viernes, 31 de octubre de 2008

Un año de Covacha

¡Un aniversario! ¡Uno! ¡Un año de Covacha! ¡Uno!
De Breve disertación introductoria, 31 de Octubre del 2007
"Con tan ampuloso y grandilocuente título (características éstas en las que siempre he gustado de regodearme jocosamente cuando la ocasión lo permitiera), declaro inaugurado este, mi blog. Y ya de paso rebajo el nivel de pomposidad de mi prosa, en un intento de no desanimar al curioso internauta que por aquí asome su curioso rostro. A ese y a cualquier otro... ¡Bienvenido!
Las razones que impulsaron la creación este blog son tan variadas que la mayor parte de ellas permanecen ocultas incluso a mí, su creador. Vamos, que no tengo mucha idea del porqué, pero me apeteció probar suerte en la llamada blogosfera. ¡Ahora bien, yo lo creé y yo puedo destruirlo! Y tras esta afirmación, probablemente influenciada en el llamado complejo de Frankenstein (que puede que algún día analice), continúo.
¿De qué va a ir este blog? Igualmente, no lo tengo muy claro, aparte del abstracto grupo de cosas que conforman mis gustos, actitudes y pensamientos diversos. Encontraréis artículos sobre una de mis principales aficiones, los cómics, en donde intentaré mostrar a los neófitos lo que algunas obras del noveno arte pueden transmitir... Sea lo que sea.
Me imagino que también os encontrareis con disertaciones (monólogos a no ser que os molesteis en comentar) sobre temas variados. Si en algún momento logro despertar en vosotros, mis lectores, sensaciones como Este tío está muy mal, ¿Cómo le da por fijarse en eso? o ¿Qué ha fumado y dónde puedo conseguir un poco?, habré conseguido mi objetivo de sorprender, hacer consciente o pensar acerca de muchas cosas.
Mis disculpas adelantadas"
Encontráis aquí un borrador del primer artículo del blog, que lo introducía a la blogosfera. Algunas semejanzas y diferencias con el finalmente publicado, y mucha más de la verborrea que me caracteriza a veces (pero, ¡ey!, ¿es o no es divertida? A mí personalmente me encanta). Y es que parece mentira, pero ya hace un año que La Covacha de Superlayo abrió sus puertas.

¿Ha encontrado la Covacha un sentido concreto? Revisando la descripción del blog, creo que no se ha desencaminado al respecto del blog. Pero creo que sí ha habido una evolución. Los primeros posts tenían un montón de imágenes como contrapunto cómico, o como parte fundamental del blog, por ejemplo. Hoy día apenas pongo imágenes salvo como complemento del post en sí.

He realizado homenajes a personas concretas, aprovechando sus respectivas onomásticas, pero lo he ido dejando a un lado; en parte porque puedo demostrarles con hechos lo que aquí plasmaba por palabras, y porque intento reducir el personalismo del blog para que sea relativamente asequible al nuevo visitante.
Otra cosa distinta son las pocas veces en que he hablado de algo personal mío: los que me conocen adquieren cierta profundidad hacia mí con ese tema; los que no, verán algo más que unas manos que escriben posts.

¿He hablado de cómics? ¿He reflexionado sobre ideas variadas que me vienen a la mente, muchas veces sin ningún tipo de contexto? ¿He explicado el complejo de Frankenstein? La respuesta a todas esas preguntas es sí, pero creo que también he conseguido algo más. Me he ido construyendo una atalaya desde donde puedo comunicarme al mundo.

¿Es una necesidad vital? No, realmente no. Me pasé tres meses de vacaciones del blog y tampoco lo eché especialmente de menos. Incluso hay veces que lo que menos me apetece es escribir para la Covacha, porque estoy hasta arriba de trabajo o estoy cansado, simplemente. No tenéis más que ver las actualizaciones a lo largo de esta semana. Ah, ¿que no hay? Pues eso.

Pero otras veces lo disfruto como un enano, y al menos practico el escribir, algo que debiera hacer con más cotidianeidad. Tengo un grupete de lectores más amplio de lo que me imagino por los comentarios (porque algunos me los hacen en persona, en vez de en el blog); alguna vez he pensado en subirme a Tebelogs (una página donde enlazan las actualizaciones de blogs de cómics), para aumentar el público, pero no estoy seguro de que el mío pueda entrar en esa definición.

¿Qué puedes encontrar en este blog, recién llegado? Temas comiqueros con cierta regularidad, pero reflexiones de todo tipo (exceptuando quizás las útiles; pero el filosofar es lo que tiene), un extraño relato más o menos mensual con visos de cómic (Astonishing Andrew, cuyo número 4 comenzará a publicarse el lunes y se extenderá durante toda la semana), y humor absurdo con algún juego de palabras chorras, que es lo nos gusta en la Covacha.

