martes, 13 de mayo de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 2 (Segunda parte)

“Mientras, a pocos kilómetros Krokanti arremetía contra personas y estructuras edificantes por igual, en la antigua fábrica de cacahuetes donde reposaba la forma inerte de Álvaro, tres solitarias figuras se paseaban entre la sórdida y silenciosa tumba en la que se había convertido la antaño floreciente industria cacahuetil…” - ¿Estás seguro de que Álvaro no volverá hacia aquí? –preguntó Leti con voz temblorosa. - Tranquila. –repuso Chama mientras rebuscaba entre los escombros- Parece tender a ir hacia donde hay más gente. Ha sido una suerte que esto ocurriese un domingo y aquí no hubiese ni un alma. –pensó durante unos momentos- Bueno, excepto Scruffy, el de mantenimiento. Ni siquiera ha girado la cabeza desde que salió de aquí. –dijo Chama, sin que sepamos si se refería a Krokanti o Scruffy. - Y por eso deberíamos estar allí, intentando frenarlo. –dijo Berto, ayudando a Chama a levantar un murete relativamente intacto- ¿De qué coño nos sirve andar hurgando por aquí? - Hemos podido poner a salvo a nuestros seres queridos… Y a algunos más, antes de que alcanzase la ciudad. Por suerte no es muy rápido. ¡Hmmpff! –gruñó Chama mientras levantaban el murete- Y quizás obtengamos alguna respuesta de este tipo. –añadió señalando al tipo que aparecía, nervioso pero indemne, bajo los escombros- ¿Es usted el jefe científico, amigo? –el individuo asintió con la cabeza- ¿Puede explicarnos lo que ha ocurrido? - ¡Mimimimí! ¡Mimí, mimimimimimí! –contestó el otro. - ¿Perdone? –preguntó Chama con cara extrañada. - Mimimimimí. ¡Mimímimimí! - ¡Oh, por el amor de Dios! ¿Por qué siempre me toca lidiar con lunáticos? - ¿Dios los cría y ellos se juntan? –preguntó una vocecilla familiar tras de él- Y Peter no es un lunático. Sólo mentalmente divergente. - ¡Andrés! –exclamó Chama sorprendido- ¿Dónde te habías metido? - Estaría en Cuba si el helado de chocolate que la conformaba no se hubiese deshecho en el mar hace meses… -como se vio en What if Astonishing Andrew got the Cosmic Cube? ¡No os perdáis el épico comienzo de nuestras aventuras en el llamado Bastteiroverso, o Tierra-542!- Así que decidí echaros una manita. –dijo Andrés sonriendo- He traído refuerzos. ¡Presentaos, mi Patrulla-X! –dijo con un ampuloso gesto de brazo, señalando al Pájaro Negro de donde bajaba la Patrulla. - ¡Ejem! –carraspeó Xavier. - Vale, vale… -dijo Andrés con un breve gesto de burla- ¡Presentaos, “su”…! –recalcó con retintín- ¡Patrulla-X! - ¿La auténtica Patrulla-X? –preguntó Berto. - Sip. - ¿Y esas son de verdad? –volvió a inquirir Berto señalando al busto de Tormenta. - Ya te digo que son de verdad… Lo he comprobado. ¡Y estas quemaduras lo demuestran! –añadió Andrés enseñando unas manos ligeramente ennegrecidas. - Profesor… -dijo Chama tras un breve suspiro- ¿Sabe Andrés algo que nosotros no sepamos? ¡Tenemos que detener a esa monstruosidad antes de devore a la mitad de los habitantes de Vigo! - ¡Esa monstruosidad es Álvaro! –dijo Leti- No puedes hablar de él como si fuera… ¡Simple carne de cañón! - ¡Esa cosa no puede ser Álvaro, joder! –saltó Berto- ¡Varo no arremetería contra una ciudad entera con ansias asesinas! –meditó durante breves segundos sus palabras- ¡No sin una buena razón para ello! - Tiene razón, Leti. –confirmó Chama- Esa cosa, sea lo que sea, puede no ser Álvaro. Y de serlo, preferiría morir antes que continuar haciendo daño a la gente. - ¡Preferiría