viernes, 28 de noviembre de 2008

Muertopiscina, que poco te conocimos

Mis queridos lectores, como interludio previo al siguiente número de Astonishing Andrew, en donde aparentemente Andrés creer ser un tiparraco llamado Masacre, no me queda sino hacer una breve presentación acerca de este personaje, para aquellos que no lo conozcan. De nombre original Deadpool, la traducción de Masacre es bastante socorrida, teniendo en cuenta que dead pool es un juego consistente en apostar cuando morirá una persona (como lo que hay ahora con la Amy Winehouse, vamos).

Masacre vio la luz de manos del guionista Fabian Nicieza y el inefable Rob Liefeld, en una época de oscurentismo para el cómic, un mundo de terror para el noveno arte... La era de los noventa. Como historia del personaje, Wade Wilson se apuntó a un programa gubernamental canadiense (el programa Arma-X, que injertó el adamantium en el esqueleto y garras de Lobezno) para intentar salvar su vida del cáncer.

Aunque consiguiendo un factor curativo artificial que no sólo le permitiría mantener a raya a la terrible enfermedad, sino que le permitiría solventar prácticamente cualquier daño físico con gran rapidez. Wilson quedaría no obstante también terriblemente desfigurado en el proceso, y bastante afectado físicamente, todo hay que decirlo. Tomando el alias de Masacre, abandonó el programa y comenzó una vida como mercenario a sueldo. ¿Y eso es todo? ¿Qué narices tiene este personaje que merece un post único para presentarlo? Mirad, me encanta que me hagáis esa pregunta... Venid y sentaros junto al fuego, hijos míos, porque os presentaré algunas de las cualidades que han convertido a este personaje en amado por todos los que le conocen. Y es que Masacre...

Habla en amarillo.

Por razones desconocidas, los bocadillos (y cajas de pensamiento) de Masacre siempre han estado rebordeadas o (la mayor parte del tiempo, y actualmente) en color amarillo. Su voz ha sido descrita por otros personajes de cómic como la que adquiriría alguien tras enjuagarse la boca con grava y gasolina, y como grave, estilo Demi Moore. De todas formas, se sabe que es inconfundible. Y creedme, la gente tiene tiempo a oírla para no confundirse, porque Masacre...

Habla MUCHO.

No en vano le apodan el mercenario bocazas (Merc-with-a-mouth en el original). Puede que Masacre se callase debajo del agua, pero seguiríais leyendo sus narraciones en primera persona. Parlotea incansablemente (con abundantes referencias a la cultura popular) incluso durante una pelea; de hecho, es cuando su cháchara es más peligrosa, ya que distrae al oponente, al tiempo que él permanece (sorprendentemente) concentrado al margen de su verborrea. Tampoco es extraño que, además de hablar, Masacre...

Rompa el cuarto muro.

No solo su incansable conversación es marca de casa de Masacre, también el SABER que es un personaje de ficción. Tiende a comentar este hecho con otros personajes, quienes no le comprenden, o generalmente asumen que esos comentarios no son más que parte de su inestabilidad mental. Durante un tiempo, incluso, repitió como un mantra la respuesta a todas las preguntas de la vida: Hay un hombre... Con una máquina de escribir... ¡Todo esto no es más que un producto de su extraña imaginación! No es extraño que Masacre narre en primera persona o incluso introduzca el cómic, con todo tipo de comentarios acerca del mundo real. Y hablando del mundo real, difícilmente podría entendérsele como un héroe al uso, más bien...

Es un antiheroe.

Después de todo es un mercenario, o como él mismo se define, provocador bien remunerado de la sociedad establecida. En ocasiones lucha por sus amigos o por una causa que él considera justa, pero la mayor parte del tiempo robará, destruirá o asesinará para ganarse la vida. Aunque a veces realice encargos llevado por su corazón, básicamente es un soldado en busca del mejor postor. Y es que Masacre...

Es un hijo de los noventa.

Con todo lo que ello conlleva. Armas de todo tipo, desde pistolones (enormes o no) hasta espadas desproporcionadas. Si no llevase máscara, tendría ya lo más noventero que hay, que son los clásicos dientes apretados. La violencia no es solo parte inseparable del trabajo de Masacre, sino de su carácter. No obstante, aunque su violencia no fuese acompañada por su divertida personalidad y su chispeante conversación, no sería tan sólo un sociópata a sueldo. Y es que, ya para terminar, definitivamente tenemos que admitir que Masacre también...

Es humano.

Si os ha gustado... ¡No os perdáis más de la Masacre-manía la segunda semana de Diciembre, en el siguiente número de Astonishing Andrew and his Amazing Friends!

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Lemures mar-chosos (2)

Buenas, gente. Antes de nada decir que este post es menos informativo-aséptico y más personal, hablando de mi experiencia y comprendiendo que no todo el mundo puede estar tan contento con las vivencias que pueden tener lugar en Mar-Cha, y por lo tanto no es una visión objetiva. Si bien es cierto que nunca he oído a nadie echar pestes de Mar-Cha, sino simplemente no participar en el movimiento, o dejarlo cuando ya no les llenaba.
Si recordais el último post (¡y si no lo hacéis, lo tenéis abajo!), os hablaba de la organización juvenil Mar-Cha y de mi experiencia en esta época; había cortado el post anterior justo para explicar la etapa de formación que corresponde al Bachiller.Dicho esto, continuemos pues.
Yo empecé en Mar-Cha en esta época. Había llegado al colegio Auseva dos años antes, y entre que me integraba o no, nunca me dio por entrar en esas excursiones y demás que había oído hablar de ellas, aunque muchos de mis recientes amigos iban allí. Ese año decidí ir porque oí que iban a hacer el camino de Santiago, y me pareció interesante y divertido hacer algo así con mis amigos. Hoy día no hay esa posibilidad (la hicimos por etapas a lo largo de un curso la gente de Oviedo; hoy día el camino se hace entre varias provincias por el verano, como si de un campamento andante se tratase), pero probablemente sea la mejor decisión consciente que he hecho en mi vida. Esa decisión no sólo me permitió tener momentos inolvidables con mis amigos, sino que hice muchos más amigos, y no todos de Asturias (recordad, actividades interprovinciales), lo que le permite a uno abrir horizontes (y tener más amigos que los de tu ambiente habitual, que siempre es bueno). Si no hubiese ido a Mar-Cha, sería una persona no sustancialmente diferente, pero sí distinta, y que ha mejorado (y sigue intentando hacerlo) en muchos aspectos. Terminé el inolvidable camino de Santiago y emprendí junto a los míos el de Covadonga, en un año lleno de cambios en donde trabé amistad con gente de un año menos que yo.
Esto me lleva a enlacer con Jóvenes (el ciclo universitario), en donde he tenido la oportunidad de tratar con gente a más de un año en distancia generacional, que de otra forma no hubiese tratado. Ha sido una oportunidad (reconozco, quizás, que como cualquier otra en la vida), que me ha permitido conocer personas excepcionales, y año tras año encuentro verdaderas joyas a las que tengo la suerte de poder llamar amigos.
Y por supuesto, está el hecho de ser monitor, que ya mencionaba en el otro post. Un trabajo que puede llevar su tiempo (aunque yo reconozco que no es algo que me quite demasiado, con las salidas mensuales), pero que siempre es gratificante y te ayuda a aprender. De los chicos, de tí mismo, de los compañeros monitores... Es una gozada poder ver como los chavales se lo están pasando bien, y que parte de ello es gracias a tí. En fin, que le debo mucho a Mar-Cha y es agradable devolver algo. Continúo con la formación personal (¿y quién no? Al fin y al cabo, eso es la vida...); este mismo finde he estado en una convivencia que si no muy útil en el sentido de aprender (nunca he dicho que esto fuese perfecto), ha sido genial volver a ver a la gente y conocer a otros. Actividades como las de antaño tengo pocas (exceptuando las que tengo en calidad de monitor), pero bueno, siempre tenemos cenas y nos vemos habitualmente. Más excepcionalmente he tenido un curso de monitor (agotador por lo intensivo, pero divertidísimo en cuanto a la experiencia), y dos experiencias babianas realmente magníficas, de las que ya he hablado anteriormente. Y lo que queda. Por las experiencias, por la gente, por lo aprendido, y por lo que queda por vivir y por aprender. Por todas las personas importantes que me ha permitido conocer, algunas adorables, otras absolutamente GENIALES... Pero todas diferentes e intransferibles. Puede ser muchas cosas, pero por encima de todo, Mar-Cha es vida.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Lemures mar-chosos (1)

