jueves, 31 de enero de 2008

Día Internacional del Traje de Gorila (y un homenaje póstumo)

¿Llevas puesto un traje de gorila? De no ser así... ¿A qué estás esperando? En serio, ¿es que aún no te has enterado? ¡Hoy es el Día Internacional del Traje de Gorila! Cada Día Internacional del Traje de Gorila, gente de todas las formas y colores de todo el mundo sacan sus disfraces de gorila del armario, se los ponen, y van puerta por puerta.

El Día Internacional del Traje de Gorila tiene una larga historia tras de sí. Por ejemplo, antes era Nacional, pero la globalización ayudó bastante a extenderlo. Fue inventado por Don Martin, director de la revista de humor estadounidense MAD.


Los gorilas han fascinado al hombre desde sus comienzos. Son siete veces más fuerte que nosotros, muy veloces, y siempre están de buen humor. O al menos tenemos esa esperanza si nos encontramos muy cerca de uno sin protección barrotil entremedias.

Desde King Kong a El Show de Benny Hill, los trajes de gorilas han logrado hacerse un sitio en el imaginario colectivo. Gorilas como Donkey Kong y Gorila Maguila han conquistado nuestros corazones. Se merecen que nos disfracemos de ellos. ¿Por qué no lo hacemos? Una razón podría ser la vergüenza, aunque quizás la más importante fuese la escasez de trajes de gorila por metro cuadrado en este país (¡es indignante!).


El ciudadano medio no comprende el Día Internacional del Traje de Gorila. En un mundo perfecto, hoy veríamos gorilas humanoides caminando por las calles, y nadie les tomaría por locos. Es más, saludaríamos con orgullo a nuestros bizarros camaradas.

Pero no vivimos en un mundo perfecto. Todos soñamos con ir a la facultad vestidos de gorila, sentarnos y esperar la reacción del profesor, pero nadie nos apoyaría. Nadie diría "¿Gorila? ¿Qué gorila?", ante las preguntas del profesor. Y probablemente, con suerte, te echasen del aula. Digo con suerte porque si no te expulsan de la facultad, va todo bueno. El universo no se, pero la universidad no tiene sentido del humor.


Quizás algunos seáis conscientes del parecido entre todas las imágenes que adornan este post. Sí, todos ellos son simios vestidos con trajes de superhéroe. ¡Hurra, por el señor Perspicacia! Por cierto, antes de que os quejéis, quiero hacer ver que las imágenes encajan con este día. Aun que no son disfraces de gorila, son trajes llevados por un gorila. Así que no estoy haciendo trampas. ¡Chincha rabiña, que tengo una piña!

A lo que iba. Todas las imágenes tienen cierta similitud estética porque han sido dibujadas por el mismo autor, Mike Wieringo. Puede que ahora las firmas de Ringo! os parezcan más relevantes. O puede que no.


Michael "Mike" Lance Wieringo nació en Italia en 1963, aunque pronto se mudó con su familia a los Estados Unidos, afincándose en el Estado de Virginia. Comenzó en el mundo del dibujo de cómic con trabajos modestos, como Doc Savage o la JLI (la Liga de la Justicia Internacional. Sí, como el Día del Traje de Gorila).


Su trayectoria en la serie de Flash a principios de los años 90 permitió que desarrollase sus habilidades como dibujante, al mismo tiempo que consiguiera ganar (de forma merecida) un mayor reconocimiento dentro del mundillo.


A finales de esta década formaría equipo con el guionista Todd DeZago para guionizar The Sensational Spider-Man, lo que le permitiría conseguir un un contrato exclusivo con la compañía Marvel durante dos años.

En el año 2000, cofundaría junto a otros importantes artistas del cómic una editorial de efímera existencia: Gorilla Comics. Mmm... Gorilla Comics... ¿Coincidencia? No lo creo... Independiente de grandes empresas como DC o Marvel, Gorilla Comics permitía una mayor libertad creativa y (quizás lo más importante) que los autores conservasen los derechos de sus creaciones.


Allí crearía, nuevamente mano con mano con Todd DeZago, la que probablemente fuese su obra más personal, Tallos. Su trazo de estilo cartoon (no en vano siempre ha reconocido verse influenciado por el llamado estilo Disney) encajaba a la perfección con esta entrañable serie de aventuras, que tenía lugar en un mundo mítico de magia y espada, habitado tanto por humanos como por seres míticos y animales antropomórficos.

Tras la defunción de Gorilla Comics, Todd y Mike continuarían con el desarrollo de Tallos en Image Comics, otra editorial "independiente", pero de mayor nivel.


Volviendo a las grandes compañías, Mike dibujó unos cuantos números de Adventures of Superman en DC, y comenzó una aclamada etapa de 27 números junto a Mark Waid, ocupándose de la Primera Familia de Marvel en la colección que lo comenzó todo, Fantastic Four. Sería en esta serie donde recibiría las mejores críticas, ya que su estilo desenfadado se adaptaba a la perfección a las aventuras de los 4 Fantásticos.

Tras esto, volvería a tomar contacto con Spiderman al inaugurar la nueva colección Friendly Neighborhood Spider-Man, de la que dibujaría 8 números en total.


