jueves, 27 de marzo de 2008

Cuando una carrera culinaria se trunca

El mundo de la nouvelle cuisine es duro. Muchos son los llamados y pocos los elegidos, y la calidad que se les exige a nuestros jóvenes es muy alta. Por tanto, no es de extrañar que no todas las creaciones culinarias estén llamadas a crear tan portentosa espectación como en su día hizo la magnífica socavación de queso con emulsión de trigo en ambiente de oliva.

No debería sorprendernos que una nueva aspirante al Olimpo de los Chefs caiga estrepitosamente hacia el vacío en el que reposan, inermes y sin ilusión, los creadores gastronómicos rechazados por la crítica imperante, inmisericorde. Contrito el corazón, siento informaros que nuestra amiga Pili no fue capaz siquiera de acercarse a mi modesta genialidad de gratificante gourmand.

Pero, ¿qué es lo que causa el rechazo de los críticos, y en ocasiones de las masas? ¿Se trata de los ingredientes elegidos para conformar el plato? ¿De la presentación del mismo? ¿Del nombre con que el autor tiene a bien bautizar a su primogénito en la mesa? Son muchos factores los que entran en juego...

Excrección láctea sobre base cítrica

Y en ocasiones entran todos a la vez. Vamos, que si me lo llaman salpicón de guano sobre flores de maracuyá no conseguiría causar mayor repulsión sobre el comensal. Aparte que ni siquiera es maracuyá, son naranjas. Ehm... Esto... ¿Bon appetite? ¡Os va a hacer falta!

3 comentarios:

Adan dijo...

¿De qué Pili es obra tal maravilla?
Por cierto. Hasta que leí lo que era, tenía buenísima pinta para mí. Será porque lo blanco no parecía excreción láctea sino algún tipo de crema espolvoreada con alguna sustancia espolvoreable...

Un saludo!
Adán.

Whers dijo...

Buena pinta tiene, pero el nombre da algo de mal rollo... jejeje.

Lo de la base citrica me recuerda a citrus. Lo del keso me recuerda a la mitica y mitologica anecdota del keso. K de recuerdos.

(Stream of consciousness)

bs!

Superlayo dijo...

Antón, por supuesto, Pili la de Vigo. Esto fue (como la obra maestra que enlazo) fruto de un delirio pascual como cualquier otro.

Eva, que sea láctea no quiere decir que sea queso. De hecho es yogur natural. :p