¿Sugerencias, felicitaciones, aplausos, regalos virtuales? Para eso están los comentarios, queridos. ¡Hagamos entre todos de la Covacha un lugar más interactivo! ¡Recomiéndesela a sus amigos y familiares! ¡Pidan al Gobierno que le conceda una beca cultural! ¡Organicen una conga en su honor! Y recuerden: en la Covacha de Superlayo les queremos a todos y cada uno de ustedes.

sábado, 25 de octubre de 2008

Complejo de Frankenstein

El complejo de Frankenstein bien podría considerarse como una actualización del freudiano complejo de Edipo. Todos conoceréis sin duda la historia de Edipo, una tragedia griega donde el protagonista del mismo nombre termina (sin saberlo) matando a su padre (curiosamente llamado Layo, recordaré no nombrar Edipo a ningún vástago mío) y casándose con su madre.
Ahora bien, en el siglo XX, el psicólogo austriaco Sigmund Freud tomó el nombre de Edipo para asociarlo a un supuesto conflicto emocional dentro del niño, por la que éste sentía una inconsciente atracción sexual por su madre, y un odio igualmente inconsciente hacia su figura paterna (derivado de lo primero).
Ahora bien, si no tratado por Freud (y si ha sido tratado por la Psicología desconozco con que nombre), existe algo que podríamos denominar como una inversión del complejo de Edipo, es decir, que el padre tema ser sustituido por su hijo (tema que ya apareció anteriormente en distintas mitologías, siendo quizás la más cercana la griega). ¿A qué viene esto, y que es el dichoso complejo de Frankenstein?
El complejo de Frankenstein no es algo que sufra una persona desproporcionadamente fea, si alguien estaba pensando en ello. El término fue acuñado por el genial escritor Isaac Asimov, uno de los más (sino el mejor) escritores de ciencia-ficción de todos los tiempos, y a cuya narrativa debemos por ejemplo la palabra robótica.
Precisamente, el escritor judío lo acuñó en relación con el monstruo de Frankenstein, que fue abandonado por su creador y que finalmente causaría la muerte de éste. Así, el complejo de Frankenstein se refiere al temor del ser humano a ser reemplazado por sus propias creaciones, en el caso de los relatos de Asimov, los robots (a pesar de que los robots asimovianos tenían implícita en su programación las Tres Leyes de la Robótica, que básicamente impedían dañar al ser humano).
El concepto no es exclusivo de Asimov, y podemos encontrarlo por doquier. El genocida robot Ultrón (enemigo de los Vengadores) ansía con toda su alma cibernética destruir a su creador. Los casos en los que en la ficción alguien manipula genéticamente algo y luego se les sale de madre, son innumerables. ¿Podéis recordar alguna?
Quizás la representación más moderna este temor (el contemporáneo Prometeo) fuese la trilogía de Matrix, en donde las máquinas tomaban el control absoluto de la humanidad. ¿Podría calificarse como complejo de Frankenstein temer algo que creamos, pero al mismo tiempo es natural?
Por ejemplo, los mutantes marvelianos (Patrulla-X y demás), son temidos por la humanidad (entre otras razones) por ser el siguiente paso evolutivo, quienes les sustituirán (complejo de Edipo); pero su aparición se vio aparentemente incentivada por la energía nuclear (¿complejo de Frankenstein?).
Ahora preguntémonos, y lo hago recordando lo que comentábamos en uno de los post anteriores... ¿Debemos temer a las generaciones que nos van a suceder, o que convivirán con nosotros, con menor edad? Sin duda, la mayoría de ellos no nos ofrecen una gran garantía de futuro... Pero tampoco hay duda de que este temor no procede del reemplace como tal consideración (más biológica que otra cosa), sino del pensamiento de que la sociedad ha creado sus propios monstruos... Y terminarán volviéndose contra ellos.

jueves, 23 de octubre de 2008

¡Feliz pitufoversario!

