martes, 1 de julio de 2008

¡Oh, poderoso deporte, que conviertes al hombre en bestia!

Dan el Mundial en la tele del bar España vuelve a casa Yo juego al futbolín contigo Sinceramente da lo mismo ¿Qué importará quién pierde o gana si nunca nos jugamos nada? Amaral, Tarde de domingo rara - Gato negro / Dragón rojo

Oye, que a punto. Acaba la Eurocopa, siento la necesidad de expresar mi opinión / sentimiento al respecto, y me encuentro con que en el recién regalado nuevo disco de Amaral (que todavía estoy paladeando, no sabría decir si me gusta o no, pero me pasa igual con todos los discos hasta que me acostumbro a las canciones) ejemplifica bastante lo que quiero decir (futbolines aparte).

Es paradójico que el deporte que ha levantado las pasiones de toda la nación (las mías no, me la refanfinfla), y el suceso que ha desatado las alegrías de todos los españoles (falso, mi indiferencia rompe las estadísticas, apunto a los generalizantes periodistas televisivos) sea importado. Que no quiero decir que tengan que ser los toros los que despierten pasiones, que era lo que nos faltaba (entre los pobres bichos y la etiqueta de toreros y manuelas que tenemos colgada por tópico...), pero bueno, es curioso.

Hoy (dos días después) parece que la fiebre ya se calma un poco, pero ya les vale. Que vaya chapa que nos han dado, leñe. Habrá quien me crucifique por esto, pero oigan, que ustedes no han ganado nada. Pero lo que se dice NADA. Bueno, probablemente les haya sentado bien el subidón de adrenalina, y quizás su organismo se encuentre un poco mejor tras la euforia. Felicidades.