Para alegría de los fans de estos dos trabajos, dibujaría la miniserie Spider-Man and the Fantastic Four, una historia resultona y simpática que destacaba entre las demás por haber sido publicada en una época de seriedad y pérdida de la inocencia entre los cómics marvelianos, habida cuenta de su particular Guerra Civil.

Por desgracia, este habría de ser su trabajo final. Un ataque al corazón puso fin a su vida el pasado 12 de Agosto, y aunque fue capaz de llamar a los servicios sanitarios, estos no llegaron a tiempo para salvar su vida. Tenía 44 años.


Una pena. Podéis observar las cualidades de dibujo que tenía (abajo podéis comparar como quedan sus bocetos entintados y coloreados, proceso que si no me equivoco realizó su hermano Mark).

Era una persona que realmente amaba su trabajo. Todos estos bocetos fueron hechos en su tiempo libre, de forma desinteresada, para el disfrute de los que gustaban de su dibujo, ya que iba colgando de vez en cuando actualizaciones en su blog.

Y dibujaba gorilas, lo que siempre es importante en este oficio. Los gorilas han formado parte fundamental de los cómics desde la llamada Edad de Plata del cómic americano. Entre algunos, incluso, se ha extendido la creencia de que la calidad de cualquier cómic mejora exponencialmente con la aparición de gorilas entre sus páginas.


Habrá gente que se me queje. Que si un mandril o un chimpancé no es un gorila, nos estás estafando, maldito bastardo, etcétera, etcétera, etcétera. Os remito a La vida de Brian, cuando unos oyentes de Jesús (que por culpa de una discusión no han podido seguir bien sus palabras) debaten sobre lo que acaba de decir:

- Creo que ha dicho "Bienaventurados los queseros".

- ¿Por qué precisamente los queseros?

- Hombre, no hay que tomarlo literalmente, se refiere a todos los fabricantes de productos lácteos.

Pues eso. Que hoy es el Día Internacional del Traje de Gorila porque los gorilas son los que más molan entre los simios, pero éstos molan en general. Además, los dibujos del bueno de Mike no podían dejarse en el tintero por minucias. Feliz Día del Internacional del Traje de Gorila a todos.

A tí también, Mike. Si existe el Cielo, probablemente estés dibujando ahora, vestido de gorila. O dibujando a alguien vestido de gorila. O algo. Descansa en paz sabiendo que has alcanzado la inmortalidad que sólo los artistas alcanzan. Perdona por éste, probablemente el peor homenaje que te hayan hecho nunca.

domingo, 27 de enero de 2008

Quiero ser Juan José Millás

De mayor quiero ser Juan José Millas, oigan. En serio. ¿Quién no querría ser un articulista de éxito escribiendo lo que escribe? Conocí a este personaje (no personalmente, sino sus escritos) en 2º de Bachiller, cuando nuestro profesor de Lengua nos hacía hacer comentarios de texto de sus artículos, de cara a la PAU. Allí recuerdo que le puse verde, diciendo que no sabía que tipo de ideas pretendía aportar con sus disertaciones, y demás. Echando la vista atrás, creo que puedo decir que toda la crueldad que imprimí en mi comentario (que no me calificaron mal, por otra parte) debía deberse a la envidia. Porque sinceramente, la posición de ese tipo es envidiable. No dudo de su calidad literaria, ni de su amplio vocabulario, ni de que se gane la vida con más cosas que esos artículos, pero... ¡Le pagan por extender en un artículo las coces mentales que a mí me pueden venir, imprimiéndoles un toque de actualidad y/o realidad! Observen un ejemplo típico:
Incontinencia mental.