Ya sabeis, voy a hablar de Mar-Cha, y había esa peli de los animales en Madagascar, y lemures bailando, y es un juego de palabras y... ¡Oh, cerrad el pico! Para lo que no lo conocen, he aquí un post divulgativo acerca de que es Mar-Cha. Porque a veces la menciono y, claro, lógicamente, hay quien se pregunta ¿Qué es Mar-Cha? y ¿De qué están rellenos los Teleñecos? entre otras. Mar-Cha es una organización juvenil auspiciada por los colegios maristas de España (al menos, no estoy seguro de si existe algo parecido fuera de la piel de toro, pero es probable que sí). Generalmente abarca edades desde los 12-13 años hasta los veintipico, en un proceso de formación personal no exento de diversión (¡y como!). Para que esto no sea tan aséptico, intentaré hablarlo a través de mi experiencia personal. ¡Y para hacerlo más divertido, no seguiré el orden cronológico de mi vida! Veamos, si bien es cierto que en algunas provincias españolas (Valladolid, por ejemplo), existe Mar-Cha en 5º ó 6º de Primaria, lo cierto que generalmente las actividades comienzan en 1º de la ESO. Yo soy monitor en el primer ciclo de Mar-Cha, llamado Amanecer. Eso quiere decir que vigilo-cuido-enseño-soy referencia para chicos y chicas de 1º y 2º de la ESO. A estas edades, hacemos únicamente salidas (en Oviedo suelen ser mensuales) con juegos y actividades diversas, intentando mostrarles una alternativa de ocio, pero también a educarles en ciertos valores. Estos valores podrían denominarse cristianos (porque después de todo lo son, en cuanto a que la religión cristiana está a favor de ellos), pero lo cierto es que el tema religioso es muy variable según la provincia. Por ejemplo, si exceptuamos las convivencias en vacaciones en Semana Santa, a las que se denominan Pascuas (y lógicamente tienen un importante componente religioso), generalmente en Asturias, Galicia y León (por la experiencia que tengo), es algo que se trata poco. De León para abajo suele ser un componente de mayor importancia, e incluso hay gente que hace la Confirmación con Mar-Cha. Pero bueno, yo es algo que considero algo secundario, no porque no lo vea importante (que en cierto modo sí, después de todo yo soy cristiano), sino porque esa faceta hay otros lugares por donde solventarla, con catecismos y demás que abundan más que lo que yo considero como Mar-Cha. He convivido (y convivo) con gente en Mar-Cha que son totalmente ateos, y han estado a gusto tanto cuando salía el tema como cuando o no, que creo que es una buena señal. Los valores que se promocionan en Mar-Cha son variados, desde los más básicos de urbanidad (respeto por la naturaleza y las personas, aprender a compartir, y demás) hasta otros más profundos, como pueden ser la empatía, el saber escuchar, e intentar adquirir una comprensión mayor de uno mismo y los demás. En realidad, el que empieza el camino en Mar-Cha, aunque luego se distancie, no lo termina, porque es un camino de aprendizaje vital, y una vez que aprendes unas cosillas, luego tendrás curiosidad de al menos seguir por tu cuenta en el objetivo que creo que todos tenemos en el fondo en esta vida: ser felices. ¿Cómo intentamos transmitir estos valores? Pues hombre, con chavales recién llegados a la adolescencia, con el ejemplo, a través de los monitores, e intentando que incluso los juegos tengan cierto transfondo de aprender. Aunque ciertamente no son ellos solos los que aprenden: monitorear no solo es una actividad gratificante, sino educativa. Hasta un chaval al que llevas casi diez años de edad puede enseñarte algo importante, aún sin proponérselo. Y si no ocurre, lo hará la experiencia en sí. A finales del ciclo de Aventura (3º-4º de la ESO), y siempre en combinación con actividades más lúdicas, convivencias (con la gente de la provincia o de otras) y campamentos, comienzan a fomentarse unas reuniones en los que ya se comienza un proceso de aprendizaje más "reglado", por llamarlo de alguna manera, para aprender más en profundidad los valores que hablábamos antes. Es una edad en la que es bueno que los chavales miren hacia su interior, y empiezan a tener la capacidad mental suficiente para hacerlo. Yo personalmente no viví esta etapa, ya que empecé en Mar-Cha en Bachiller. Se considera a Bachiller, 1º y 2º, como el ciclo de Camino. Ahí ya hay reuniones semanales para los temas que ya comentábamos, y a través de distintas dinámicas (lecturas de distintos textos, y cosillas varias), se fomenta la autocomprensión, la empatía y todo eso que no paro de repetir, porque es muy importante y útil en la vida. Y porque es mi blog y digo lo que quiero. Ea. Y continuará, que me queda todavía para un cacho, y esto me está quedando muy largo.

viernes, 21 de noviembre de 2008

History is in the air

Anything you dream is a fiction,
and anything you accomplish is science.
The whole history of mankind is nothing but science fiction.