Esto es un pitufo. Y a pesar de su aspecto infantil y de esa vocecilla odiosa que les pusieron en los dibujos animados, molan muchísimo.
Los Pitufos vieron la luz en forma de cómic, un 23 de Octubre de 1958, de la mano de su creador, Peyo. Aparecieron por primera vez como secundarios en la revista Spirou, en la historia La flauta de seis agujeros (rebautizada años después como La flauta de seis pitufos) en la serie de otros personajes, Johann y Pirluit.
La popularidad de estos diminutos duendes de piel azulada, con su peculiar forma de hablar (perdón, pitufar) les hizo ganarse su propia serie, que estrenaron con Los pifufos negros, y que continuarían con numerosos álbums más. Pero su popularidad a nivel mundial la alcanzarían con la serie de dibujos de Hanna-Barbera, que sería quien convertiría en parte del imaginario colectivo a personajes como el Gran Pitufo (Papá Pitufo en algunas traducciones), la Pitufina o el malvado brujo Gargamel.
Dejando a un lado la estética naif (palabra que me imagino venga de naive, ingenuo en inglés si no me equivoco) e infantiloide de la serie de dibujos, muchos cómics de los Pitufos (sobre todo los primeros) son verdaderos cómics de más de una lectura: la de un niño, y la que presenta una metáfora sobre la naturaleza humana.
Así, encontramos reflexiones sobre la violencia (y quizás una versión infantil del fenómeno zombi en cuanto a enfermedad contagiosa y virulenta) en Los pitufos negros; a un pitufo cualquier sucumbir a la presión del poder y convertirse en dictador en El pitufísimo; el sinsentido de una guerra civil (en el caso de los pitufos por razones lingüísticas) en El pitufo verde o el verde pitufo; o como la paz y tranquilidad del pueblo se ven desbaratadas al hacer acto de aparición un huevo mágico que concede todos los deseos, en El huevo mágico.
Otras historietas van más con el espíritu de la aventura y el humor sin más (Los pitufos y el Ketekasko, El Cosmopitufo), pero todas ellas intentaban transmitir algún tipo de valor. Pero yo, que, personalmente, adoro a estos diminutos seres azulados, me conquistaron con más cosas que los dibujos animados (que dudo que hicieran mucha mella en ese sentido, ¿quién recuerda esa serie con cariño?) y los tebeos. Y son los muñecos.
Existen cientos de muñecos distintos de pitufos, y yo los colecciono desde que era crío. Algunos heredados, la mayoría comprados o regalados (aún recuerdo con cariño el que se me comprara un pitufo algún sábado de la que venía a Oviedo), los muñecos de pitufos son adorables, de un tamaño creíble para los personajes que son, y con la variedad suficiente para pasar tardes y tardes enfrascado en sus aventuras.
Aunque he de reconocer que en mis tardes de jugueteo pitufil jamás llegué a conseguir algo tan guay como esto. Ejemplos de esto, en los enlaces de frívola nostalgia (como siempre, al fondo a la derecha), recomiendo que se vean los pitufos indios o los pitufos de Halloween, algunos de los más recientes y muy muy chulos.
¿Y que a qué venía todo este rollo de pitufo, quiero decir, de post? Hombre, pues me da que no sois muy avispados si tenéis que preguntarlo, gente. No hay más que mirar el título y fijarse en la fecha de "nacimiento" de estos enanos con birrete. Los Pitufos cumplen exactamente hoy 50 años, y no podía dejar pasar la oportunidad de mencionarlos. Los muñecos del 2008 celebraban todos una fiesta al respecto; estoy deseando ver como serán los del 2009.

domingo, 19 de octubre de 2008

El Astonishing Andrew del mañana... ¡Hoy! (2)