"Hace unos días, me encontraba ordenando mis cosas en el despacho antes de la cena, cuando como un flash me sobrevino una canción infantil que no oía desde hacía años. "Un flecha en un campamento, chss, chss, un flecha en un campamento, la colchoneta meó. Chiribiribí, chiribiribó. La colchoneta meó..." Estos géiseres mentales, de pensamientos inconexamente entremezclados, son habituales en mí, y apenas hubieran merecido reflexión posterior alguna. No obstante, el pensamiento subconsciente continuó su trayectoria lógica (dentro de lo que cabe), inmutable a pesar de mi estupor consciente, es decir, que el espectáculo continuó, como debe ser, y con él la canción. "Tan grande fue la meada, chss, chss, tan grande fue la meada, chss, chss, que un barco allí naufragó, chiribiribí, chiribiribó, que un barco allí naufragó... Marineritos al agua, chss, chss, marineritos al agua, chss, chss, salvad la tripulación, chiribiribí, chiribiribó, salvad la tripulación..." No recuerdo como continuaba la cancioncilla en cuestión, y el tremendo maremagnum de información que supone hoy la autopista de la información, Internet, me proporcionó respuestas diversas a esta incógnita. No obstante, la continuidad de la cantinela no me resultaba importante en aquel momento, ya que su segunda estrofa ya contenía material suficiente para que mi curiosidad, que por un remanente de información anatómica desactualizada se halla situada en las meninges, se viera seriamente afectada por la falta de lógica de mis pensamientos. Aquellos que piensen que la falta de lógica que menciono viene implícita en recordar absurdamente canciones infantiles y presentarlas a los lectores, se verán decepcionados. Lo siento en el alma, mi lógica no concuerda con la de ustedes. Mi lógica se horrorizaba y apabullaba ante la información de que "tan grande fue la meada" que "un barco allí naufragó". El chiribiribí chiribiribó posterior no ayudaba en nada a solventar mi confusión. Intenté visualizar las situaciones que pudieran provocar que un barco, ante una micción de proporciones bíblicas (que de seguro provocase la muerte del flecha y sus compañeros, parte de la historia censurada por el bien de nuestros infantes), naufragase. Mi primer paso en mis pesquisas fue pensar en la posible corrosión de la nave, no obstante, una visita a la enciclopedia médica cercana a mi escritorio me confirmó que el ácido úrico era incapaz de tal cosa, aún en tales proporciones de la orina. Y aunque lo fuera, el ácido se vería diluido junto a sus otros componentes, perdiendo eficacia su función corrosiva, que por azares de la química, ni siquiera existía. Mi segunda hipótesis fue que la tremenda riada urinaria causó un brusco viraje del barco, provocando así su naufragio, pero el dato de que "un barco ALLÍ naufragó" daba al traste con esta línea de pensamiento.
Decía Sir Conan Doyle, en boca de su detectivesco Holmes, que "Una vez que se descarta lo imposible, lo que queda es la verdad por improbable que parezca", mas me parecía rocambolesco el pensar que pudiera existir un barco en la cabaña o tienda de campaña del flecha. No obstante, Holmes también decía que "Nada resulta más engañoso que un hecho evidente", por lo que continué tirando del ovillo.
Tenía aún el dato de que había marineritos en el agua, por lo que no podía tratarse de un barco de juguete, puesto que tenía tripulantes. Sherlock me hubiese despreciado con desdén por mi falta de miras, puesto que estaba descartando la opción que me permitía volver realista la magnitud de la micción del flecha (que se volvía hermosamente hiperbólica), compaginándola con el naufragio, sus pasajeros, y una inocencia infantil que me hacía recordar una antigua película animada sobre el Cascanueces.
Estaba claro que se trataba de un barco de juguete, junto a sus diminutos pasajeros, el que había sido volcado por la incontinencia del flecha. Esto me llevó entonces a pensar cuanto tardaría la incontinencia urinaria del niño en convertirse en la incontinencia verbal del adolescente y luego hombre. Pero para entonces me avisaban a voz en grito de que mi cena ya se había helado, y créanme (y discúlpenme el chiste), no es plato de gusto. Aprendan de mí. Y que aproveche."
Oye, me ha llevado su rato escribirlo, pero creo que si me interesase un poco más por la actualidad, para tener más temas, y tuviera tiempo para culturizarme más allá de lo que mi carrera me deja, podría hacer esto a diario (por cierto, el pensamiento original y de por qué naufragaba lo tuve en serio, verídico). Y todo esto cobrando. Juan José Millás, que grande eres, macho. El mundo te debe una calle, o una estatua, pero tendrás que conformarte con una entrada en mi blog. C'est la vie.

