martes, 15 de abril de 2008

Bimenes

Buenas noches y bienvenidos al espectacular post número 50. Para quienes no lo sepan, yo pasé toda la educación primaria (y la mitad de la ESO) en Bimenes (orgulloso municipio asturiano que linda con Nava, Siero, Laviana y San Martín del Rey Aurelio). Fueron 10 años de mi vida, y después de eso he cambiado, y mucho, pero me atrevería a decir que los pilares básicos de lo que soy hoy se forjaron entre el tiempo que pasé allí, y el que pasé con mi familia.

Aquí arriba, mi alma mater (porque desde luego lo es infinitas veces más que la universidad, que considero poco más que un edificio donde paso bastante tiempo). El pradón no forma parte del recinto, pero sí el de al otro lado de la valla... Y aún se pierde un bosquecillo que no sale en la foto. Lugar de juegos y estudios donde pasé mi infancia. Bendito lugar. Podría hacer una serie de posts describiendo el sitio con recuerdos varios. Quizás lo haga en otro momento.

No es ningún secreto que yo adoro la naturaleza. Ver bastante verde es lo que más hecho en falta viviendo en Oviedo (¡y eso que no me resulta difícil ver un poco!) Puede que no me veais en plan activista en su defensa (intento ser respetuoso y poco más), pero fácilmente puedo quedarme sin aliento viendo un paisaje bonito.

En los paisajes de Bimenes se me mezcla el factor nostalgia (que es sumamente intenso en mí, también) con lo que estoy mencionando. Soy un nostálgico empedernido, y por lo tanto, cualquier tipo de cosa que me evoque cosas de un pasado agradable me transmite una sensación especial. Pero juro por lo más sagrado que cada uno de vosotros, lectores, tenga, que revisitando estas tierras asturianas se me ensancha el corazón como no lo consigue hacer nada en este mundo.

El colegio es el centro de mis recuerdos yerbatos (yerbato, para los que no lo sepan, es el gentilicio de los habitantes de Bimenes), pero no el único. Reconozco en este mapa al menos 10 sitios del municipio, y me se de memoria la carretera que lleva de Nava a Martimporra pasando (como no) por San Julián.


En general hace años que no veo a mis antiguos compañeros de clase (vale, tampoco me he matado en buscarlos, pero ya sabéis como es la vida, que te tirá para un lado y para otro), pero aún me alegra saber como les va por boca de unos o de otros. Y me llevaré un alegrón totalmente imprevisto si algún día me topo con ellos de sopetón (si alguno de vosotros, chicos y chicas, está leyendo esto, ¡hola! ¡Comentad que tal os va!).

Maldito el escaso tiempo que no me deja pasarme por allí más veces... Y disfrutar con mi frívola nostalgia y mi enorme reserva de buenos recuerdos que me trae esa tierra, para mí el Paraíso Natural que anunciaban tiempo ha como Asturias. ¡Un abrazo a todos los de allí y seguid cuidándola! ¡Non hay más que falar! (¿he comentado que en Bimenes es oficial el bable desde 1997? Pues por eso traduzco el característico Nuff said!)

3 comentarios:

Whers dijo...

Veamos, unas cuantas cosas que comentar:

En cuanto al post del lapiz, mola! a todos nos gustan los retos, sobre todo cuando coges un lapiz, lo tajas, y la punta se rompe repetidas veces. Hasta que te quedas con una lapiz de unos cuatro centimetros, que quieras que no, aun escribe.
Metaforico? si.

Recuerdo que hace tiempo hablabas mucho y bien de Bimenes, y me alegro de que hayas dedicado tu post 50 (felicidades!) a un sitio tan bonito. Doy fe de que el bosquecillo es encantador (pues hace unos años pase cerca) y dime, a que mOUnstro desalmado no le gusta la naturaleza ??? no te encantaria vivir en un bosque en medio de la nada, rodeado unicamente por arboles, rios, cielos estrellados...

Corto y cambio, que me sale la vena romantica (en sentido gotico. Sabes que un buen sentido gotico)

Bs!!! y nuevamente, feliz 50 post.

Adan dijo...

Bimenes, eh??

¿Por qué yo no sabía nada de ésto?

En fin. Felicidades por tu post 50, aunque supongo que es fácil ser tan prolífico escribiendo posts absurdos sobre pueblos que no existen más que en la enfermiza mente de....

-------

... Felicidades por tu post 50 y por haberlo dedicado a mostrarnos algo más de tí :)

Un saludo!
Adán.

PD: La segunda versión de la felicitación se asemeja más a la verdadera intención del autor del comentario. (pero no mucho más...)

Superlayo dijo...

Eva, por supuesto que me encantaría. Uno de mis sueños es tener una casa en ese ambiente. Y si encima en esa casa pudiera tener una habitación grande dedicada a la lectura (es decir, todas las paredes del suelo al techo llenas de libros, y un lugar cómodo para leer y escribir, en plan estudio). A dream coming true.

Antón, probablemente no supieras de esto porque tampoco es un tema que suela sacar. Aunque cuando hicimos el camino a Covadonga vimos desde la montañas el cole, y recuerdo haberme emocionado mucho y decirlo a la gente.

No hablo mucho de ello porque me da la impresión de que puede aburrir. Pero es algo muy importante para moi. Visitarlo me da vida.

En Semana Santa, que me acerqué con mi abuela hasta allí después de no ir en dos años, casi se me saltan las lágrimas. Y eso, para mí, es decir mucho.