Ray Bradbury.
Para los que no tengan noticia de ello, estudio Historia. La reacción más habitual ante esta declaración es algo seguido de un "Buff...", algo por el estilo de "Vaya huevos que tienes", o, los más agradables, mencionan un "A mí me hubiese gustado hacer Historia, pero...". Este pero siempre, siempre, siempre, está relacionado directamente con algo concreto, como es la carrera profesional.
Historia tiene una variedad de salidas más amplia de lo que parece (lo cual no quiere decir que tenga una importante salida laboral). Los historiadores en ciernes podemos dedicarnos a la enseñanza (primaria, secundaria o universitaria), la investigación (arqueológica o no), archivos históricos, museos...
El futuro es algo curioso. El futuro es algo incierto, sin duda, pero más cercano de lo que se piensa habitualmente. Es decir, si te paras a pensarlo, estamos entrando en el futuro de continuo, y el tiempo no se para nunca. Pero hay veces que te planteas un momento concreto de tu vida y piensas en ello como en el futuro. Y en ese momento está lejos.
Ante todas esas salidas profesionales, y cuando alguien me preguntaba que quería hacer yo, comentaba algo (lo que fuera, ha ido cambiando, y seguirá haciéndolo, supongo) y decía "Bueno, pero todavía queda tiempo" (o algo por el estilo). Y, anda la osa, resulta que "el futuro" está ahora ahí, a la vuelta de la esquina. En año y pico se acabó la comodidad de saber que tengo el camino marcado, y hay que tirarse a la piscina de cabeza.
¿Y qué quiero hacer una vez terminada la carrera? Oigan, pues no tengo ni idea, lo más claro que tengo es lo que no quiero hacer, con cosas como arqueología o investigaciones en ese sentido. A quien le guste, para ellos. Otras alternativas, como lo de la archivística, no las tengo claras más que nada porque no he tenido contacto con ellas.
Respecto a la enseñanza, prefiero claramente (por manejar a los alumnos y por el interés que demostrarían los mismos) la universitaria que la que no lo es. Pero eso trae consigo una labor de investigación que intermitentemente me atrae o no, y que ni siquiera se si tengo la capacidad para llevar a cabo.
Sinceramente, hay momentos que me maravillo cuando algunos profesores nos describen algo de investigación, y de sus intuiciones y recovecos. O, que demonios, de los conocimientos que demuestran de por sí. Que puede que sea porque nosotros como estudiantes nos tenemos que meter conocimientos a presión, y muy variados, y ellos se han centrado ya en una época y llevan mucho tiempo trabajando en ello, pero a veces siento que no podría estar a la altura.
Es como el doctorado. Sin duda un doctorado mejoraría mis posibilidades laborales, pero ya no es solo que fuese capaz de hacerlo (que dentro de lo que cabe, y a pesar de mis dudas, creo que sí), pero, ¿estoy dispuesto a emplear cerca de cinco años de mi vida en eso? ¿Merece la pena, y dónde me dejaría eso a mí personalmente? Quiero decir, ¿a qué años me permitiría eso conseguir un trabajo, independizarme, etcétera, etcétera?
Después de todo, nada me garantiza un intercambio proporcional de tiempo y resultados alentadores posteriores... Y por el apellido paterno que me ha tocado en suerte, ni siquiera tendría un nominativo sexy, en plan "doctor Hardwood" o molón entre los frikis, como "doctor Richards"... Aunque lo cierto es que me gustaría.
¿Me veo trabajando en investigación histórica compaginada con la enseñanza? ¿Disfrutaría con ello? Pues no lo se. Tan pronto estoy en clase sorprendiéndome de que alguien roce el frikismo académico por algunas profundizaciones, como me encuentro completamente absorto e interesado en los procesos de investigación.
Vamos, que estoy no en un sinvivir, pero sí en un sinsaber. La verdad es que es una forma como cualquier otra de ganarse la vida escribiendo, y es algo que disfruto, aunque sea no ficción, y disfruto especialmente escribiendo bien, acerca de un tema en el que he profundizado mínimamente y puedo expresarme...
Así que no se. Este debe ser el final de post más abrupto de la historia de la blogosfera (yo como siempre, echándome flores respecto a exageraciones), pero oigan, que después de todo, es un tema inconcluso y enervantemente sin respuesta (por ahora).
La próxima semana, el prometido post sobre Mar-Cha (de la que regreso de una convivencia de ídem), y otro que desvelará las razones por las que Masacre es el mercenario bocazas preferido por todos.

martes, 18 de noviembre de 2008

¡Oh, la humanidad!

¡Tiembla, humanidad! George W. Bush puede abandonar la Casa Blanca, pero ya ha establecido alianzas para continuar con sus planes para el futuro del mundo. De hecho, ha firmado un pacto con uno de los seres más poderosos del Multiverso. En efecto, me refiero a... STAN LEE!!!!
Stan Lee, el afamado guionista de cómics, que ha sido galardonado ayer mismo con la Medalla Nacional (Nacional de la nación de los Estados Unidos de América, se entiende) de Artes y Humanidades, en la mismísima Casa Blanca. Por supuesto, el premio se lo dieron por su papel fundamental para los cómics (y fundacional para los cómics Marvel), aunque sin duda en su memoria estaría su gran colaborador y amigo, el ya fallecido dibujante Jack Kirby.
Como sin duda todos sabréis (este es un párrafo de relleno al uso, en efecto), Stan Lee creó argumentalmente innumerables personajes Marvel, comenzando con los 4 Fantásticos, quienes inauguraron la llamada Era de Marvel de los cómics, que extendió ampliamente la concepción de "superhéroes con superproblemas", una tendencia a humanizar a los héroes de cómics con problemas más realistas y cotidianos.
Lee (junto con algunos de sus colaboradores como el ya mencionado Jack Kirby, Steve Ditko, o Don Heck) daría forma al imaginario Marvel no sólo con docenas de superhéroes, sino también con aún más supervillanos si caben, que cimentaron las bases del Universo Marvel. Villanos del calibre del Doctor Muerte o Magneto, que aún siguen siendo némesis fundamentales de nuestros héroes.
Por cuanto debe el mundo del cómic a este hombre (y a sus dibujantes, que contribuyeron ampliamente en el proceso creativo), por las miles de historias que desencadenaron, por haber entrado en la Historia con sus creaciones, por los aluviones de dinero que han conseguido desde entonces... Solo nos queda decir...
Excelsior!

Y nuestro planeta no volverá a ser el mismo

sábado, 15 de noviembre de 2008

Una amistad inolvidable

La que tenemos mi cerebro y yo, sin duda alguna. Hoy un post cortito, que estoy cansado, para el siguiente explicaré con cierto detenimiento lo que es Mar-Cha, por petición popular. De hecho, esta historia comienza esta mañana, cuando yo me dirigía al colegio para realizar una excursión con mis chavales...
No era una noche oscura y tormentosa por dos razones, una que como ya he mencionado era por la mañana, y dos que no había tormenta, ni siquiera en lontananza. Bueno, la cosa es que me encontré en uno de los carteles de la estación de trenes por donde pasaba (mítico recorrido que realicé, y aún realizo, muchos años para ir al cole), con la publicidad de la película que véis arriba. De inmediato, una frase publicitaria me vino a la cabeza (lo juro)...
De los productores de Chica mirando a zorro...

...Zorro mirando a chica

Y me reí brevemente. Y aquí termina el post, señoras y señores, probablemente el más lamentable en la historia del blog. ¿O no? Probablemente no sepáis interpretar el amplio significado de esto, pero estáis viendo en directo como funciona el cerebro detrás de la Covacha. Y cosas así de continuo. ¿Les he dicho alguna vez que amo mi mente?

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Estuve en Babia

There's gold, and it's haunting and haunting,
It's luring me on as of old!
Yet it isn't the gold that I'm wanting,
so much as just finding the gold!

It's the great, big, broad land 'way up yonder!
It's the forest where silence has lease!
It's the beauty that thrills me with wonder!
It's the stillness that fills me with peace!
Robert W. Service

No por ser tópico, es menos cierto que a veces es más importante el camino recorrido que el objetivo. Y el oro solo es una medida arbitraria del valor, que bien ejerce de metáfora al respecto de las cosas de mayor valor. Silencio. Naturaleza con mayúscula. Paz. Dios sabe que de vez en cuando lo echo de menos.

Tras un incidente desproporcionado (en el que, gracias a Dios, nosotros nos vimos envueltos directamente) en el cine este verano, comentaba yo a mi tío que si te fueses a vivir a mitad del monte, la gente te tomaría por loco, pero probablemente vieses a muchos menos. Me acordaba yo entonces de los escasos veinte días (a lo largo de dos años) que pasé en Babia.