jueves, 24 de enero de 2008

Preparaos... ¿Listos ya?

No tengo nada en contra de los doblajes latinos. Hay algunos muy respetables, notables incluso y superiores sin duda a los redoblajes castellanos. He oído que han osado redoblar La Sirenita, y rezo por no ver como han destrozado nuestra entrañable canción de Bajo el mar. Es que si Sebastián ya no tiene acento reagge, apaga y vámonos.
Dios me libre de discusiones absurdas, que se que a veces llegan a este blog gente de otros países, muchos de ellos latinos. Y todos sabemos como acaban esos "debates", unos acusando a los españoles de haber esclavizado a sus mujeres y destruido su civilización, y otros alegando que si no fuera por los españoles, los americanos aún estarían en taparrabos.
Yo voy a exponer (en mi particular manera) las razones por las que prefiero la versión española de esta canción a la latina, quien opine lo contrario que comente, pero con educación (los que opinen lo mismo igual). En fin, antes de seguir leyendo mi post, disfruten con esta delirante obra maestra de las canciones Disney y rememoren uno de los grandes momentos de esa portentosa película, El Rey León. Y ahora, queridos, compárenlo con su versión latina... ¡Dentro vídeo!
Scar:
Yo se que no tienen cerebro
Tiene más un infame animal
Mas tienen que hacer un esfuerzo
Me escuchan o puede irles mal
Se ven sus miradas ausentes
No pueden en nada pensar
Mas hablamos aqui de linajes
Inconscientes no deben estar
Lo que viene sera nuestra vida
La esperanza de hacerlo mejor
Una nueva era se encuentra muy cerca
Shenzi:
¿Y que pintamos nosotros?
Scar:
Escucha como los otros
Yo se que es un riesgo
Tendran recompensa
Para los que sigan mi juego
Y lo mio yo logré tener
Listos ya
Banzai:
Si, estamos listos, bien listos.
¿Para que?
Scar:
Para la muerte del rey.
Banzai:
¿Que, esta enfermo?
Scar:
No, tonto, vamos a matarlo, y a Simba tambien.
Shenzi:
Buena idea. ¿Quien necesita rey?
Banzai y Shenzi:
¡Nadie, nadie, la la-la la-la la!
Scar:
¡Tonto! ¡Si habrá un rey!
Banzai:
Pero dijiste que...
Scar:
Yo sere el rey.
Apóyenme y nunca más sufrirán hambre.
Hienas:
¡Si, arriba, que viva el rey!
¡Que viva el rey! ¡Que viva el rey!
Y socios seremos, no lo olviden
De un rey a quien van a adorar
Scar:
Ya es hora que yo les obligue
A ciertas acciones tomar
Tendrán una gran recompensa
Aunque más voy yo a recibir
Sin mí no tendran ni una pizca
¡Es algo que debo decir!
Listos ya para el golpe del siglo
Listos ya para un acto genial
Scar: Hienas:
Planeándolo todo A comer
Con mucho cuidado Mucho más
A un lado me hacían Otra vez
Y no me querían Sin parar
Scar:
Sere respetado, amado, alabado
Por el gran portento que soy
Y mis sueños al fin llegarán
Listos ya
Hienas:
Nuestros sueños veremos llegar
Listos ya
Creo que un visionado de ambas en poco tiempo ya presenta una clara superioridad de una frente a la otra... (¡Eso no es un argumento!, gritaréis furibundos) Analicemos pues: "Yo se que no tienen cerebro / Tiene más un infame animal". ¿Qué tipo de desprecio al reino animal es ese? ¿No son todos animales en esa película? ¿Cree Scar que el racismo contra todo el reino, incluido el autorracismo (algo que no veíamos desde Michael Jackson) ayudará en su ascenso al poder, o qué?
"Mas hablamos aqui de linajes" ¿Qué linajes? ¿Familias rivales, clanes rivales luchan por el control del reino? ¡No, maldita sea! ¡Es un problema DENTRO de una misma familia! ¡Sólo hay un linaje! Y aquí llegamos a la zona de las super-rimas: "Una nueva era / se encuentra muy cerca", y "¿Y que pintamos nosotros? / Escucha como los otros". Magistral. Aplausos, señores. Resuciten a Quevedo para que se arrodille ante el traductor. Probablemente le ate los cordones de los zapatos para que se esmorre nada más levantarse, pero se lo merece, que demonios.
La estrofa con "Yo se que es un riesgo / Tendrán recompensa / Para los que sigan mi juego / Y lo mio yo logré tener", merece un premio al peor ritmo en una canción que jamás haya escuchado en mi vida. Aparte de la coherencia, que ya, hasta se me quitan las ganas de mentarla. ¿Y alguien usa la expresión "Listos ya" para algo que no sea una carrera o competición deportiva?
"Tendrán una gran recompensa / Aunque más voy yo a recibir". Gran movimiento, Scar. Vanaglóriate de todo lo que vas a conseguir delante de tus sicarios. Dales ideas para que se replantéen apoyarte, o para que se les ocurra acabar contigo cuando subas al trono. Pobre Scar, de maquiavélico, el traductor te ha convertido en imbécil redomado. "Sin mí no tendran ni una pizca / ¡Es algo que debo decir!" Oh, sí, como concuerdan las frases con el gesto amenazador de Scar. Algo brutal.
"A un lado me hacían / Y no me querían" y "Sere respetado, amado, alabado / Por el gran portento que soy" redondean la mezcla. Ahora resulta que Scar es insidioso, conspirador y ambicioso porque está necesitado de cariño, porque todos le desprecian. Probablemente porque es negro, o al menos más oscuro que los leones medios. Y supongo que está esperando a ser el macho alfa de la manada para demostrar "lo gran portento" que es. Por el amor de Dios, que esto lo ven niños...
Y este es mi alegato, señores. Pueden coincidir, o pueden disentir (para eso tienen los comentarios, o su yo interior), pero háganlo con educación. Los traductores españoles y los latinos no querrían que los hispanos de ambos lados del Atlántico nos peleásemos por su culpa... O quizás sí, y estén en sus sillones de orejas acariciando sus gatos blancos... Pero esa es otra historia, y deberá ser contada en otra ocasión.

martes, 22 de enero de 2008

La sangre es más espesa que ese líquido... Ya sabes... Lo que te bebes y no es sangre.

Agencia Publicitaria de Rancatapiros de Pallábajo, hace unos meses. 9:00 PM

- Bueno, gente. Necesitamos personas que, haciendo uso de su libertad y ajenas por tanto a todo tipo de presión, decidan ofrecer su sangre en las condiciones sanitarias legalmente establecidas con el fin concreto de ayudar a salvar la vida o recuperar la salud de otro ser humano, de forma desinteresada y previa aplicación de las prácticas científico-técnicas precisas que conduzcan a la consecución de ese fín.

- ¿Perdone?

- ¿Mande?

- ¿Lo cualo?

- Sigh... Nos han encargado diseñar la publicidad para una campaña universitaria de donación de sangre. Así que bueno, nos han dado un esquema básico para que lo sigais, intercambiais ideas y me las vais presentando a lo largo del día, ¿de acuerdo?

- Perfecto, un brainstorming.

- ¡Tormenta de cerebros!

- ¡Yuhuu!

- Dios... Necesito un trago.


Agencia Publicitaria de Rancatapiros de Pallábajo, ese mismo día. 12:00 PM

- ¡Lo tenemos!

- ¿Ya? A ver, traed aquí. Pero... Pero... ¡¿Qué cojones es esto?!

- Quisimos ponerle un toque cultural. ¡A los universitarios les gusta aprender!

- Y los moais de la isla de Pascua son de piedra, así que no pueden donar sangre. Nos hemos documentado, jefe.

- Sí, pero... ¿Muerte a los Pitufos?