- Sí, a eso me quería referir ahora, ¿sientes predilección por alguno de esos personajes secundarios? ¿Tienes planes concretos para algunos, tanto darles protagonismo como para... eliminarlos? (risas) ¿Nos puedes contar algo sobre esto?
- ¿Sabes lo paradójico de Astonishing Andrew? ¡El mejor personaje secundario es el protagonista! (risas) Hay ocasiones en que Andrés es un mero McGuffin (Nota del Traductor: excusa argumental) para conducir la historia, ¡y la mayoría del tiempo apenas es utilizado salvo para introducir la comedia en la serie! Pero hablando más en serio... Al contrario que mi versión alternativa de la Tierra-542 (N.T: el mayor Pelayo, de S.H.I.E.L.D.), siento predilección por Stan Lee. Es como... (risas) No, en serio, ¡es como la grandilocuencia personificada! Es como decir... ¡Así hacíamos cómics en los 60! ¡Adoradme! (risas) En cuanto a los "secundarios principales", me gusta el personaje de Berto.
- Sí, la verdad es que es un buen recurso para el desarrollo de otros personajes, pero no podrías seguir la serie sin él, ¿verdad? ¿O planeas darle un papel mas secundario (a Andrés) frente a otros para no sobrecargar al personaje? ¿Ha llegado la ultima pregunta?
- Aún estoy con los secundarios, gracias. Berto es el músculo del grupo, pero también un intermezzo entre la cordura y sensatez de Chama y la locura de Andrés. Es la visión del prototipo del hombre de a pie, y me encanta... Aunque a veces me obligue a reescribir sus diálogos para meter más tacos. (risas) Con respecto a los otros secundarios, y como ya he dicho, planeo profundizar en ellos poco a poco. ¿Me preguntaba que...?
- Preguntaba antes del fallo de conexión si planeabas algo para no sobrecargar demasiado al personaje de Andrés, o si seguirá en su línea.
- Bueno, lo cierto es que últimamente está muy a la gresca, ¿no? Muy en su línea, por otra parte, pero quizás necesitaría unas vacaciones. ¿Se os ocurre algún sustituto adecuado? Perdonad, mi editor me apunta con 1a pistola a la entrepierna. Seguro que comprendéis mi posición de silencio. (risas)
- Comprendemos la delicada situacion. (risas) Tambien vemos muchas referencias a las series de TV y similares, hay alguna producción, cómic, libro, que te influencie por encima del resto a la hora de escribir?
- Quizás te sorprenda está revelación, pero... ¡Soy un maldito friki! (risas) Me se diálogos enteros de los Simpsons, Futurama y Padre de Familia, y gran parte de las referencias proceden de allí. Intento beber por igual de las fuentes de cómics de Marvel para proyectarlas sobre el papel, y aumentar sus cualidades para parodiarlas incluso. En general referencio la cultura popular con la que he tenido contacto, ya sea música, películas o dibujos animados. Salvo las que he mencionado al principio, no sería capaz de mencionar una influencia tan clara.
- Te declaras lector de Marvel, devorador de cómics en general pero, dentro de esa editorial, ¿hay alguna serie de Marvel que te gustaría guionizar si te diesen la oportunidad, o algún personaje que desarrollar?
- En una ocasión preparé guiones de al menos 7 números para un nuevo volumen de The Ultimates (N.T: una versión actualizada de los Vengadores), pero su tono iba más bien encaminado al tono de Mark Millar y Bryan Hitch. Ahora que Jeph Loeb y Joe Madureira han dado una nueva vuelta de tuerca a la serie, se han quedado obsoletos. Pero todo eso cambiará cuando destruya a su prole y me de un festín con los sesos d sus compañeras (risas)
- ¿Qué opinas acerca de la nueva tendencia de Marvel? ¿Demasiados crossovers y demasiados cambios muy continuados? ¿Crees que vamos hacia algo mejor, o retornamos a los 90, que algunos queremos olvidar? (N.T: los 90, esa nefasta década para los cómics, con enormes pistolones y dientes muy apretados)
- La Marvel actual tiene muchas posibilidades... Si le echan c****** (también voy a darme un festín con los censores de las entrevistas) (risas) Es decir, si mantienen los interesantes status quo que están creando últimamente. La tendencia al crossover (N.T: cruce de series) anual se está potenciando gradualmente, y eso puede ser peligroso, sí.
- Como última pregunta, ¿algo que decir a nuestros lectores?
- Mmm... ¿Que enviéis cartas a Marvel pidiendo que publiquen Astonishing en versión comic? (risas) Por cierto, ¿quién se encarga de poner el cartelito de risas x aquí? (risas) No, lo digo en serio. (risas) Vale, vale, ya lo dejo. A los lectores, sólo decirles que esperamos que sigan tan fieles seguidores de la serie como siempre, que comenten mucho, tanto a mí como al propio Andrés (al que recordamos se pueden dejar preguntas) y que recomienden a sus amigos la Covacha de Superlayo, orgulloso patrocinador de Astonishing Andrew and his Amazing Friends.
- Muy bien, ahí queda el aviso. Ha sido un placer, y gracias por concedernos la entrevista.
- El placer ha sido mío, un abrazo.

jueves, 16 de octubre de 2008

El Astonishing Andrew del mañana... ¡Hoy! (1)