Babia, que sorprendente existe más allá del refranero, es una pequeña comarca leonesa, en donde los antiguos reyes iban a cazar y despejarse de sus responsabilidades habituales (quien las tenía en cuenta, todo hay que decirlo), de ahí la tan manida expresión de "estar en Babia". Pues bien, yo he estado en Babia, más concretamente en el pueblecito de Villasecino.

¿Qué se me perdió por tal recóndito paraje, dejando aparte el hecho de que me gusta la Naturaleza agreste? Bueno, de hecho estuve allí para echar una mano (lo que bien podía) en el trabajo del campo a unas familias lugareñas, todo esto auspiciado por la organización juvenil Mar-Cha (que si alguien desconoce y tiene interés en saber que es, le dedico un post, ahí están los comentarios), y junto a otras personas de más o menos mi edad (algún añillo menos, otros cuantos más, no importa mucho).

El trabajo era básicamente cargar alpacas (o pacas, si nos ponemos diccionáricos), ya fuera amontonando en el campo, ora cargando en el tractor, ora llenando el pajar. Un trabajo físico tampoco demoledor, pero sí intenso, y que sinceramente después de los exámenes (cuando he estado fue a principios de Julio) sienta rematadamente bien. Es tremendamente gratificante ver como trabajas y algo REALMENTE avanza.

Aparte de esto, ¿por qué recomendaría a otros una experiencia como esta? Primero, por la convivencia con la gente. No sólo la de tus compañeros (con los que he llegado a tener un ambiente totalmente familiar cuando estábamos en casa), de los que a alguno que pudiera emularnos fuera de Mar-Cha podría prescindir, sino la de la gente del pueblo, a los que notas verdaderamente agradecidos, y a los que sin duda se les coge cariño.

Segundo, y no por ello menos importante, te hace consciente. Porque muchos vivimos en una ciudad (o puede que incluso en un pueblo) pero no nos paramos a pensar el inmenso trabajo y sacrificio que supone la actividad agrícola. Que es el pilar de la economía, que se dice pronto, y realmente son los que nos están dando de comer, y no la gente importante con trabajos importantes de traje y corbata (por mucho que adore los trajes y las corbatas). Y ni siquiera puedes acusarles de que hagan negocio de ello, porque llevan los mismos palos que el resto (o más), que todos sabemos que el dinero se lo quedan los del medio. Para terminar, agradecer a todos con los que he compartido momentos de trabajo en Villasecino, porque los momentos de risas, esfuerzo, chorradas, conversaciones o simplemente contemplación meditativa mirando a la carretera, no tienen precio. El que ha mentado Master Card, fuera del blog. YA. Lo dicho, gracias por los Beatles, alisamientos de pelo, duelos con Kelvinator, calamaros y demás. Si no me es posible volver, tengo recuerdos como pa' una boda, que diría el otro.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 4 (Última parte)