- Odio a los pitufos. ¿Usted no? Mírelos... Tan azules, tan felices... ¡Yo una vez intenté ser azul, pero me dio alergia!

- Ehm... Ya. ¿Y dónde está ese otro tipo, el que habla violeta?

- ¿Ha vuelto a beber, jefe?

- Está en la UVI. Dijo que le gustaban los pitufos.


Agencia Publicitaria de Rancatapiros de Pallábajo, dos días después. 14:00 PM

- Ya puede ser importante. Es la hora de comer.

- ¡Es que ya lo tenemos, jefe!

- ¿Habéis rediseñado el panfleto?

- ¡También! ¡El tipo violeta ha despertado del coma y ha tenido una idea fabulosa!

- Qué. Coño. Es. Esto. ¡Ya!

- Los Fruittis no pueden donar sangre porque son vegetales, jefe.

- Los universitarios son nostálgicos por naturaleza. El contraste entre los primeros dibujos de su infancia y los últimos que vieron en su adolescencia les impulsará a donar sangre.

- ¿Y el comer fruta?

- Nos comeremos a los Fruittis por no donar sangre. Los universitarios son cobardes y supersticiosos. Infundiremos miedo en sus corazones a través de los Fruittis.

- ¡¿Y el bailar el swing?!

- Acabo de despertar de un coma. Considero que puedo permitirme cierto nivel de excentricidad.

- Dios, empiezas a ser siniestro. Una última pregunta antes de que os mande de una patada en el culo a la oficina del INEM. ¿Por qué Patamon y Gomamon se miran tiernamente, como si fueran a enrollarse de un momento a otro?

- ¿Por qué se sabe nombres de Digimons, jefe?

- Porque... A mis hijos les gusta y... Esto... ¡Se acabó! ¡Fuera de mi despacho!


Agencia Publicitaria de Rancatapiros de Pallábajo, una semana después. 19:00 PM

- Jefe...

- ¿Aún seguís viniendo por aquí? ¡Os despedí hace una semana!

- Yo duermo en el montacargas.

- Y la vida está cara. Los que se olvidan el cambio en la máquina de cafés nos ayudan a sobrevivir.

- Los nuevos son muy majos. Nos han dejado sus ordenadores en su descanso para hacer un nuevo panfleto si prometíamos fingir que no existíamos.

- Bueno, veamos que me traéis, al menos os habéis esforzado...

- Dios... No tengo palabras.

- Nuestra genialidad le desborda, ¿eh, jefe?

- La gente teme que su sangre sea desperdiciada y bebida por vampiros. Esto les demostrará que no.

- ¿Sabes que hablas mucho más pausada y siniestramente desde tu coma? ¿Y que esto no tiene ningún sentido en absoluto?

- ¡Los Osos Amorosos son la antítesis de lo malo! ¡Confiarán en nosotros!

- ¡Se acabó! Malditos ineptos... ¡Yo mismo diseñaré el panfleto! ¡Y os mantendré en nómina sólo para que veais como se hacen las cosas! Los universitarios necesitan una imagen relacionada con sus gustos que despierte su solidaridad y responsabilidad con los demás... Reforzada con una imagen de su entorno habitual, para contrastar ambas facetas de su personalidad. Cae de cajón, viene en todos los manuales de publicismo. ¿Entendido?

Y así fue, señoras y señores, como surgió esta estupenda (y verídica, aún conservo el panfleto) campaña universitaria que publicitaba la donación de sangre...

viernes, 18 de enero de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 1 (Última parte)