estar muerto antes que no poder ligar de por vida, convertido en una masa cacahuetil! –añadió Andrés. - Andrés, eso no ayuda… -susurró Chama directamente- Puedes estar segura de que no querría vivir dentro de ese horrendo ser. - ¡Krokanti! –gritó Andrés- ¿Qué? Se llama Krokanti. –añadió- Lo que dice Chama es cierto, Leti. El viejo y voluptuoso Varo querría que hiciéramos lo que fuese necesario para detenerle, antes que continuar haciendo daño a la gente. - ¿Ves? –dijo Chama- Incluso Andrés sabe que esto debe ser tomado en serio… - ¡Uh, ih, uhahá! ¡Uh, ih, ramalamalindo! –bailoteaba éste el limbo utilizando una viga semisuelta- ¡Hasta donde puedes bajaaaaar! ¡Ungh! –gruñó cuando parte de la viga cayó sobre su pecho, al cortarla Lobezno con sus garras. - ¿De qué información disponen, profesor? –preguntó de nuevo Chama. - Tan sólo los orígenes de su, hum, desafortunado amigo. - ¿Andrés? –preguntó Berto- Siempre creí que nació así porque su padre se tiraba a mapaches. - No, el ser al que llaman Krokanti. Para ahorrarnos tiempo, los estoy descargando en las cortezas cerebrales de todo el grupo. –explicó el profesor-X. ¿Qué tiene ese mutante, que en un segundo consigue que continuemos en la inopia con respecto al origen de Krokanti? En Astonishing Andrew, queremos ser como ese profesor, con sub-tramas que jamás se resuelven durante generaciones, y una silla de ruedas molonamente tuneada. Porque Astonishing Andrew es como las cosas buenas. - ¿Ha dicho que devora a la gente? –preguntó la Bestia. - Al menos, eso hemos visto. El cacahuete externo, a pesar de su apariencia viscosa, parece ser lo bastante sólido como para agarrar a sus víctimas y absorberlas dentro de su cuerpo. No sabemos que ocurre con ellas. –explicó Chama. - Puede que su instinto le lleva a buscar personas para asimilarlas dentro de su estructura. –dijo la Bestia. - Mmm… Sin duda, la consciencia primordial insertada en su genética de cacahuete, y un retorcido sentido de la justicia poética le lleva a intentar comerse a los humanos como nosotros mismos hacemos con sus congéneres… -dedujo Andrés. - Eso es lo más sensato que has dicho en las últimas horas, Andrés… -comentó Chama- Lástima que eso no sea mucho decir. ¿Qué podemos hacer al respecto, doctor McCoy? - Lo más urgente sería detener su ingesta poblacional. –comentó éste- Sin duda alguna, su masa y poderío aumentarán en proporción a ésta. Deberíamos atraerlo a una zona más despejada, distraerlo de alguna forma… - Como solía decir mi querida abuelita, palos y piedras pueden arruinar mi soufflé, pero las palabras no lo enfurecerán lo bastante como para que me devore. –comentó Andrés despreocupadamente. - Lo que sugiere este retrasado no es tan estúpido como acostumbra, gente… -comentó Cíclope- Podríamos enfrentarnos contra él de tal forma que le fuésemos atrayendo a donde fuese preciso. Quizás donde nuestro genio científico pudiera invertir los efectos que convirtieron a Krokanti en lo que es ahora. - ¡Eh! ¿A quién llamas retrasado, reprimido emocional? –espetó Andrés encarándose con Cíclope- ¡Quítate esas gafas láser y lucha hombre a hombre, Summers! - Si me quitase el visor, mis rayos te reventarían la cabeza como a un melón maduro, enano. –explicó Cíclope mientras sujetaba con una mano la cabeza de Andrés, que intentaba avanzar hacia él para darle un puñetazo- Es un proceso totalmente inconsciente, pero no sería por falta de ganas… - ¡Eso no me lo dices en la calle! - Ya estamos en la… - Profesor, ¿no