“Recomposición: Después de varias semanas de desconexión parcial y almacenaje en los hangares del helitransporte de S.H.I.E.L.D. fui reactivado hace unas dieciocho horas y trasladado junto a un comando de S.H.I.E.L.D. al puerto de Vigo. La información previa que se me transmitió en el momento está considerada como clasificada para civiles. Declaración: fui bajado al puerto, poco después de que un experimental rayo de energía fuese disparado contra el ser denominado Krokanti (ver archivos 07823/3442-Q para más información), y Andrés se lanzase sobre la furibunda masa de cacahuete, exponiéndose a dicho rayo. Emisión: comienzo a emitir de forma literal los hechos acaecidos desde el comienzo de mi grabación…” - ¡¿Andrés?! –preguntaron sorprendidos y al unísono Berto, Chama y Leti. Ante ellos se alzaba una vaporosa nube de humo marronuzco, de la que emergía (sin desvelarse más que su silueta) una figura de aproximadamente metro ochenta. - Andrés está un poco indispuesto ahora, lo siento.respondió la figura identificada como Andrés. - ¿Qué? –preguntó Chama- ¿Te tiras del avión en plan kamikaze y ahora te da por hablar en tercera persona? - ¿Y esa voz, macho? –preguntó Berto- ¡Joder, es como si te hubieras hecho un cóctel batiendo grava y gasolina, lo hubieses mezclado con martini y te lo hubieras bebido! –se quedó pensativo durante unos segundos- Aunque lo raro es que no lo hayas hecho antes, ya… - A mí me suena más a Demi Moore… -comentó Leti- ¿Habéis visto alguna de sus películas en versión original? Suena igual… - ¿Cómo? Disculpad, mi agente ha tenido problemas con el fax y no me ha podido pasar el guión de este número. ¿Me he saltado una frase?comentó Andrés- Y tengo la conexión de internet fatal, así que no pude echar un ojo siquiera a las prewiews de este mes… Sí, podría acercarme a la tienda, pero ponen tantas cosas interesantes en la tele… Y en el porno-tube… Oh… Eso sí que es el noveno arte y no las chorradas que hacen otros… - ¿Prewiews? –preguntó Berto enarcando una ceja. - ¡Un anticipo, caray! ¡Para saber lo que va a pasar!informó Andrés con un tono que mis análisis internos identifican como exasperación. - Hace tiempo que no te doy paga, Andrés… -dijo Chama- ¡Y más vale que no te gastes los beneficios de la empresa en futurólogos! - ¡Que yo no…!las palabras de Andrés se cortaron en seco- Espera, ¿has dicho beneficios? ¡Haber empezado por ahí! Refréscame la memoria, mi querido amigo Chimo… - Chama. –dijo sucintamente éste. - Lo que sea.respondió Andrés sin importarle aparentemente la corrección- Tengo la memoria más enturbiada que la vida amorosa de Donald Trump. Es todo culpa de esta dichosa niebla, que vuelve a la gente del revés… - Sí, ya… Me hago cargo, Andrés. –dijo Chama- ¡Pero como gastes demasiado dinero de la empresa, tendré que cancelar tu cuenta, amiguito! - Háblame… De esa cuenta… -dijo Andrés, y susurró a Chama, el más cercano del trío a la nube vaporosa- Y de ese pimpollín que tenéis ahí, colega.añadió enarcando una ceja. - ¿Leti? –preguntó Chama- Céntrate, tío. - ¡Me centraré cuando me expliques qué…!Andrés se interrumpió al ver acercarse a Pelayo y sus agentes de S.H.I.E.L.D.- Ehm… ¡Vengo en un momento! ¡No estoy muy presentable, que digamos!añadió introduciéndose de nuevo en la nube. - ¡Álvaro está bajo control! –informó Pelayo con un cacahuete en la mano- Lo siento, Leti, chicos, pero realizamos la única acción posible. Nos vimos obligados a utilizar un rayo experimental requisado al Alto Evolucionador. Ha involucionado a Krokanti a una forma más inofensiva, la de un cacahuete. - Observación: cualquier otra medida hubiera resultado en la virtual destrucción del ser Krokanti, o su nueva huída, con consecuencias desastrosas. –informé. - ¿Y ese cacharro? –preguntó Berto- ¡Se parece a Astraco, pero menos pederasta! - Es un Registrador. ­–respondió Pelayo- Lo compramos en un saldo rigeliano hace tiempo, y lo utilizamos a veces para tener un archivo a tiempo real de las operaciones. - ¿Qué pasará ahora con Álvaro? –inquirió Chama. - Le haremos todo tipo de pruebas para intentar revertirlo a su forma humana… Os lo devolveremos cuando nos sea posible. - ¿Y Andrés? –preguntó Berto- ¡Está aún más raro de lo habitual, y eso es decir mucho, cojona! - ¿Andrés? –preguntó Pelayo. - ¡Sí, se tiró a esa nube justo cuando el rayo chocó contra el agua! –dijo Leti. - Vaya, las consecuencias a eso pueden ser imprevisibles… No soy científico, pero… - ¡Jajaja! ¡No es científico, no es científico!se oyó decir a la voz de Andrés, saliendo de la nube, que perdía consistencia poco a poco- ¡Chincha rabiña, que tengo una piña! - ¡¿Andrés?! –preguntaron sorprendidos y al unísono Berto, Chama, Leti y Pelayo. - Observación: ya es la segunda vez que exclaman con sorpresa el nombre de dicho individuo. –comenté- Interrogación: ¿hay algo en el sujeto Andrés que no concuerde con lo que ustedes conocen? - Bueno, por lo pronto, han dejado de gustarle los robots.dijo Andrés- Si es que alguna vez le gustaron… -susurró- Os contaré un secreto: los diálogos descriptivos me aburren, así que os lo daré todo hecho. He crecido al menos 30 centímetros, me ha cambiado la voz y me han salido desagradables costras por todo el cuerpo.el desfigurado rostro de Andrés sonrió- ¿Sabéis que, chicos y chicas? ¡Creo que por fin me ha llegado la pubertad! “Unos metros atrás, la Patrulla-X, replegada tras el ataque a Krokanti, murmuraba entre sí. Parte se habían introducido ya en su jet, el Pájaro Negro, mientras que otros observaban la bizarra escena que se desarrollaba en las cercanías de la casi desaparecida nube marrón surgida de la desintegración de Krokanti…” - Ey, ¿no se parece a…? –comenzó a decir Kitty. - No. –repuso secamente Lobezno­- Créeme, huele igual que antes, pero un poco más a cacahuete. - Id a preparar el jet, Patrulla. –dijo Cíclope. - Podría ser él, ¿no, Logan? –preguntó la Bestia- Después de todo, ya hemos confundido su olor anteriormente. - Su mente es tan inaccesible como lo fue siempre. –comentó sucintamente el Profesor-X- No obstante, deberíamos avisar a los chicos de la posibilidad de que… - No es asunto nuestro. –replicó Cíclope con sequedad. - ¡Pero Scott! –dijo Xavier- ¡Es nuestra