“Ahora debería reavanzar en el tiempo para situarnos unas horas más tarde de la irrupción del coronel Furia en el piso de Chama y Andrés. Pero antes, el dios arcano Chton me ha revelado que la historia principal tener poca chicha [32], por lo que os mostraré una breve imagen de las timbas de Andrés con vagabundos. Inmediatamente después, regresaremos a los días del presente futuro. [33] Nuff said!” - ¡Largo, patán, o terminas muy mal! –cantó Andrés apuntando con una escopeta a un vagabundo tras el umbral de su puerta. - Tengo… Viruta… ­-argumentó el mendigante. - ¡Pues pasa chavaaaal! –respondió alegre Andrés apartando al pordiosero del punto de mira de su arma. - ¿Podré ser…? ¿…Un kurda? –preguntó el invitado repitiendo el incesante ciclo de representaciones rituales previas a la timba de poker semanal. - Si te… Portas… Bieeen… [34] -canturreó dulcemente Andrés dándole una cariñosa palmada en la espalda- ¡Ahora a jugar! Pero antes, enseñémosle a este sucio capitalista el poder del pueblo. -añadió cogiendo una guitarra y sentándose haciendo un corro junto a otros vagabundos frente a una puerta- Nos manifestaremos, como hicimos ayer… -empezó a cantar tocando la guitarra- La fábrica es suya, pero nuestro el poder… [35] - ¡Andrés, la fábrica es de los dos, imbécil! –gritó Chama saliendo por la puerta- ¿Crees que se puede estudiar contigo cantando frente a la habitación? - ¡Podrás silenciarme a mí, sucio muggle, pero nunca silenciarás a la revista People! [36]respondió Andrés- ¿Y cómo podrás compaginar los estudios con tu fábrica de átomos y tu futuro como padre soltero? [37] - ¡No tengo ningún futuro como padre soltero! - Bueno, entonces tal vez no debiste hacerlo sin condón con aquella ciega y darle tus señas y dirección… -comentó Andrés despreocupadamente- Eso da que pensar, ¿no crees? - Andrés, ¿has…? –Chama se autointerrumpió- ¿Por qué pregunto? ¡Las pruebas genéticas demostrarán que tú eres el padre, idiota! - No, más bien apuntarían hacia Tommy el Tuerto, aquí presente, pero creo que no existe a ojos de la sociedad. –Andrés sonrió de repente- Ey, espera… Tommy el Tuerto… Ojos de la sociedad… ¡Jajajajajajaja! –rió chocándola con el tuerto- Por cierto, la familia de Kate Moss quiere demandarte por enviarle magdalenas hechas con coca… Pero tu conciencia estará tranquila, las ha hecho Chema, el panadero jarto de Barrio Sésamo, por encargo… [38] - Oh, sí, eso me tranquiliza por completo… -dijo irónicamente Chama- ¡¿Cómo demonios vamos a desviar estos escándalos de nuestra empresa?! - Bueno, eso hace tu trabajo más interesante, ¿no crees? –comentó Andrés yéndose con sus apestosos compañeros- Ahora, si me disculpas, tengo turbios negocios que atender. Toma. –añadió sacándose un puñado de billetes del bolsillo- Ve a comprarte más dinero. [39] “Para que vuestras primitivas mentes puedan asimilarlo, éstos hechos han acaecido cuando acaezcan posteriormente a la creación de la televisión de alta definición, los Lunnis y numerosas creaciones de mi propiedad. También existe a posteriori de la aparición del coronel Furia y Shi-Fón, el agente de S.H.I.E.L.D. ¡Posterior incluso a los hechos narrados inmediatamente mismo, pero no demasiado, ni con demasiada premura! (la narcolépsica anaranjada, neonatalista y notable narración de Stan Lee no hace sino superarse. Excelsior!)” - Señor Vargas, señor Basteiro, mis más sinceras disculpas. –dijo Furia a regañadientes- Sin su colaboración, nos hubiera costado mucho trabajo localizar a ese maníaco. Por supuesto, por razones de seguridad, no podemos decirles su estado o localización, pero les pedimos que intenten no divulgar la historia. - Por supuesto, coronel Furia. Andrés y yo mismo les agradecemos las disculpas, y tranquilo, ambos entendemos que estaban haciendo su trabajo. –la expresión de Chama cambió levemente al ver como Andrés golpeaba con un guante el rostro de Woo- Bueno, al menos yo lo entiendo. No duden en contactar con nosotros si hay algún problema. –añadió mientras los dos agentes de S.H.I.E.L.D. se desvanecían del piso- ¿Cómo demonios lo has conseguido? - ¿Esto? –preguntó Andrés señalando a un grotesco híbrido entre gallo y cerdo- Bueno, en fin… ¿Para que quieres un laboratorio si no puedes jugar a ser Dios? - ¡Eso no! –respondió Chama- ¿Cómo has conseguido engañar de esa manera a los de S.H.I.E.L.D.? ¿Y dónde los has mandado? - Todas tus dudas serán solventadas. Pero tal vez un poco de morfina me refresque la memoria… -Andrés sonrió- ¡O tal vez no! Ah, que diablos, estoy deseando contártelo. ¿Te creerás que he podido hacer un hermoso homenaje póstumo a Álvaro, un regalo para congraciarme con Leti, y librarme de SHIELD con un solo movimiento? “Inmediatamente después a ese críptico comentario, en una argucia narrativa digna de un perturbado, Stan Lee decidió avanzar la escena a unos horas después, situándose la acción en el condado de Westchester, estado de Nueva York…” - ¡Xavier, maldito lunático! –vociferó Andrés abriendo de golpe la puerta del despacho del llamado profesor X- ¡Uno de los miembros de su comuna genética está destruyendo mi ciudad! ¡Y su libro de autoayuda era una chufa! Convertirse en mutante en un mes… ¡Pfff! –resopló con desprecio. - ¿Quién es usted? –preguntó Xavier, sorprendido ante una mente que era incapaz de leer. - Yo le diré quien soy, Xavier… ¡Soy el último hombre furioso! ¡Un cruzado del hombre de a pie! [40]gritó Andrés mientras se dirigía hacia una jaula en un extremo de la sala- ¡Detenga a mi monstruo, salve mi ciudad y cómprese una peluca, por amor de Dios…! –ordenó todo esto mientras agitaba la jaula, en la cual reposaba un pequeño dragón violeta. - ¡Cuidado! –advirtió Xavier- ¡Deje esa jaula! - ¡¡¡NUNCA!!! –gritó Andrés agitando aún más esa jaula, provocando que el dragón le disparase llamas a la cara- Tiene toda mi atención, profe. –repuso mirando a Xavier, con la cara