco al ver que dicha puerta no se abría a pesar de manipular de la forma adecuada el artilugio conocido como picaporte- ¡Andrés! ¡¿Has puesto un cerrojo?! - Por favor… -sonó la voz de Andrés desde el interior de la habitación- Cerrojo es decir poco… ¡Tal calificación supone insultar a mis idolatrados artilugios de seguridad personal!añadió con cierto tono ofendido. - Andrés. Abre. –ordenó Chama, realizando nuevamente un intento de accionar el picaporte- Tenemos que hablar muy seriamente contigo. Estás metido en un buen lío, amiguito. - Escucha, Chama… -comenzó a decir Andrés- Me caes bien. Siempre lo has hecho, desde que te conozco. He llegado a cogerte aprecio. Por eso te concedo el beneficio de la duda y una amistosa advertencia.un sonoro clic se oyó desde más allá de la puerta de la habitación- ¿Por qué no le cedes el puesto de manipulación picapuertil a tu gorilesco acompañante? Estoy seguro de que la especie podrá subsistir sin que se propague su tara genética. - ¿Qué cojones dices, subnormal? –respondió Berto- ¿Tengo que reventar la puerta y partirte la cara a hostias? ¡Cuando acabe contigo va a parecer que como estás ahora es guapo! - Perdona mis rimbombantes expresiones, Berto, querido… -contestó Andrés- ¡Estaba leyendo la National Geographic, y todo se pega! ¡Ya sabrás que algunas de esas gachises científicas están de toma pan y moja! - Andrés, ¿a qué vino esa advertencia? –preguntó Chama- ¿Y qué se supone que era ese clic? - Ah, mais oui, mon capitaine… ­-contestó Andrés, simulando un extremadamente remarcado acento francés- ¡Se tgata de un sofisticado agticlugió! Aquel que manipule el picapogté, vegá gueducido a escoguia sus… Ejem… ¡Pagtes nobles! - ¿Y ese acento francés a qué viene? –dijo Berto, dejando con aprensión de aporrear la puerta. - Hay algo en los detectores de disparo térmico que emociona a mi dulce corazoncito… -repuso Andrés- ¡Y el francés es el idioma del amor, después de todo! –Andrés calló unos segundos- ¡Pero eso no impedirá que les aniquile a todos ellos, rayos y retruécanos! ¡Veré sus cabezas clavadas en pinos canadienses antes de que acabe el día! - Ehm… Por supuesto, claro, Andrés. ¡Nosotros apoyamos tu causa! –comentó Chama haciendo señas a Berto para alejarse de la puerta- Nos vamos a ver la tele, ¿vale? - ¡Grabadme Humor Amarillo e id comprando otra tele!advirtió Andrés- ¡Me ha entrado antojo de masacrar indiscriminadamente (y de forma políticamente incorrecta) a individuos asiáticos!

4 comentarios:

Wherynn dijo...

Ay! no tng tiempo ahora para leer pero me alegro que continúes con la odisea.

Ya te comentare! bs!

Wherynn dijo...

P.D. Es que no me puedo quedar sin ser la 1º que firme, bwjajaja, XD.

Ch@RLie Slowpoke dijo...

Bueno, he estado buceando un poco en tu blog y ahora ya lo he entendido todo un poco mejor. Joder, el Andrew es muy cachon.

Ah! Y puedes invadir mi blog todo lo que quieras, que para eso comenta la gente.

A seguir bien!

Superlayo dijo...

Eva: enferma... :p

Charlowpoke: Me alegro de que ahora Astonishing te resulte más inteligible. ¿Pero qué es cachón?

Ah, y como nota al margen. La voz de Andrés es amarilla como efecto secundario de la transformación ocurrida al final de la anterior saga. Todo se explicará a su debido tiempo.