responsabilidad! ¡La Patrulla-X debe encargarse de…! –se calló secamente al recibir un leve rayo óptico lanzado por Cíclope en la cabeza y quedar inconsciente. - He dicho que no es asunto nuestro. –dijo éste- Nos vamos a casa, Patrulla. - ¡Buen trabajo, flacucho! –dijo Lobezno a Cíclope dándole una amistosa palmada en la espalda- ¡Te has ganado una cerveza! “Al tiempo que registraba esta anecdótica observación, vosotros dos, el mayor de S.H.I.E.L.D. y la persona que me fue identificada más tarde como Leti seguíais intentando analizar las posibles consecuencias y derivaciones de las extrañas transformaciones de Andrés.” - Bueno, como veis, esta ropa me queda ridículamente pequeña, alegres personajillos de ficción.dijo Andrés- ¿Qué tal si me lleváis a vuestra mansión, me dais ropa nueva, unos cuantos fajos de billetes, y me dejáis a solas con esa belleza, un par de velas y unos cuantos preservativos?sonrió lascivamente- ¡Huba, huba! –añadió. - ¡Andrés! –replicó Leti- ¡Se acabó, yo esto no lo soporto más! ¡Me voy de aquí! Mantenedme informados de la situación. –dijo girándose hacia Berto, Chama y Pelayo, antes de irse del puerto. - Andrés, decir que eso estaba fuera de lugar es quedarse corto, majo. –dijo Chama. - Lo se. ¿Vaya estrecha, eh? –respondió éste- Le hacía falta una buena ración de carne en barra, ¿no es cierto? - Cuando la vuelvas a ver te vas a disculpar, hijo de puta. –dijo Berto agarrando por el cuello a Andrés. - Y tú vas a soltarme ahora mismo si quieres seguir teniendo la opción de que tus gallumbos te sujeten algo más que el culo, chaval. –respondió Andrés. Algo en su mirada hizo que Berto le soltara. - Encuentro algo muy raro en Andrés… -comentó Chama- Resulta muy parecido a él mismo, pero al mismo tiempo, hay cosas que no me acaban de encajar… - Lo se. –repuso Pelayo- El análisis de Álvaro es prioritario, y nos mantendrá ocupados durante un tiempo, así que no podemos hacerle pruebas para ver que le ha ocurrido, pero os cederé este Registrador para que vigile sus actividades de forma constante. –añadió- Puede que sus habilidades de inteligencia artificial puedan sacar algo en limpio del cúmulo de incoherencias que sin duda registrará en la vida de Andrés. - ¿Qué, nos vamos, o tengo que pegarle un mordisco al brazo del mulas este?preguntó Andrés señalando a Berto con un dedo- ¡Tengo hambre! “Observación: la grabación de lo sucedido en el puerto de Vigo finaliza aquí. Casi de inmediato, todos ustedes, incluido el sujeto Andrés Basteiro, se introdujeron en un coche dispuesto para ello, dispuestos a trasladarse hacia su hogar, o lo que es lo mismo, este piso. ¿Desean ustedes visualizar el trayecto desde allí hasta este piso, y todo lo sucedido desde su llegada hasta que me vi encaramado al techo con la ayuda de esa cinta aislante?” - No será necesario, Registrador. –dijo Chama- Lo demás lo tenemos más reciente, y la clave estará allí. Por favor, déjanos a solas. Nos iremos a la cocina a preparar la cena y hablar sobre esto… - Observación: mi programación no me impulsa al registro y vigilancia de los sujetos Chama y Berto. –dije- Conclusión: Tal sugerencia no entra en conflicto con mis parámetros principales. Declaración: disfruten de su charla y su actividad gastronómica. - ¡Pero yo no quiero cocinar…! –se quejó Berto. - Pero quieres cenar, ¿no? –preguntó Chama- ¡A la cocina, he dicho! - ¿No podemos hacer que el ciber-organizador nos pida una pizza por internet? –sugirió Berto- ¡Antes le he oído decir que tenía internet! ¡Lo he oído! “Mientras Chama y Berto discutían yendo de dirección a la cocina, aún a sabiendas de que estaba poniendo en peligro mi integridad física, a juzgar por anteriores amenazas, decidí intentar poner de nuevo en práctica mi directriz principal de vigilancia del sujeto Andrés Basteiro.” - Observación: la puerta de la habitación del sujeto a observar se encuentra abierta. Conclusión: se trata de una oportunidad perfecta para obtener información de primera mano sobre sus actividades en la intimidad de esta sala. –comenté entrando en la habitación, al tiempo que recibía unos datos pedidos al ordenador central del helitransporte de S.H.I.E.L.D.-Comparación: reestructuración de datos completada en base a los archivos clasificados del helitransporte de S.H.I.E.L.D.; los datos analizados con respecto al sujeto Andrés Basteiro concuerdan con un archivo de S.H.I.E.L.D. Deducción: el sujeto Andrés Basteiro… -Observación: mi placa pectoral se ve atravesada por un objeto metálico, cuya composición xzxzxzxzxzxzx…. - Deducción: el sujeto Andrés Basteiro estaba un poquito harto de ti, tuerquitas, y de tu narración tan despersonalizada. Y los lectores bastante más, leches. ¿Tienes idea de lo cansino que es oírte de continuo? Narrar, hablar… ¡Y eso que ellos están fuera y no te oyen zumbar! Espero que no te importe que solucione eso y me haga cargo del asunto.y así, nuestro gallardo protagonista, sujetando aún la cimitarra con la que había desguazado al odioso y perverso Registrador, se dirigió a un armario - Cimitarra de vibranium, por sí alguien dudaba que pudiera cortar de otra manera a éste condenado engendro mecánico.comenté ocultando mi rostro entre las sombras durante unos momentos - ¡Reconocedlo, si éste trasto hubiera sido un ser vivo, esta habitación habría presenciado una verdadera masacre!añadí mirando a cámara, con la máscara de Masacre puesta. ¿Os habéis perdido los anteriores episodios de esta gloriosa epopeya? ¡No os perdáis el primer recopilatorio de Astonishing Andrew, lleno de extras! Astonishing Andrew vol. 1: The Walking Peanut (Los Cacahuetes Vivientes) / Collecting: Astonishing Andrew and his Amazing Friends #1-3 and What if Astonishing Andrew got the Cosmic Cube?, 12,99 $
All-new edition! Welcome to Vigo. Here, a tiny crazy figure roam the streets, and a man in a stylish suit manage a new and anodyne alimentary factory... At least, before a colossus made of peanut butter emerge to destroy (or devour, maybe) the prodigious metropolis of the Rias Baixas! This is the Marvel Universe, where the ordinary and fantastic interact daily. This is the world of Astonishing Andrew.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 4 (Segunda parte)