me había comentado que pudo mantener a Andrés en silencio durante el viaje? –sugirió Leti. - Por supuesto, señorita. Con sumo placer. –respondió Xavier, haciendo que Andrés cayera inconsciente y se golpeara contra una piedra, a menos de un metro de Lobezno- ¡Logan! ¿Por qué no lo has cogido? –preguntó el profesor mientras Leti corría a comprobar si Andrés se había hecho alguna herida. - Bueno, Chuck, tenía las garras desenvainadas, y podría haberle hecho daño al chico, ya sabe… -se excusó Lobezno. - Están envainadas. –acusó Leti frunciendo el ceño. - ¿Ah, sí? A veces me pasa, salen, entran… ¿Ves? –explicó mientras sonaba snikt y snakt unas cuantas veces al sacar y meter las garras- Pero créeme, chica, soy mucho más preciso para meter y sacar otras cosas… Ya sabes, soy lo mejor en lo que hago… Y lo que hago es taaan agradable, nena… ­-añadió haciendo un par de chasquidos con la lengua mientras señalaba con ambas manos a Leti, imitando a una pistola. - Snikt, snakt, se quitan y se ponen… -canturreó Andrés en sueños- Snikt, snakt, son cuentos, son juguetes… - Sí consigue pulir el sistema para que se calle del todo cuando lo necesitemos, le cubriré de oro, profesor… -susurró discretamente Chama a Xavier. - ¡Logan! –se escandalizó Kitty- ¡Que tiene mi edad! - ¡Y qué! ¿Tú me has mirado bien, cariño? Soy feo, retaco y peludo… ¡Si pertenezco a tantos equipos, es porque me rifan entre ellos para no tener que mirarme durante mucho rato! - Y sin embargo, mira, por lo que dicen en el Tomate, al parecer ligas como un cabrón… -comentó Berto distraído- ¿Cómo te lo montas, tío? ¿Drogas? ¿Esteroides? - ¿Esteroides? ¡Asteroides! ¡Y meteoritos! ¡¡¡Hurmmm!!! –gritó haciendo un amago, con el brazo, de clavar las garras lateralmente en el pecho de Berto- ¿No te has movido? Tienes cojones*... -* en español en el original- Me caes bien, chaval… “Más tarde, a bordo todos del Pájaro Negro en dirección a Vigo, Cíclope discutía la táctica a seguir contra Krokanti con el resto de la Patrulla. Chama daba instrucciones sobre edificios sobre los que el jet podía aterrizar sin causar daños estructurales o, directamente, un derrumbe total.” - ¿Cómo conoce tanto acerca de la resistencia estructural de los edificios de Vigo, señor Vargas? –preguntó Kitty. - Mis inversiones inmobiliarias recomiendan el poseer ese tipo de información, señorita Pryde. Y puede llamarme Chama. –respondió Chama con una encantadora sonrisa- Nadie suele utilizar mi verdadero nombre de pila, y entiendo que mi apellido pueda causar malestar en el grupo. Le aseguro que no tengo ningún tipo de relación con ese maníaco homicida valenciano, señorita Monroe. –comentó haciendo un gesto hacia Tormenta. - Puedes llamarme Tormenta, u Ororo si lo prefieres, Chama. - Yo solo Kitty. –Kitty suspiró- ¡Uff! Prefiero no pensar en mis primeros alias, sinceramente… - ¡No me extraña! –espetó Andrés- ¿Espíritu, Ariel…? ¡Si el mejor de todos ha sido Gatasombra, y aún así parece el título de una peli porno, joder! ¡Y créeme, si de algo entiendo, es de pelis porno! ¡Ungh! - ¡Calla, coño! –ordenó Berto tras acallar a Andrés con un puñetazo en la parte superior de la cabeza- Importunas a la señorita. - Mis puños no lo habrían hecho mejor, chaval. –comentó Lobezno- No obstante… ¿Puedo probar? - Por favor, el placer es mío. –animó Berto. - ¡No! –chilló Andrés- ¡Lo harías con mucho menos cariño! Y lo que es más… ¡Con mucho más adamantium! - ¡Calla, aguafiestas! –respondió Berto, golpeándolo otra