ennegrecida excepto por los lugares que ocupaban los barrotes. Antes de que Charles Xavier pudiese responder algo, Andrés le detuvo con un gesto, cogiendo su móvil, que sonaba- ¿Diga? Un momento. –añadió mientras se ponía una máscara roja y negra, idéntica a la usada por Wade Wilson, el infausto mercenario bocazas- ¡Aquí Masacre, receptor de actividades conspicuas, sediciosas, potencialmente turbulentas y muy probablemente al margen de la ley! Mmm… Ley… ¡Eeeyyyy! –dijo sonriente irguiendo un pulgar hacia Xavier… Sin darse cuenta de que Lobezno estaba justo tras de él. Un sonido ya tan popular que merecería su propia telenovela resonó por el despacho. - ¿Snikt? No, Andrés, ¿cómo va eso? –preguntó Andrés volviéndose hacia el recién llegado, ofreciéndole la mano… Que fue instantáneamente cortada por unas garras de adamantium, mientras las otras realizaban un giro peligrosamente cercano a la entrepierna del enano. No el enano canadiense, sino el otro, el que le falta una mano. Sí, se que en una realidad alternativa, a Lobezno le falta una mano, ¡¿acaso no he dicho que soy el puñetero amo y señor del Multiverso?! Cielos, me habéis distraído de… Urgh. Bueno, no es bonito de expresar. Digamos que a Andrés no volverán a molestarle más los pantalones ajustados y dejémoslo ahí. Además, esto comenzará a llenarse de gigantescas mayúsculas y signos de admiración de un momento a otro, así que…- ¡AAAYYYYYYY! –gritó de un modo lamentable. ¿Eso es gigantesco? Dios santo, el dolor debería ser atroz, un aullido visceral que sonaría algo así como…- ¡¡¡¡ARRIQUITAUN!!!!mejor. - ¡Dios santo, Logan, ¿qué has hecho?! -preguntó el profesor horrorizado (y asqueado). - Tranquilo, Chuck. –respondió Lobezno replegando sus garras- A Wilson le volverá a crecer en segundos. [41] - La madre que te… -susurró Andrés entre grito y grito. - No parece que tu teoría sea cierta, Logan. –repuso el profesor saliendo con su silla detrás del escritorio- Sería conveniente trasladarle a la enfermería mientras yo desconecto temporalmente su sensibilidad al dolor telepáticamente. ¡Lockheed, suelta eso! –arrojando un rayo psíquico que hizo huir al dragón, que se había escapado de su jaula y rebuscaba entre los restos de tela caídos en el suelo. “Momentos después, en el laboratorio médico de la mansión…” - ¿Qué hay de nuevo, viejo? [42]preguntó Andrés a la Bestia, mientras yacía en una camilla- ¿Qué opina? ¿Podré volver a jugar al béisbol profesional mientras toco la pianola? - Profesor, ¿sería mucho pedir que desconectase su capacidad de verbalizar? –dijo McCoy volviéndose hacia el profesor X- Necesito tomar algunas muestras del señor Basteiro, y ayudaría el tener menos distracciones. - ¿Y tener que aguantar yo sólo sus insidiosos comentarios telepáticos sobre ordenar a mujeres que se desnuden? –preguntó Xavier enarcando una ceja­- Ni hablar. - ¿Por qué demonios este mequetrefe huele igual que Masacre? –preguntó Lobezno- ¿No lo notas tu también, Hank? - ¡Ey, doctor! ¿Es cierto que fumarse su pelo sirve como afrodisíaco? - Me temo que mis sentidos no son tan agudos como los tuyos, Logan. –repuso la Bestia mientras analizaba una muestra de sangre- Aunque noté un olor que me traía ciertas reminiscencias en torno al señor Basteiro, lo cierto es que no logré identificarlo hasta ahora. - Y creo que me olvidaría de los afrodisíacos por un tiempo, retaco. –añadió Logan encendiendo un puro. - Logan, estamos en un lugar cerrado. –dijo Xavier- ¿Te importaría salir fuera a quemar eso? Reúne también al equipo. Si lo que dice es cierto, y las noticias apuntan a que sí, nos vamos a Vigo en cuanto arreglemos este pequeño desaguisado. - No se ofenda, profe, pero si esto es un pequeño desaguisado, usted sufre una ligera cojera. –comentó Andrés. - Señor Basteiro, vamos a inyectarle sangre del Ángel. –explicó la Bestia con una jeringa en la mano- Su potencial curativo podría permitirle unir el tejido a su mano conservada en hielo, y, ejem, regenerar sus partes nobles, desgraciadamente, en estos momentos, parcialmente digeridas por un dragón alienígena. - No les demandaré, si me prometen que obligarán a ese bicho a tragarse un despertador. ¡Sé que le ha gustado mi sabor, y necesito saber si me sigue! [43]aseguró Andrés- Muy bien, doc, inyécteme eso. Pero antes déjenme ponerme la máscara. No quiero que vean mis muecas de dolor. ¡Y espero que todo crezca hasta su tamaño habitual! ¡Mis grupas se sentirían decepcionadas! - ¿Sus groupies? –pregunto, escéptica, la Bestia. - ¡Mis grupas! He venido en llama desde el aeropuerto, y creo que ya se han acostumbrado a un determinado roce cuando van al trote. –explicó Andrés- Rozarlas con algo más grande o más pequeño podría confundirlas… ¡Enfadarlas, incluso! ¡Y usted es biólogo, doctor! ¡Sabe de sobra que cuando llama enfadarse siempre hacer así! [44]añadió escupiendo en la cara al profesor Xavier. - Inyéctale eso, Henry, por el amor de Dios –ordenó éste mientras se limpiaba la cara con el pañuelo. - Muy bien. –y la Bestia así lo hizo- Y ahora, mientras esto actúa, si fuera tan amable de explicarnos el peligro al que nos enfrentamos… -añadió mientras vendaba la mano amputada al muñón de Andrés. - Está bien. –dijo Andrés, repentinamente serio- Algo ha salido horriblemente mal en mi fábrica, doc. Los restos cacahuetosos de mi amigo Álvaro han interactuado con algo extraño, y han cobrado viiiida. Su Patrulla-X deberá luchar contra algo desconocido y mortal… -afirmó, enseñándoles una foto en una cámara digital. En ella, un monstruo gigantesco, de forma semilíquida, se veía de espaldas. Poseía un tono marronuzco entre café y arena, con algunas irregularidades más sólidas, aquí y allá- ¡Se enfrentarán a Krokanti, el dulce que camina como un hombre! [45]repuso Andrés, ante la mirada horrorizada de Xavier y el doctor McCoy. "Next Issue: Is he man or peanut, or...? Is he both?" [46]