“Retornando prestamente hacia el salón, donde yo mismo permanecía ligado al techo irremediablemente, Chama y Berto se sentaron en el sofá del salón, pero no conectaron el televisor de la sala. Deducción: la afirmación de su visualización televisiva no era más que un ardid para no provocar las sospechas del sujeto de análisis principal, Andrés Basteiro. Observación: la composición estructural del untuoso pegamento que permite la sujeción de la cinta aislante, y por lo tanto de mi persona, al techo se está debilitando de forma gradual, pero con gran rapidez. Conclusión: pronto me veré libre de estas molestas ataduras y podré regresar al cumplimiento de mi función principal.” - Me preocupa Andrés, Berto. –dijo Chama con gesto serio- Y esta vez de verdad. Nunca había sido tan agresivo antes del incidente cacahuetil y… -se interrumpió ante el estruendoso sonido producido por mi caída desde el techo hacia el suelo- ¡Pienso pasarle la factura a S.H.I.E.L.D. por esas baldosas, amigo! - Observación: aún sin tener datos empíricos que lo demuestren, mis procesos internos deducen que una organización como S.H.I.E.L.D. podría financiar el embaldosado de la Muralla China sin mayores dificultades económicas. –informé- Deducción: el coste de estas baldosas difícilmente representaría un problema para sus finanzas. - Andrés debería haberle puesto a esta mierda la cinta aislante en la boca, joder… -comentó Berto. - Información: mi composición estructural externa posee más de doscientos microreceptores y otros tantos microemisores, para permitir una mayor calidad de mi principal función: la observación. –informé- Segunda observación para evitar la preocupación en sujetos orgánicos Berto y Chama: la solidez estructural de mi carcasa externa impide que haya sufrido daño alguno durante la caída. - Sí, como nos importara… -farfulló Berto. - Espera, Berto. –dijo Chama- ¿No has entendido lo que ha dicho este Registrador? - Puedo entender más de seis millones de formas de comunicación. –repuse- Tales habilidades resultan imprescindibles para un androide diseñado específicamente para mis fines y… - ¡Tú no, Registrador! –replicó Chama, acallándome- ¡Berto! Este cacharro que nos ha endilgado S.H.I.E.L.D. ha estado grabando todo desde que nos lo endosaron para controlar las actividades de Andrés, tío… Lo cual quiere decir que podemos repasar todos sus movimientos e intentar encontrar alguna debilidad, alguna pista, algo que nos permita saber como tratar con él hasta que S.H.I.E.L.D. venga a lidiar con él. - ¡Se lo que quieres decir, Chama! –dijo Berto- ¡Dentro vídeo! –añadió golpeándome la nuca con su palma abierta, provocando que volviera a caer al suelo. - Registrador… -dijo Chama agachándose un poco para hablarme- ¿Puedes emitir lo que ya has registrado? - Información: No poseo aparatos de reproducción audiovisual incorporados, por lo que resulto de poca utilidad en ese sentido. Sin embargo, poseo una placa diseñada específicamente para incluir numerosos puertos de conexión a otros artilugios diseñados para dicha reproducción. - ¿No decías que tenías traductor, jambo? –dijo Berto- ¡Pues aplícate el cuento, joder! - ¿Podrías conectarte a la televisión y enseñarnos lo que has registrado hasta ahora allí? –preguntó Chama mientras yo intentaba levantarme. - Declaración: Sí. –afirmé- De poseer un cable adecuado para dicha conexión. –añadí abriendo mi placa de puertos de conexión y señalando el puerto necesario para conectar con su aparato de transmisión/proyección televisiva. - Sigh… -suspiró Chama- Creo que hace unos meses que fabricamos cables de conexión… Iré a comprar uno a una tienda de informática. Creo que hay una a unas cuantas manzanas de aquí… - Me comentas cuando vuelva de cagar… -respondió Berto- ¡Y no es una frase hecha! –se giró hacia mí alzando su puño amenazadoramente contra mi cara- ¡Y tú, 3PO, como me intentes registrar te pongo de una hostia un tornillo en Boston y otro en California! –añadió antes de dirigirse por el pasillo hacia el baño. - ¡No hagáis tanto ruido!ordenó Andrés desde su habitación- ¡Vais a espantarme a las palomas!un sonoro disparo se oyó entonces tras la puerta- ¡Ja! ¡Tres puntos, colega! “Mientras Chama suspiraba de nuevo y abandonaba el piso en dirección a la calle, y Berto se dirigía a aliviar sus necesidades corporales, yo intenté de nuevo realizar mi principal misión: la observación y catalogación de las actividades del sujeto Andrés Basteiro. Con esta directriz en mi programación, me dirigí directamente al pasillo que conducía, entre otros lugares, al habitáculo en el que el propio Andrés se había encerrado en busca de soledad para sus desconocidas actividades. La incapacidad de saber el significado de estas resultaba en una sensación electrónica similar a la que mis registros de memoria humanos califican como frustración.” - “Colegialas cachondas cabalgan cabizbajas”… “El amor surgió en la mercería”… -murmuraba Andrés desde el interior de la habitación- “De la mar, el mero, y el culo te peto entero”… “Calimero, gran putero”… ¡Esta pornoteca está de cine! -canturreaba alegremente leyendo más títulos de los que mis conexiones integradas a internet califican como de películas erótico-pornográficas- ¡Oh, que adecuadas! ¡”La última virgen de Judea” y “Belén, las tetas se te ven”! Tengo que verlas de noche, con más tiempo… -un gritito de emoción se oyó nuevamente- ¡El clásico! ¡La obra maestra! ¡”Los fantasmas las prefieren putas”! ¡Rápido, necesito chuletones, con mucha salsa barbacoa! - Proposición: ¿Podría abrir la puerta de su habitación, señor Basteiro? –dije- Observación: resultaría muy útil para la tarea que se me ha encargado desempeñar. - Un momento… -respondió Andrés, asomando la cabeza segundos después de oírse ruidos de manipular engranajes varios- Si vuelves a molestarme de alguna manera, Jim Engine, te abriré en canal y me haré unas maracas con tus circuitos internos, ¿está claro? ¡Unas maracas tan grandes que harán resucitar a Marilyn Monroe! Y cuando intentes registrar todo el revuelo que eso provocará en Hollywood, ¡te explotará la cabeza! Aunque bueno, ya estarías roto antes, así que… Supongo que… -Andrés se calló unos segundos, pensativo- En fin… Gracias… -añadió cerrando la puerta de nuevo, y a juzgar por los sonidos procedentes del interior de la habitación, volviendo a conectar todos los artilugios anteriormente activados. “Observación: he detectado el sonido de la puerta que enlazaba con el descansillo abriéndose y cerrándose de nuevo. Segunda observación: de los poseedores de llaves de este piso, tan sólo Chama se encuentra en el exterior y con posibilidades de utilizar una llave. Deducción…” - ¡Cierra el pico, pollo pera! –gritó Berto agarrándome y llevándome hacia el salón, arrastrándome bruscamente por el cuello- ¡Enchufa ahí, Chama! ¡Yo prepararé palomitas! “Descripción: minutos después, el maíz había tomado la forma que se conoce como palomitas. El sujeto Chama conectó mis circuitos a su aparato de televisión, y comencé la transmisión de datos con respecto a dicho emisor de imágenes. El cable de conexión transmitió antes una señal con el logotipo adjudicado a la empresa de Chama y el sujeto de observación, Andrés Basteiro… Dicho logotipo estaba conformado por Chama, visto de cintura para arriba, vestido con un sombrero mariachi y untando de mantequilla de cacahuete una guitarra. Las palabras “Chama Corporation” se fundían para dar forma a la más breve de “ChamaCo”. - Dios… -murmuró Chama- ¿Por qué dejaría a Andrés diseñar el logo? ¡¿Por qué?! - ¿Qué pasa? –preguntó Berto- ¡A mí me gusta! - Si al menos no le hubiese puesto música de Cecilia de fondo… -repuso Chama. - …El muerto en el entierro, con tal de dejar su sello… -se oía cantar un coro junto al logotipo- Chama, chama, de alta cuna, de baja cama… - ¡Es chamantástico! –concluyó su argumentación Berto- Y ahora calla, que empieza la peli. - Declaración: Si os sentáis, mis datos informáticos crearán para vosotros imágenes tan nítidas como las que fueron recogidas en su momento por vuestros propios receptores visuales. La memoria nunca había estado tan sobrevalorada. –afirmé.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 4 (Primera parte)