- Bueno, ¿a qué viene tanta prisa, caballero? ¿Qué querías saber? - Los lectores ansían saber más sobre el futuro de la colección, tío. ¿Qué será ahora de Astonishing Andrew en su Brand New Day particular? (Nota del Traductor: La expresión inglesa da nombre a una etapa de Spiderman, Un nuevo día, que intenta revitalizar al trepamuros) ¡Por eso esto está siendo grabado para ser colgado en Internet! ¡Bienvenido a Saturday Night Live! - Es Jueves. - Vemos que Pelayo no contesta... Ausente en sus pensamientos. Ajeno a toda realidad. Osando oponerse a mí. ¡¡Pues bien, sera como quieras, Pelayo!! ¡¡¡El deseo de Alvaro no será negado!!! - Sigh... Ya. Bien, pues si tal es su deseo, daré un avance... Daré un giro de 180 grados a la historia, ¡con cosas nunca vistas! Berto... ¡Pegará a alguien! Chama... ¡Comprará cosas! Andrés... ¡Hará el gilipollas! - Eso no es un giro demasiado espectacular, ¿no crees? - Creo que nuestros lectores son lo suficiente maduros como para soportar este cambio de tendencia que, por otro lado, el mercado pedía desde hace tiempo. Estoy convencido de que esta maniobra argumental atraerá a nuevos lectores, lo que permitirá la renovación generacional en la serie. ¡Éste no es el Astonishing Andrew de tus padres! - Sí, parece interesante pero... Algunas declaraciones tuyas hablan de nuevos personajes, ¿podrías contarnos algo sobre ello sin incurrir en demasiados spoilers? (N.T: un spoiler es una revelación de algo que ocurre en la historia) - Bueno, al menos lo intentaré. (risas) Introduciremos dentro de la historia a un personaje conocido por los marvelitas, cuya función será fundamental para el desarrollo de la historia. Creemos que encajará muy bien en este número de transición que supone el número 4. Es como el final de un episodio de Perdidos en el Espacio; la aventura termina y se sientan a meditar las consecuencias de esta, y piensan en que les deparará el futuro. - ¿Se ampliara el grupo de Amazing Friends con este nuevo cambio en la serie tras los tres primeros numeros? - Bueno, aunque no hayan aparecido físicamente, el grupo de los Amazing Friends ha estado básicamente definido ya desde el What if? que inició toda esta gran historia. Pero sí, tenemos planeado el traer a un primer plano al resto de Amazing Friends. El subargumento de la redención de Andrés con respecto a sus antiguas amigas será muy importante en estos próximos números. - Hemos visto en estos numeros desfilar importantes personajes como la Patrulla-X, uno de los grandes pilares de Marvel ¿Veremos en el futuro a más personajes de peso de la Casa de las Ideas, como las Vengadoras (que tuvieron una leve aparición) o los 4F, que ya hicieron acto de presencia en el What If?? - Me temo que the She-Avengers (N.T: las Vengadoras en la edición española) no tienen planteada su aparición próxima. Lo que sí tengo claro es que tarde o temprano volverán a ser los Vengadores, con componentes de ambos sexos. Tan sólo una pequeña parte de los Vengadores (aunque no cabe duda que los más representativos y algunos de los más poderosos) fueron diezmados en el asunto del Cubo Cósmico. Aún así, tengo planeados algunos cameos de antiguos Vengadores. No tengo planes ahora mismo para hacer aparecer a la primera familia de Marvel, pero sí os puedo adelantar que nuestros protagonistas deberán enfrentarse dentro de unos cuantos meses a uno de los peores enemigos de los Cuatro Fantásticos, que también es uno de los grandes villanos del Universo Marvel. Respecto a los Defensores, no merecen estar a la sombra en el Universo 542, pero necesitaría analizar a los personajes del Equipo A antes d tratarlos con la personalidad adecuada (N.T: recordamos que los Defensores fueron obligados por Andrés para creerse el Equipo A). - Suena realmente interesante, esperemos ver a donde nos conduce el argumento. ¿Lo tienes todo planeado de antemano, o realizas giros argumentales según avanza la historia? - Tengo abocetados los argumentos de al menos 5 sagas más, pero intento apuntar las ideas que van surgiendo a lo largo de los días. La escritura de un número cualquiera de Astonishing Andrew es tan absurda y alocada como su propio protagonista. Después de escribir la introducción, sigo escribiendo por donde me dicta la inspiración, sin necesidad de seguir un hilo argumental constante. En muchas ocasiones, uno escenas inconexas que acaban formando así el número. A veces no se cual será el final hasta que llego a él, y otras es lo primero que escribo. Pero en general tan sólo tengo vagos esquemas de cada número, o alocados diálogos que extienden sus raíces hasta formar el todo de la historia. - Bueno, es un sistema cuanto menos original. ¿Tienes pensados proyectos relacionados con esta serie, como Annuals, numeros especiales, miniseries u otras series guionizadas o supervisadas por ti? Muchos lectores ven el Universo 542 como algo inexplorado en muchos aspectos. - Lo se, y en parte entiendo a los lectores que piensan así, pero deben darse cuenta de que la Tierra-542 es un proyecto muy personal. Algunas personas intentan comprender: ¿hubo un acta de registro superheroico en esa Tierra?, ¿resucitó Wonder Man?, o cosas así. Podéis preguntarme lo que queráis, en la mayoría de casos, la respuesta será la misma: No lo se. No conozco la historia de la Tierra-542, la creo. Si tuviera un libro de texto que me dijera: "Aquí pasó esto, esto, y esto"... ¿En que se diferenciaría lo que escribo de mi carrera en la Historia con mayúscula? No, el saber todo eso no haría más que coartar mi creatividad, y por lo tanto, el humor que caracteriza a Astonishing. No habrá miniseries ni spin-offs (N.T: proyectos derivados) de la serie, pero intentaré dar un peso mayor a los Amazing Friends, que irán ganando protagonismo gradualmente (como de hecho ya están haciendo). Si que tengo preparadas ideas, sin embargo, con respecto a Annuals y números especiales. [Continuará]

martes, 14 de octubre de 2008

Enlace pequeño, enlace menudo...