Pero piénsenlo fríamente, queridos. Sí, respeto y me parece admirable el trabajo, el tesón y el espíritu de equipo de la selección española de fútbol. Son cualidades admirables y respetables a más no poder. Pero ahí se acabó todo. Porque esos jugadores de fútbol, por muy buenos que sean, lo hayan demostrado o no, no son más que profesionales en un trabajo sobrevalorado en importancia y sueldo.
Porque los futbolistas (y los deportistas en general), tendrían que ganar un poco más, lo justo para compensar que llega un momento en que el cuerpo ya no tiene nivel para seguir con su profesión. Y nada más. Que no sólo esa millonada, sino ese respeto y esa admiración no me parece que la merezcan lo que hacen. A ese nivel, al menos.
Y no tengo que trasladarme a los llamados "héroes anónimos" para ver quienes merecerían al menos una fracción de todo este sentimiento y dudo que sean recordados muchas veces. Mira, a mí héroe nacional me lo parece esa persona que se está dejando la piel en los campos, o con el ganado. A mí héroe nacional me lo parece el currante que conduce 10 horas seguidas para que yo pueda comer yo hoy.
A mí héroe nacional me lo parecen los que hacen posible que tenga agua corriente y electricidad, y teléfono e internet en la comodidad de mi casa. Porque esos hacen algo productivo, y algo útil, y no se les reconoce. Acepto a los deportistas como productores de entretenimiento si quieren, pero al mismo nivel que cualquier cosa que vea en la tele.
Puedo decir "¡Que grande!" si lo que hacen me encanta, pero no les pongo en un pedestal. Eso me lo reservo para algo que me haga sentir, que me evoque, que me transmita un sentimiento de los que ponen carne de gallina. Y puedo entender al deporte como inspiración de superación, espíritu de equipo o muchas cosas más, pero en el fondo, no alcanzo a comprender como una pelota atravesando lo que sea puede causar un escalofrío, o euforia, o lágrimas.
No sin conocer una historia detrás, al menos. Porque reconozco que el gesto del fulano ese (sí, no me acuerdo del nombre, lo siento) de recordar al fallecido Puerta, que murió joven, dejando familia e hijo, pues me llega. Me llega y me parece un bellísimo gesto que para mí tiene más importancia humana que el que España haya ganado la Eurocopa.
Porque en el fondo, ¿qué es España? ¿No resulta paradójico que lo que parece unir a toda una nación sea la victoria de 11 tíos que corren detrás de una pelota? ¿Qué ante una victoria de la selección, todo el mundo parece guardarse el "facha" en la boca después de oír el "¡Viva España"? En fin, pues bueno, pues si el sentimiento patrio, si el español es el que vibra con estas cosas, pues depórtenme, me declaro culpable. Me la suda (la oreja izquierda).
Y conectando de alguna manera (juro que en mi cabeza la relación tiene un sentido firme, pero no logro captarlo con claridad), decir que lo que Marx decía de la Iglesia, es porque no pensaba a que extremos podría llegar el fútbol, que parece ser el opio del pueblo. A principios del XX aquí en España ya se era consciente, de hecho se fomentó el fútbol para que la gente viera más partidos e hiciera menos huelgas (¡es historia contemporánea la que habla por mi boca!).
Mmm... Déjenme pensar... ¿No había una crisis, un declive, unos problemillas económicos por aquí? Vale, que no estoy muy puesto, no sabría decir poco más que es un tema serio y que sería importante que se tomasen medidas, fuese quien fuese... ¿Qué? ¡Crisis, dice! ¿Cómo vamos a estar en crisis, pinín, si España acaba de ganar la Eurocopa?
Me enerva, me enerva. En serio, muy probablemente me exceda en algo (o quizás no, ¿qué se yo?), o no tenga razón para ello, pero me pasa. Quizás es porque me siento en parte alienado de todo este sentir, me siento extranjero en mi propio país; en torno a estas circunstancias, me siento fuera de lugar hasta en mi propia casa y con mi propia familia.
Y bah, quieras que no, esto parece que se acentúa un poco con la multitud de nicks propagandísticos en el messenger, las noticias de la tele (cielo santo, parece que los deportes son un cáncer extendido a casi todo el telediario) y demás. Quizás esta "confesión" invalide todas mis ideas anteriores, pero yo me he quedado más a gusto.
P.D: Reconozco, después de todo, que el grito de "¡Podemos!" fue útil en tiempos de exámenes, por su carácter motivatorio. Punto positivo al fútbol por eso. O algo. Buenas noches, y a ver si mañana hay menos euforia, que me resulta un tanto cargante, ¿no se nota?

5 comentarios:

Javi & Pichu dijo...

Mi padre, pasado ese aluvión de emociones que todos hemos sufrido (porque a todos nos ha movido algo por dentro el fútbol estos días) tras el sorprendente desenlace de una Eurocopa histórica, me dijo que era suficiente, que estaba harto de ver cómo quienes pretenden cargarse la Nación Española buscan, con la excusa del fútbol, no parecer tan antiespañolistas (no encontré mejor término aun a sabiendas de que no es el que procede).

Entiendo tu enfado y tu cabreo; es comprensible que elevar a la categoría de dioses a quienes dan patadas a un balón es absurdo.

Creo que es bonito ver cómo un país se une para ver algo tan absurdo; no deja de representar que, en el fondo, nos sentimos parte de ello. Ahora bien, me parece estúpido obviar que ya hemos sido campeones en muchos otros deportes como para que sea el fútbol, el idolatrado fútbol, el que ahora venga a unirnos y a darnos lecciones de patriotismo.

A mí hay determinadas cosas que me cabrean de todo este asunto. Una de ellas es la aparente falta de "culturilla general" de los comentaristas deportivos en general y de la Cuatro en concreto: el día que España barrió a Rusia de semifinales, el comentarista Manu Carreño estaba haciendo la típica ronda de "desde dónde nos están viendo" y fue haciendo un recorrido por provincias españolas. Hubo un momento que, no sé si a modo de chiste, se le ocurrió decir que desde la MIR -Estación Espacial Rusa- también nos estaban viendo. POR FAVOR, QUE LA MIR SE CAYÓ HACE UNOS CUANTOS AÑOS. Y como no hubo sonrisas por parte de sus compañeros de retransmisión me quedé bastante pillado.