“En un complejo laboratorio lleno de artilugios varios, Leti observaba a través del microscopio una muestra de tejidos. A su lado, un ayudante de laboratorio esperaba de pie, cambiando constantemente el peso de una pierna a otra, intentando disimular a duras penas su nerviosismo.” - ¡Puede que sea el virus más mortal al que nos hallamos enfrentado jamás! –dijo repentinamente Leti levantando de golpe la vista del objetivo del microscopio. “Frente a una puerta cerrada, Berto y Álvaro discutían a voz en grito.” - ¡Admítelo, Varo! ¡Andrés se ha suscrito de por vida a la Penthouse! ¡Jamás volverá a salir de ese baño! – dijo Berto. Inmediatamente, Álvaro le arreó una bofetada. - ¡No digas eso, maldita sea! –añadió después Álvaro- ¡No te atrevas a volver a decir eso! - ¡Oye, gilipollas! –reaccionó al instante Berto- ¡Te voy a dar una hostia estilo vaquero que se te van a caer los dientes en fila india! –añadió lanzándose sobre Álvaro para golpearle. “En una sala grande y oscura, un oscuro personaje confrontaba una gran chimenea. A su izquierda, tras el ventanal, podía verse la grandiosa figura de la catedral de Notre Dame de París.” - ¡Ministro Chama! –dijo un soldado entrando en la habitación- La gitana se ha escapado. - ¿Qué? –preguntó éste, sorprendido. - No está en la catedral. ¡Se ha ido! –informó el soldado, con gesto consternado. - Pero… ¿Cómo…? No importa… -dijo con gesto adusto- ¡Vete, idiota! –ordenó, arisco- ¡Yo daré con ella aunque tenga que prender fuego a todo París! –prometió levantando la mano en forma de garra. “Sentado en su trono, tras el cual podía advertirse la inmensidad del espacio, y vestido con una túnica encapuchada negra, que le sobraba ridículamente por todos los lados, se levantó y, apartando los pliegues de sus mangas, avanzó hacia las tres figuras que se erguían orgullosas ante él.” - ¡Necios! –gritó Andrés descargando rayos de energía desde sus dedos a Chama, Berto y Álvaro, tendidos en el suelo frente a él- ¡Sólo ahora comprendéis el verdadero poder del lado oscuro! –dejó de emitir los rayos al sonar una alarma en su muñeca izquierda- ¡Oh! –exclamó- ¡Hora de comer! “Minutos después, cuando Andrés regresó a la sala por una puerta lateral limpiándose la boca con una de las mangas, se encontró con que ya no había nadie.” - ¡Oooh! –se quejó Andrés- ¿Por qué nunca puedo mantener mis amigos?
“Información: soy el Registrador NVK2, androide rigeliano diseñado para registrar e interpretar datos. La agencia de defensa conocida como S.H.I.E.L.D. me ha asignado a la vigilancia y estudio de la persona conocida como Andrés Basteiro. Conclusión: mi misión principal consiste en recoger y analizar datos sobre el sujeto, almacenándolos en mi memoria para un análisis posterior. Observación: iniciando transmisión de datos al helitransporte de S.H.I.E.L.D., y activándose el registro del sujeto…” - ¡Hola, cariño, ya estoy en casa! dijo Andrés, entrando por la puerta del piso. - ¿Ya? –preguntó Chama extrañado- ¿Tan pronto? –de fondo se oyeron risas enlatadas. - Sí.más risas enlatadas sonaron tras la respuesta de Andrés. - Berto, ¿quieres hacer el favor de dejar esa máquina de la risa? –preguntó Chama irritado- Me está crispando los nervios. - Joder, pues vale… -dijo Berto, tirando a disgusto a un lado del sofá una caja a la que estaba dándole con una manivela. - Andrés, ¿se puede saber dónde estabas? ¿Y me quieres explicar por qué has pegado al techo con cinta aislante al Registrador que S.H.I.E.L.D. te asignó para vigilar tu evolución? - Observación: el artilugio adherente al que llamáis cinta aislante impedía virtualmente mi movilidad. y por tanto aumentaba extremadamente la ineficacia de mi función primaria, que implica la vigilancia constante del sujeto que mis superiores han identificado como Andrés Basteiro. Conclusión: Andrés Basteiro no deseaba mi presencia cercana a su persona. –informé. - ¿Una razón? ¿Dejando aparte el hecho de que ese androide es insufrible sobremanera?dijo Andrés- Que puedo decir… ¡Un hombre necesita intimidad para según que cosas! - ¿Te has ido de putas? –preguntó Berto extrañado- ¿De nueve a doce de la mañana? - Mmm… Este tío sospecha… -murmuró Andrés- Quizás deba eliminarlo… Discretamente. - ¿Qué cojones dices, Andrés? –respondió Berto, mientras Chama lanzaba una mirada suspicaz- ¿Tú y cuantos más? - ¿Qué?preguntó sorprendido Andrés alzando las cejas- ¿Me están oyendo? ¿Cómo es posible que puedan oír mi narración en primera persona? - Andrés, estás susurrando. –dijo Chama- Y aún más, estás susurrando al lado de la pared del eco. - ¿El qué?preguntó Andrés. Al girarse, se encontró con que la pared a su lado, que daba a la calle tenía una forma cóncava- ¿Y esto? -añadió golpeando ligeramente la pared mencionada con anterioridad. - Observación: la superficie cóncava de la pared permite la repetición de un sonido producida por la reflexión de las ondas sonoras en el mismo. –informé utilizando los conocimientos científicos de mi base de datos- Dicha superficie realiza así mismo un proceso de amplificación sobre dichas ondas. - Insististe mucho en que la pared se reconstruyese así después de todo el follón del Cubo Cósmico. Clamaste apasionadamente por tener tu (palabras literales) propio muro de resonancia sónica. –explicó Chama- Dijiste que quedaba “totally eightier”, o algo así. - Ah. Ya.la expresión de Andrés podría haber expresado tanto sorpresa como confusión. Precisaría de un análisis posterior para concretar cual de las dos se correspondería con la realidad. Continuando con la narración…- Bueno, como comprenderéis, tengo cosas más importantes y menos arquitectónicas que hacer, gente… Me voy a mi cuarto.la gran mochila que Andrés cargaba en su espalda se rasgó por un lado, y el cañón de un arma de fuego surgió del agujero. La visión periférica y sólo el poder ver ese extremo no permite un análisis que determine de que tipo o modelo se trataba. - Ehm… -comenzó a hablar Chama- Andrés, ¿llevas una Kalashnikov en el bolsillo, o es que te alegras de vernos? - ¿Eh?comentó Andrés distraídamente- ¡No, por Dios! ¡Es un M16A2, estúpido ignorante chauvinista!mis sensores identifican la mirada que se vio en los ojos de Andrés como soñadora - Una verdadera maravilla de la tecnología de matar… El nuevo apaga-llamas, el cañón rugoso para una mayor sujeción por parte del tirador… ¡Otra novedad de la versión A2 es que puede disparar de dos maneras, semiautomático o bien a ráfagas de tres disparos! - Berto. –susurró Chama- Quítaselo. Ya. –al instante, y con rapidez, Berto se levantó del sofá dispuesto a abalanzarse sobre Andrés. Este, grácil e inusitadamente se apartó con tiempo suficiente para ponerle la zancadilla a su atacante. - ¡Uff! –resopló Berto al caer contra el suelo- Condenado hijo de puta… ¿Cómo coño has hecho eso? –preguntó mientras se levantaba y veía a Andrés dirigirse a su habitación. - ¿Hacer el qué?dijo éste a punto de entrar por la puerta- Te levantaste y resbalaste, ¿no? ¡Friegas demasiado, Chama!gritó para que éste le oyese- ¡O demasiado poco!añadió tras cerrar la puerta. “Observación: el sujeto Chama ayuda al individuo Berto a levantarse del suelo. Un análisis de sus rasgos faciales y su comunicación no verbal tiende a indicar un porcentaje medio entre los dos de un 20 % de confusión, un 20 % de preocupación, un 10 % de miedo y un 50 % de ira.” - Proposición: ¿Podría alguien facilitar mi función principal, que requiere de una atención prioritaria para ser completada con éxito? –pregunté, siendo mi súplica ignorado por ambos. - ¿Tú lo has visto, no? –inquirió Berto a Chama- ¡Ese cabrón me ha esquivado como si fuese un jugador del equipo nacional de waterpolo de Laponia! - Sí… -admitió Chama­- Y añadiría que te has golpeado la cabeza con demasiada fuerza. Intentaré hablar con él. –añadió dirigiéndose hacia la puerta de la habitación de Andrés, y deteniéndose en seco al ver que dicha puerta no se abría a pesar de manipular de la forma adecuada el artilugio conocido como picaporte- ¡Andrés! ¡¿Has puesto un cerrojo?! - Por favor… -sonó la voz de Andrés desde el interior de la habitación- Cerrojo es decir poco… ¡Tal calificación supone insultar a mis idolatrados artilugios de seguridad personal!añadió con cierto tono ofendido. - Andrés. Abre. –ordenó Chama, realizando nuevamente un intento de accionar el picaporte- Tenemos que hablar muy seriamente contigo. Estás metido en un buen lío, amiguito. - Escucha, Chama… -comenzó a decir Andrés- Me caes bien. Siempre lo has hecho, desde que te conozco. He llegado a cogerte aprecio. Por eso te concedo el beneficio de la duda y una amistosa advertencia.un sonoro clic se oyó desde más allá de la puerta de la habitación- ¿Por qué no le cedes el puesto de manipulación picapuertil a tu gorilesco acompañante? Estoy seguro de que la especie podrá subsistir sin que se propague su tara genética. - ¿Qué cojones dices, subnormal? –respondió Berto- ¿Tengo que reventar la puerta y partirte la cara a hostias? ¡Cuando acabe contigo va a parecer que como estás ahora es guapo! - Perdona mis rimbombantes expresiones, Berto, querido… -contestó Andrés- ¡Estaba leyendo la National Geographic, y todo se pega! ¡Ya sabrás que algunas de esas gachises científicas están de toma pan y moja! - Andrés, ¿a qué vino esa advertencia? –preguntó Chama- ¿Y qué se supone que era ese clic? - Ah, mais oui, mon capitaine… ­-contestó Andrés, simulando un extremadamente remarcado acento francés- ¡Se tgata de un sofisticado agticlugió! Aquel que manipule el picapogté, vegá gueducido a escoguia sus… Ejem… ¡Pagtes nobles! - ¿Y ese acento francés a qué viene? –dijo Berto, dejando con aprensión de aporrear la puerta. - Hay algo en los detectores de disparo térmico que emociona a mi dulce corazoncito… -repuso Andrés- ¡Y el francés es el idioma del amor, después de todo! –Andrés calló unos segundos- ¡Pero eso no impedirá que les aniquile a todos ellos, rayos y retruécanos! ¡Veré sus cabezas clavadas en pinos canadienses antes de que acabe el día! - Ehm… Por supuesto, claro, Andrés. ¡Nosotros apoyamos tu causa! –comentó Chama haciendo señas a Berto para alejarse de la puerta- Nos vamos a ver la tele, ¿vale? - ¡Grabadme Humor Amarillo e id comprando otra tele!advirtió Andrés- ¡Me ha entrado antojo de masacrar indiscriminadamente (y de forma políticamente incorrecta) a individuos asiáticos!