Hijos míos, la Covacha de Superlayo ha llegado a los 75 posts. Este número tan especial (que habría pasado totalmente inadvertido si no me hubiese dado hoy por ver cuantos llevaba) no podía dejar sin celebrarse (seré cínico...), así que he decidido dedicarlo a una parte muy importante del blog. Los lectores.
Pero como un post enteramente para los lectores quedaría muy ñoño, y para los que comentan regularmente sería excesivamente corto, me temo, he decidido cortar por lo sano y centrarme en enlaces que tenía pendientes, de gente maja que lee el blog de vez en cuando o con cierta regularidad. Así que...
Una tira minimalista realizada por el entrañable Paco, que, cumpliendo lo que promete, nos presenta las aventuras y desventuras de dos esferoides con patas. Ante la duda de algunos de que dos bolas ligeramente antropomórficas pueden hacerles reír, se lo recomiendo encarecidamente, ya que dudo que no consigan, al menos, sacarles una sonrisa. Sus esfericaturas (caricaturas esféricas, que es que hay que explicarlo todo) de personajes ajenos a la tira también son algo digno de ver... ¡Y acepta sugerencias!
¡Eva, la más acérrima fan de la Covacha, con el record de comentarios por pixel cuadrado, abre su propio blog! Bueno, de hecho ya lo abrió en Septiembre, pero estaba demasiado ocupado con mis vacaciones para echarle un vistazo. Ahora lo he hecho (por encima, ¡pronto llegará el momento de leerlo con detenimiento!), y os anticipo relatos cortos (aunque no necesariamente micro-relatos) sobre temas que probablemente sorprendan a la propia autora. ¡Y ansía críticas!
Blog aparentemente muerto antes de llegar a vivir, lo incluyo en la lista por ser de una amiga, porque podría (aún puede) crecer hacia algo distinto, porque la autora me lo pidió por favor, y porque me tiene enlazado. Es difícil definirlo (apenas tiene dos posts), pero si se le dedicase tiempo probablemente tuviese todo tipo de reflexiones, y quizás alguna de ellas interesante. ¡Y c'est fini!

P.D: Sí, se que probablemente esto no sea demasiado especial para un número 75... ¡Prometo esforzarme más para el post número 100! ¡Saludos a todos!

domingo, 12 de octubre de 2008

¿Batalla perdida?

Érase una vez un tiempo -y parece muy lejano ya- en el que existía una figura respetada, la persona culta. Él -solía ser él, pero con el tiempo pasó a ser cada vez más ella- recibía una educación que difería poco de un país a otro -me refiero por supuesto a Europa- pero que era muy distinta a lo que conocemos hoy.
[...]
A finales del siglo XVIII, el plan de estudios era cuatro veces más completo que el de una escuela equiparable de ahora: una amalgama de los principios básicos de la lengua, el derecho, el arte, la religión y las matemáticas. Se daba por sentado que esta educación, ya de por sí densa y profunda, sólo era una faceta del desarrollo personal, ya que los alumnos tenían la obligación de leer, y así lo hacían.
[...]
Este tipo de educación, la educación humanista, está desapareciendo. Cada vez más los gobiernos -entre ellos el británico- animan a los ciudadanos a adquirir conocimientos profesionales, mientras no se considera útil para la sociedad moderna la educación entendida como el desarrollo integral de la persona.
[...]
Hay un nuevo tipo de persona culta, que pasa por el colegio y la universidad durante veinte, veinticinco años, que sabe todo sobre una materia -la informática, el derecho, la economía, la política- pero que no sabe nada de otras cosas, nada de literatura, arte, historia, y quizá se le oiga preguntar: Pero, entonces, ¿qué fue el Renacimiento? o ¿Qué fue la Revolución Francesa? Hasta hace cincuenta años, a alguien así se le habría considerado un bárbaro.
Doris Lessing, Premio Príncipe de Asturias del año 2001