vez. - ¿Qué? Canadá es una mierda… -murmuró lo suficientemente bajo como para que nadie le oyera, exceptuando a los superagudizados oídos de Lobezno. - Tu funeral, nene. –comentó éste encarando a Andrés tras un doble snikt. - Permíteme, Logan. –dijo Berto- Andrés es mi responsabilidad y como tal, considero una cuestión de honor castigarle. –explicó antes de tumbar a Andrés con dos certeros puñetazos en el pecho. - En serio, Charlie. ¿No podemos hacer miembro honorario o algo a este chaval? –preguntó Lobezno encantado, con una gran sonrisa. - Estamos recibiendo una señal de máxima prioridad, profesor. –informó Coloso frente a los ordenadores del jet- El código coincide con las máximas esferas de SHIELD. - ¿Furia? –preguntó el profesor conectando la pantalla. - No, Furia no. –respondió una voz- Ya tengo bastantes dioptrías como para encima andar tapándome un ojo con un parche. Saludos, gente. - ¿Tú? ¡No puedes ser tú! –exclamó un sorprendido Andrés, recién levantado tras la tunda. - ¿Por qué? –preguntó Pelayo un tanto sorprendido- Sabéis perfectamente que ejerzo como director de la EUM desde la debacle del Cubo Cósmico. ¡Nos hemos visto miles de veces después de eso! –como pudo verse en Astonishing Andrew and his Amazing Friends Annual 1, y el especial Astonishing Andrew and his Amazing Friends -1. ¿Cómo? ¿Qué aún no han sido publicados? Bueno, pues en cuanto lo estén, no os perdáis la oportunidad de leer desde diferentes ángulos una épica aventura que gustamos llamar… “Aquellos maravillosos daños”. - Que es Andrés, tío… -dijo Berto- Tiene la misma capacidad mental que un sugus. - Puede que tengas razón, Berto… -comentó el susodicho- Pero un traguito de Buzz Cola… ¡Y mira lo que hago! –añadió poniéndose unas gafas de sol enorme y bailando desenfrenadamente mientras tocaba una guitarra imaginaria. - La práctica totalidad de los contingentes de SHIELD están reunidos en el medio oeste americano, junto a las Vengadoras, luchando con los nuevos Amos del Mal. –informó Pelayo intentando ignorar el gesto de relamerse de Andrés al oír mencionar al grupo de superheroínas- Estáis solos, Patrulla, y prácticamente sólo os puedo proporcionar información… Qué es precisamente lo que escasea acerca de esa monstruosidad. - Esa monstruosidad… -comenzó Chama. - ¡Krokanti! –gritó Andrés- ¡En trámite de patente! - Bien, Krokanti es Álvaro, Pelayo. - ¿Qué? ¿Cómo…? - Kitty os está transmitiendo los datos que tenemos por nuestros ordenadores –anunció el profesor Xavier. ¿Acaso puede haber excusa más burda para espaciar más el momento de desvelar el origen de Krokanti? - En seguida, profesor.Intentaremos darles apoyo científico a partir de estos datos, profesor. –informó Pelayo- No soy científico, pero si algo he aprendido de este negocio, ha sido en confiar en las corazonadas. Y se me ha ocurrido una idea. Mientras la ponemos en práctica, intentad hacer avanzar a Krokanti hacia el mar, o la arena, o algo por el estilo. –su cara mostraba una intensa preocupación- Tal vez podamos licuarlo o espesarlo, y a partir de ahí separar sus componentes o… Mantenedme informado. Corto y cierro.

3 comentarios:

Whers dijo...

Que largooo

Y que risa, xdd.


bs!

Superlayo dijo...

Lo se, pero es que si no quedaba muy corto... Pero así luego la última parte es la que queda corta y... Un lío, vamos. :p

Mario Domínguez Soler dijo...

Vale. Los diálogos entre Berto, Leti y Lobezno son DESPOLLANTES.

Los diálogos y las frases cortantes se te dan de fabula. :D