viernes, 16 de mayo de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 2 (Última parte)

“Una vez aparcado el jet sobre uno de los edificios, Tormenta desató una tempestad sobre la ciudad, lo que pareció molestar a Krokanti, que agitó sus brazos al cielo. Mientras Cíclope atraía al monstruo con destellos de su rayo óptico, el profesor intentaba contactar con la mente de éste, en vano.” - Es inútil. –admitió Xavier- Existen demasiadas mentes en conflicto dentro de ese desdichado ser. - Tranquilo, profe. –dijo Lobezno- Nos ocuparemos de ello a la vieja usanza. ¿Preparado, Petey? –preguntó a Coloso, quien ya le había agarrado- Y eso significa… ¡Bola rápida especial! –gritó mientras salía disparado con las garras desenvainadas hacia Krokanti… Para atravesarlo casi inmediatamente- Bueno, reconozco que esto complica un poco las cosas… -admitió Logan cubierto de mantequilla de cacahuete. - Y tranquilo, no diremos a nadie lo del brazo. –comentó Andrés, al lado de Berto, cerca de donde había caído. - ¿Brazo? –preguntó Logan extrañado mientras los dos señalaban hacia sus garras izquierdas- ¡Aaah! –gritó de sorpresa al ver un brazo cercenado clavado en ellas- Ehm… Esperemos que se vuelva a juntar con su legítimo dueño. –dijo Logan lanzándolo otra vez contra Krokanti. - Al parecer, la consistencia de Krokanti está formada por las personas en su estado normal… Así que hay que terminar con ese jodido cacahuete de alguna manera… ¡Y tengo la solución! –dijo Berto agarrando a Andrés. - ¡Ey! –gritó Andrés al ser lanzado contra una pierna de Krokanti- ¡Cabroneees! - Chaval, está decidido. –dijo Lobezno posando una mano en el hombro de Berto- Quiero que te cases con mi hija. Con mi clon. Es complicado. ­–admitió- Al margen de eso… ¿Qué pretendías hacer con esa astuta maniobra que nos proporciona incomparables segundos de tranquilidad, o incluso más? - Espera y verás. –comentó Berto. En esos momentos, la estructura de Krokanti ondulaba ligeramente, y debió apoyarse en un edificio para no derrumbarse sobre su pierna izquierda. Krokanti aulló de dolor, al mismo tiempo que un tentáculo surgido de dicha pierna arrojaba a Andrés a metros de distancia- ¿Sólo puedes comer eso? –preguntó Berto claramente decepcionado. - ¿Qué? –dijo Andrés ofendido- ¡No me ha dejado comer más! ¡Y ni siquiera yo puedo comerme dos toneladas de mantequilla de cacahuete! ¡Es físicamente imposible! –se quedó pensativo un momento- Por cierto, cuando acabemos esto, si alguien de los de allá dentro pregunta por un dedo índice, yo no me lo he comido. “Mientras tanto, Lobezno había informado a Tormenta de que sus rayos podían dañar a los inocentes en el interior de Krokanti. Así, la mutante africana utilizaba sus poderes para empujar a Krokanti hacia el puerto. Al mismo tiempo que Coloso y Cíclope y el profesor intentaban llamar su atención con las mismas intenciones (y utilizando métodos tan dispares como pedrolos del tamaño de una cabeza humana, rayos ópticos e ilusiones mentales), Kitty y Rondador Nocturno se introducían subrepticiamente en la estructura de Krokanti y liberaban personas de su interior.” - ¡No es suficiente! –gritó Rondador a Kitty entre los “bamfs” de su teleportación- ¡Por cada uno que liberamos, Krokanti asimila cinco más en su estructura! - ¡Pero no podemos tumbarlo sin dañar a los inocentes que hay en su interior! –respondió Kitty intentando hacerse oír entre el fragor de la tormenta y la batalla. - ¡Ni siquiera estoy seguro de que podamos tumbarlo sin más, chica! –gritó Lobezno unos metros más allá, cortando tentáculos de cacahuete por doquier- ¡Da igual lo que corte, vuelve a unirse al cuerpo central! - Mmm… -murmuró pensativo la Bestia, mientras, colgando y balanceándose de varias farolas, intentaba salvar a diversos transeúntes de los ataques de Krokanti- Hemos de suponer que el centro de su actividad cognitiva se encuentra en la cabeza, puesto que la asimilación de cuerpos ajenos como esta gente dentro de su supuesto cerebro interferiría en el control psico-motriz… - ¿La cabeza? Vale, lo he oído… ¡No hace falta ser un genio! –comentó Andrés corriendo hacia un portal cercano- ¡Esta misión parece estar hecha a la medida de Andrés! - Yo también lo he oído, chico. –repuso Berto dirigiéndose hacia una grúa y subiendo con rapidez los escalones- ¿Qué tal sienta eso, mi engendral colega de fechorías? –preguntó mientras movía la grúa en dirección a Krokanti, atravesando la cabeza de éste. El monstruo rugió y pareció menguar momentáneamente mientras un metro más abajo se formaba una nueva cabeza, pero volvió a crecer al reabsorber el cacahuete que se había desperdigado con el impacto. Al menos mientras tanto, los miembros de la Patrulla habían rescatado a unos cuantos asimilados, y el ataque parecía haber decidido a Krokanti a dirigirse en dirección al puerto- Mierda, no parecer haber servido de mucho… -murmuró Berto comenzando a descender por las escaleras de la grúa. - ¡Perfecto! –admitió Chama- ¡No se quien maneja esa grúa, pero no podría haber actuado mejor! –comentó a Leti, que, como él, esperaba en el tejado junto al Pájaro Negro. - Perfecto, pff. –resopló levemente de indignación Andrés introduciéndose en el jet- Ya verá ese robaperas de medio pelo lo que es perfecto. ¡Andrew is perfection! ¡Oh, yeah! –canturreó mientras investigaba en los paneles de control del jet- Oooh, esto sí que es… Perfecto. –comentó pulsando un botón. Al instante, los láseres del Pájaro Negro chamuscaron la azotea a pocos metros de Leti y Chama, que se dieron la vuelta patidifusos. - ¡¿Qué demonios?! –gritó Chama. - ¡Perdonad, no había encontrado el joystick de apuntar, gente! –respondió Andrés desde dentro. - ¿Andrés? –preguntó Leti- ¡Sal de ahí antes de que mates a alguien! - ¡Eso! –apoyó Chama- ¡Como a nosotros, maldito lunático! - Un momento… -canturreó Andrés- Estoy en la ducha… -dijo mientras disparaba de nuevo, ésta vez rozando el hombro de Krokanti, que aulló- Mierda. Un poco más a la derecha… ¡Genial! –gritó al ver que esta vez si reventaba la cabeza de Krokanti- ¡Volveré a ser el héroe del día! –dijo ilusionado, ajeno al hecho de que la testa de Krokanti volvía a reformarse, y que ahora se dirigía, lento pero enfurecido, en dirección al jet, en lugar de al puerto. - ¡Excelente distracción, Andrés! –gritó Berto dirigiéndose hacia otro sector del solar en obras- Ah, Álvaro… Podrás haberte escurrido entre los agujeros de esa grúa, pero olvidaste una cosa. Siempre fuiste un compadre genial, pero tan sólo eres medio gallego… Un gallego completo sabe que puede fluir… Y puede golpear. Be gallego, my friend. –susurró Berto mientras comenzaba a mover el aparato, manipulando los controles de la bola de demolición- En otras palabras… -añadió pulsando el botón que impulsaba dicha bola contra una de las piernas de Krokanti- Yippee-ki-yai, hijo de puta. "¿Podrán las recién descubiertas habilidades de manejo de maquinaria pesada de Berto salvar a la ciudad de Vigo, y aún más, redimir el alma de aquel al que llama amigo? ¡No os perdáis a la prodigiosa conclusión de la más épica historia desde que los desvaríos etílicos de un invidente se recopilaron en la Odisea! Uníos a los gritos de miles de lectores por todo el globo, que asombran al mundo con su tempestuoso ruego…"
¡¡¡QUE EL MÍO SEA ANDREW!!!