viernes, 10 de octubre de 2008

Capitán América: El elegido

El Capitán América es un personaje complicado, en mi modesta opinión. Un personaje complicado de escribir y complicado de entender en su contexto adecuado. Nació en una época de propagandismo en donde incluso el Pato Donald le pateaba el trasero (literalmente) a Hitler, así que no es de extrañar que en el Captain America Comics nº 1 el Capi apareciese dándole un puñetazo al Führer.
El mensaje de este Capi primigenio era claro, y así se veía en su origen. Porque el Capi apenas era un tirillas al que un tratamiento militar (el llamado suero del supersoldado) le permitía alcanzar el máximo exponente físico del ser humano, pudiendo así ayudar a su país en la Segunda Guerra Mundial. Era un mensaje de esfuerzo y superación para combatir a la amenaza nazi, y nadie se sentía incómodo con ello, porque, ¿que mejores villanos que los nazis?
Uno de los apelativos del Capitán América ha sido el Centinela de la Libertad, y esto se veía claro en su lucha contra los nazis. No obstante, durante los años 50, este ideal se desvirtuó (paralelo a la evolución ideológica de su propio país), y sus cómics obtuvieron un rimbombante título, adecuado a los tiempos del senador McCarthy: Captain America: Commie Smasher! / Capitán América: ¡Aplastacomunistas!
Ya en los 60 (más tarde se contaría en retrocontinuidad que el Capitán América de los 50 había sido un mero sosías que había enloquecido), el Capitán América fue rescatado en animación suspendida, congelado en el hielo en el Océano Ártico a finales de la Segunda Guerra Mundial. Uniéndose a los Vengadores (un importante supergrupo marveliano) y en solitario, el Capi debía adaptarse a un mundo totalmente nuevo para él.
Es paradójico que este personaje sea considerado como parte del imperialismo yanqui, pensamiento que desde los tiempos del franquismo (y ya hablo sólo desde España, por supuesto) ha sido considerado así. Al margen de opiniones políticas (que no recuerdo que en ningún momento se haya posicionado), el personaje siempre se ha mantenido firme a sus ideales, posicionándose en más de una ocasión contra las decisiones de su gobierno.
Son ideales que parecen inalcanzables, los tan manidos ideales sobre los que se fundaron los Estados Unidos (que más tarde propiciaron la Revolución Francesa y con ello cambiaron el mundo), de la libertad, la justicia y la tarta de manzana. Ideales que quizás con el cinismo actual resultan poco creíbles, y más aún por la relación con el peso que conlleva el nombre de Capitán América. No obstante, es lo que el personaje en sí representa.
En Captain America: The Chosen, nos encontramos con un posible final a la carrera del Capi, en donde se nos presenta a un personaje moribundo, en conexión mental-espiritual (extraño efecto secundario del suero de super-soldado, inventado para la ocasión) con un soldado estadounidense en Oriente Medio.
Quizás es aquí en donde la miniserie falla más, ya que la comparación entre las dos guerras (la 2ª Guerra Mundial y los actuales conflictos en Irak y aledaños) resulta difícil de encajar. Esto es así porque resulta fácil contemplar la primera en blanco y negro, mientras que la guerra actual se difumina en una multitud de grises morales. La justicia o necesidad absoluta de llegar a la guerra no puede verse claramente en la actualidad, en contraste con la lucha contra la Alemania nazi.
Sin embargo, si consigue recuperar con creces el espíritu de superación del Capi primigenio, y el sentimiento de que la justicia, entendida en su grado más amplio, es tarea de todos. En los finales de la serie, ante el miedo del soldado protagonista acerca de la muerte del Capi, y quién podría sustituirle.
La frase que cito a continuación, pronunciada por el Capitán América, la entiendo como un magnífico mensaje de autosuperación y un buen ejemplo de como recordar el potencial para el bien que (con esfuerzo) todo ser humano puede encontrar dentro de sí:

"Sacrificaría con gusto mi vida tan sólo para que la gente entendiera que cualquiera tiene en su interior lo necesario para ser un héroe... Que todos ellos pueden ser el Capitán América."

miércoles, 8 de octubre de 2008

¿Es este el fin de Randy?