Otra cosa que me molesta es que vengan a darme lecciones de fe desde un canal que no se caracteriza, precisamente, por defender ese tipo de cosas. A otro de los comentaristas se le ocurrió empezar a decir a grito pelao (pero pelao, pelao, pelao eh) "¡DIOS EXISTE!¡DIOS EXISTE!" cuando Cesc Fábregas metió el penalti que nos daba la victoria frente a Italia. Como si Dios no tuviera mejores cosas que hacer que sentarse a ver un partido de fútbol.

También tengo detalles de Zapatero (faltaría más). Me jode, me jode ver que un presidente que ha ido promulgando la "discutibilidad" del concepto de Nación -en referencia a España- venga a decirnos que esta victoria nos une más como país. Quizá -no estoy nada seguro- tenga en parte razón, pero los problemas subyacentes que tiene España en concreto y el mundo en general, y que los medios de comunicación han enterrado durante tres semanas, siguen ahí, y como para muestra un botón, la propuesta de referéndum secesionista de Ibarretxe está o presentada o a punto de presentarse .

El deporte no nos da de comer, pero bueno, creo que alegrarse por ello de vez en cuando no tiene nada de malo. La euforia tiene que salir por alguna parte, y yo personalmente me quedo con el baloncesto, donde puedes celebrar cada canasta, antes que con el fútbol, donde te puedes tirar 90 minutos esperando descargar la euforia en el momento del gol, y quedarte con las ganas. Lo importante es saber canalizar esa euforia y saber dejar las cosas en su lugar. España es campeona de la Eurocopa pero nada más; sin embargo, es bonito saber que el 2008 se recordará en los libros de historia -aunque sea historia del deporte, historia es- como la Eurocopa que ganó España.

Suelo despotricar mucho contra el fútbol, me molesta la sobreocupación que este deporte presenta en los telediarios y creo que todo ese mundillo en general está sobrevalorado. Pero estos días tengo que admitir que he disfrutado como un crío, y ver banderas de España en balcones, ventanas y bares el domingo de la final para mí no tiene precio; creo que es un espectáculo digno de vivir y digno de participar de él. Sólo el día 12 de octubre del año pasado reparé en que sí, hay gente que cuelga la bandera de España determinados días recordándonos quienes somos, y no sólo porque 11 tíos estén dando patadas un balón.

Y sí, la crisis económica está ahí, no te preocupes (jeje, no tiene gracia, pero jeje). De hecho ayer la bolsa volvió a tener una fuerte bajada, el paro está aumentando y la creación de empleo está disminuyendo; antes de las elecciones, nuestro ministro de Economía Pedro Solbes insistía en que España mantendría un ritmo de crecimiento en torno al 3% en 2008; hace un mes o así algún "valiente" ya mostró su inquietud por el cariz que están tomando las cosas y rebajó las expectativas de crecimiento al 2%; no hace mucho que a Pedro Solbes se le ha escapado que las expectativas de crecimiento están ahora más cerca del 1% que del 2%. Para que nos hagamos una idea, el ritmo de crecimiento de un país desarrollado, el ritmo que permite -en líneas generales- que la economía crezca y que se genere empleo, está en la referencia del 2%. Pero para nuestro Gobierno la crisis no era crisis hasta hace 4 días; y les ha venido a ver un ángel con la Eurocopa; pero ahí está, reflejo de todo lo que está ocurriendo, toda esa gente que este año no se va a poder ir de vacaciones.

Pero hablábamos de fútbol, ¿no? Pues eso. Que pese a todo, VIVA ESPAÑA, que no tiene nada de malo.

Whers dijo...

(Aplausos)

Totalmente de acuerdo !! me parece k la gente exagera mucho con esto del futbol. Primero: hay mas deportes. ¡Si! ¡fliiipa! hay muuchos mas deportes y España no solo tiene ekipo de futbol. Aunke parezca increible.