4 comentarios:

Whers dijo...

Sencillamente genial.

Porke nadie mas firma? no se tu, pero a mi me empieza a ofender.

bs!

Superlayo dijo...

Los que podrían estar más interesados en leerla (Álvaro, los de Vigo en general, y más gente) ya han leído hasta el número 4, probablemente vean ésto y se lo salten.

A los que no son aficionados a los cómics Marvel quizás les resulte un poco abstruso, o simplemente no les interesa. Espero que al menos lo lean para ver si gusta y no, aunque no comenten.

Probablemente si subiese la Covacha a Tebelogs (una página que pone un listado actualizado a cada hora de las entradas de páginas de cómics), esto tendría más de un comentario, pero el mío no es un blog de tebeos al uso, así que paso.

De todas formas, espero que cuando lleguemos al número 5 (que es inédito para todos menos yo) espero que aparezcan por aquí comentando los lectores habituales de Astonishing.

En Junio (cuando por la noche descanse de estudiar y no tenga nada que hacer durante esas horas de asueto) probablemente me dedique a escribir más.

Me divierte hacerlo, y hay gente a la que leerlo también; mientras me queden ideas y ganas, seguiré con ello de vez en cuando. Reconozco que sí me gustaría ver comentarios en las entradas de Astonishing, porque es una "sección" del blog a la que tengo especial cariño, pero que no los haya no es razón para cortar por lo sano.

Un abrazo.

Whers dijo...

Ojala tuviera la mitad de sutileza que tienes tu.

Solo era un comentario inocente, puesto que yo tmb he leido los astonishing y me esfuerzo en dejar una firma al autor. No esta de mas que alguien reconozca el buen trabajo de la gente aunque el trabajo en si no sea para ganarse alabanzas, sino porque sale del ingenio natural de la persona y compartirlo es solo una forma de mostrar la personalidad propia a los amigos (y en este caso de internet, a desconocidos)

Gracias por el abrazo, creeme k lo necesito.

Superlayo dijo...

No es para tanto, mujer. Pero gracias de todos modos.