Hoy tenía pensado en hacer un post metafórico entre la diferencia entre poner la radio o un CD cuando vas a la ducha, pero tendrá que esperar. Siento la necesidad de dedicarle unas palabras a un blog muy especial, y a Randy, el tío que lo empezó todo. Estoy hablando, por supuesto, de El Blog de Randy, allí en mis enlaces, al fondo a la derecha.
Conocí el blog de Randy el año pasado, a través de Tebelogs, una página genérica de enlaces a otras páginas relacionadas con el cómic o temáticas tangenciales. Encontré una joya. Encontré un lugar en donde no sólo podían hacerme sonreir, sino que además era visitada por un montón de gente que daban una gran vidilla a los comentarios.
Vale, son todo eufemismos (excepto lo de Tebelogs, eso es totalmente cierto). El blog de Randy ha conseguido hacerme llorar de risa, de tener que esperar dos minutos a tranquilizarme. Y la vidilla de los comentarios era un verdadero maremagnum con muy dispares personalidades, con bromas privadas y un ambiente familiar.
¿Recuerdan un montón de comentarios extrañamente chiflados que aparecieron por aquí hace ya unos meses? Fueron los tertulianos de Randy, que venían a buscarme, porque me echaban en falta por ausencia en el blog (exámenes, you know). A ese tipo de naturalidad y espontaneidad me refiero, que Randy fomentaba con cariño en su blog.
¿Alguien se preguntaba que era usar más trucos que un
pulpo en un combate de lucha libre?
Pero eso se ha terminado, aparentemente. El bueno de Randy, que aspiraba a que alguien de las altas esferas se fijase en su trabajo (porque realmente hay posts que se ve perfectamente que llevan trabajo, y mucho) para obtener un ídem como guionista o similar, ha tocado fondo a este respecto.
Se ha currado un seguimiento a su estilo del festival de Sitges y ha obtenido pobres resultados en cuanto a visitas y comentarios y demás; y ha sido (por el trabajo que le ha llevado) un poco la gota que colma el vaso. Me siento incluso un poco culpable por no haberle visitado últimamente, si bien es cierto que estaba reservando artículos para el curso, y que lo había dejado de lado como a la propia Covacha.
Y lo siento verdaderamente, y me he quedado triste como parece increíble que puede causar el cierre de un blog. Pero para mí no era un blog de noticias, que sentiría que dejaran de informarme, o tan sólo un blog de humor, que echaría en falta que me hicieran reír. Era un poco como un bar virtual en donde conocía al dueño, que era supermajete, y por ahí había siempre gente genial para echarse unas risas.
Y si Randy por hache o por be se encontraba mal, y tenía a bien hacérnoslo saber, intentábamos animarle, y en cierta medida nos preocupábamos, y dudo que fuese porque a nuestro camello de risas nos fuese a cerrar el grifo. Y como con Randy, con el resto de comentaristas habituales, a los que hicimos un intento por animar y/o ayudar en algún momento que otro.
Y ahora el bar-blog cierra, y me siento triste. Tanto sus artículos como las charlas en el blog supusieron un apoyo importante para mí durante el curso pasado, porque me hacían reír o me permitían despejar (o ambas cosas a la vez) y me animaban en mis interminables horas de trabajo frente al portátil.
No puedo más que desearle que encuentre lo que esté buscando, que ojalá vuelva al blog, pero que aunque no lo haga, no pierda la esperanza de cumplir su sueño de trabajar como guionista. Porque valdría para ello si le diesen la oportunidad, y es lo suficientemente joven como para que ocurra.
Yo se de quien me acordaré cuando se estrene High School Musical 3 (jo, realmente tenía ganas de ver ese Furibundo Espectador...), y a quién recordaré cuando llame a mi amigo Pichu (fotógrafo constante) "zakefron" por ser "el friki de las fotos". Gracias por ser el principal responsable (o el detonante) de tantas risas. Terminemos en ese estilo:

Torque II :

Turtle's revenge

¿Chistes privados, decís? Podría deciros que ya os lo había advertido, pero... ¡Naaah! ¡No estáis en la onda!

P.D: Sabía que algún día estas imágenes serían útiles. Lástima que no dieran juego suficiente como para participar en las puertas abiertas del blog de Randy en verano, cuando éste se tomó vacaciones. Creo que quedan bien en este sincero homenaje.

lunes, 6 de octubre de 2008

Back to the blog

Finalmente, ha sucedido... Mientras tanto habéis tenido para entreteneros a Wall-E, las Olimpiadas, el nuevo siniestro y difunto Joker, y los reestrenos y múltiples post del resto de páginas que yo mismo enlazo (y alguna más), pero... En lo más profundo de vuestros corazones sentíais que os faltaba algo. Probablemente ese algo no fuese el recurrente retorno a la rutina de la Covacha de Superlayo, pero es lo que el universo tiene a bien concederos. Lo tomáis o lo dejáis, pero aquí lo tenéis. ¿Y qué podéis esperar para esta no-tan-nueva singladura? ¡Extrañas reflexiones (vitales y no tanto)! ¡Reseñas! ¡Nuevos enlaces! ¡Referencias a frikadas varias! ¡La escasamente esperada continuación de Astonishing Andrew and his Amazing Friends! En pocas palabras, mis entrañables lectores, considero que ha llegado el momento de que sintoniceis este canal y encontreis algo más que estática... Porque Superlayo (con un pequeño empujoncito del mundo universitario) ha decidido al fin terminar sus días de total asueto, y con ello, la Covacha vuelve para regocijo de muchos... Bueno, de algunos. Vale, probablemente tan sólo se regocije Eva, furibunda reaccionaria a favor de que regresase, pero no obstante... It's time to get back, people...

And I'm lovin' it.