Segundo: la celebracion. Mira k vivo en el extrarradio, y se supone k la gente va a celebrar al centro. Pues vaya, hay un bar en la plaza dnd vivo y cierto niño/a se paso desde las 20:00 hasta las 23:30 tocando una trompetilla de esas. Me apetecia bajar de wen rollo y metersela por dnd le cupiera (osea, por los bajos! XD) pero no such luck (uhmhm, eso del ingles ha sido involuntario, jeje, pero lo dejo d recuerdo)

Aparte tuve una interesante conversaicon con una amiga cuyo nombre no sera revelado.

A (anonima: España en finales, OEOEEOEEE, ¿no los animas?
W (Whers): ¿tu crees que alguien que en 2005 iba con Finlandia en Eurovision va a ir asi porke si con la seleccion española?
A: ¿?
W: Yo voy con kien me gusta, con kien me parece k debe ganar y no con alguien solo porke ha nacido en mi pais. Lo siento si mis niveles de antipatriotismo ofenden (sobre todo cuando mas k no en epoca d futbol, k me la trae bastante al pairo, en epoca Eurovision, k por otra parte me es bastante indiferente, xdd)pero es lo k hay.


En resumen tras esta larga firma (motivo de k vayas a cerrar esto temporalmente, lo echare de menos!!!) k muy de acuerdo con todo lo k has dicho,y k no estoy picada por nada! y k mis comentarios hacia Alicia son en broma hombre. ¿Tras casi un tercio d vida k me conoces no sabes ver cuando escribo (XD) en broma? ay ay... xdddd. Pasa un muy wen verano y ya sabes k el 18 tendras una felicitacion en mi humilde-morada pagina (si, k no veras hasta k t "obligue" en septiembre en parte por falta d internet) y k t hare la llamada correspondiente (espero k estes al lado d unos cubos d reciclado, XD)

Como decimos por El Lado Oscuro,te loveo! jejeje.

alguien que pasaba por aqui... dijo...

Hay una cosa que no has tenido en cuenta, el que consigue que tengas electricidad, el que cultiva los campos, el ganadero, el obrero, etc... no son heroes nacionales por mucho que tu te empeñes, porque precisamente no consiguen hacernos olvidar de nuestra vida diaria ni darnos alegrias aleatorias que hagan parecer menores nuestros problemas diarios, o hacernos olvidar temporalmente la crisis... quiero decir, desaceleración economica. Ni consiguen que tu escribas un post en tu blog... Por eso estos futbolistas han unido a la nación, por eso todo este bombo...

Con esto no quiero apoyar al futbol, que me parece sobrevalorado, al menos economicamente; ni decir que esta bien tanto euforia (todos sabemos como es la prensa española... hoy eres un heroe y mañana seras un villano), ni mucho menos desmerecer a la gente normal.
Solo quiero dejar claro la diferencia entre heroe y gran persona.

Saludos

Whers dijo...

Ley Kantiana:

- Repasando a la gente k le debo dar la chapa, me falta una.

- A ti t sobra una chapa misteriosa que no sabes de quien es.

Misterio resuelto! mia, XDD. Ya veremos como me la das sin k se entere la policia, jaja.

Bsss! y perdon por la lerdura.

Superlayo dijo...

Pichu y Eva: el patriotismo es como la fe en un dios, no se entiende, se siente. Nada más.

El que pasaba: A esos héroes anónimos tenía pensado hacer un post a la vuelta (bueno, solo a los agro-ganaderos :p). Y no opino como tú.

No considero héroe al que sirve para evadirme de la realidad, aunque comprendo perfectamente su utilidad, yo lo hago con la ficción.

Y me parece más héroe nacional al trabajador que al futbolista por la razón de que el primero hace funcionar a la nación, y considero que eso es más importante que unirla. Y mal andamos si hace falta echar mano del fútbol para eso.

Eva: también me daba la impresión a mí que te llevabas una de menos, pero...