martes, 15 de enero de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 1 (Segunda parte)

“En Nueva York cundía el caos. Unos renovados Señores del Mal habían atacado la mansión de los Vengadores. Inutilizando como primer paso sus comunicaciones, las Vengadoras debían enfrentarse a más de quince supervillanos desbocados, con el apoyo de otros héroes neoyorquinos como única ayuda." - ¡Aquí va mi puñetazo de los sábados, amigo! –gritó Reed Richards, alias la Cosa, golpeando al Escorpión y lanzándolo contra un edificio. - Es de los domingos, querido. [19]respondió Susan Richards mientras detenía una descarga sónica de Klaw con uno de sus campos de fuerza. - Ah. Cómo Ben era judío, pensé que… -comentó Reed volteando a Tiburón Tigre y lanzándolo contra Mister Hyde. - ¡Ese un comentario desafortunado, doctor Richards! ­–dijo la voz de Kitty Pryde desde lo alto- ¿Porque los judíos celebremos el sábado no podemos patearles el culo a los malos un domingo? “Y así, la Patrulla-X se unió a la refriega, que contaba con prodigiosos supervillanos tales como el terrorífico Tiburón Tigre, el horrendo Hombre de Titanio o los univitelinos U-Foes. Las Vengadoras también debían hacer frente a la amenaza del sádico Segador, la gargantuesca Gárgola Gris y, por supuesto su líder, el barbitúrico Barón Helmut Zemo. Pero también muchos, muchos más héroes y también villanos. ¿Quién duda aún que ésta es la época dorada de la narración quasi-gráfica?" - Eddie, amigo mío… -comentó Spiderman, aprovechando para golpearle por la espalda gracias a la distracción proporcionada por Daredevil- Puede que ya te lo haya dicho alguna vez… ¿Pero ese traje no te hace el culo muy gordo? -¡claro que se lo ha dicho! La última vez, en Spectacular Spiderman volumen 2, número 1; Sedicioso Stan. [20] - Parkerrr… -murmuró Veneno con voz grave- Esta vez te tendremos… ¡Te arrancaremos la piel de los huesos! - ¿Siempre es así de cariñoso? –preguntó no con demasiado humor Daredevil, colgándose con su bastón de una farola y pateando los riñones a Brock. - ¡Deberías haberle visto en la primera cita, cuernecitos! –respondió socarronamente Spiderman. Sin embargo, y aunque los brazos de Veneno aún continuaban apuntando hacia el trepamuros, los de Brock surgieron por su espalda, aferraron a Daredevil y le lanzaron contra un coche cercano, quedando inconsciente. - ¡Matt! –gritó Spiderman, aunque pronto tuvo otras razones de las que preocuparse. El simbioide le apresó momentáneamente el tiempo suficiente para que los fuertes brazos de Brock aumentasen más la férrea presa sobre su enemigo. - Ha llegado la hora de ajustar cuentas, Parker… -susurró Veneno. - Y de cambiar de dentífrico, amigo… -jadeó el cabeza de red- Tienes suerte de no poder oler tu propio aliento… - Tú último chiste… Delicioso momento. –sin embargo, de pronto, el simbioide empezó a burbujear, para después separarse del cuerpo de Brock, deslizándose en dirección al puerto. - ¿Slips? –preguntó Spiderman zafándose de la presa de su enemigo y mirando su ropa interior- Chico, yo también tendría tan mal genio si mis dos amigos fueran por ahí tan pegaditos… [21] -añadió noqueando a Brock- Me da que ese bichejo nos va a dar problemas, pero ahora no hay tiempo. –comentó atando a Brock con telaraña a una farola y dejando a Daredevil en un tejado cercano­- ¡Kowabunga! [22]gritó lanzándose sobre Batroc el saltador. - “Mientras tanto, en el piso de Vigo…” –continué narrando impasible- “…Sus ocupantes miraban extrañamente a Stan Lee, que acababa de terminar su misión en aquel lugar, y se disponía a irse. Abrió la puerta y atravesó el umbral, dirigiéndose hacia nuevos e ignotos horizontes…” –terminé dejando que el curso del universo continuase. - Me recuerda a aquella vez que me desperté autobiográfico. [23]comentó Andrés. - Deberían contratar guardas de seguridad en el edificio. –añadió Drake. - Bueno, lo dicho, Andrés, que éste es Blake Drake y… –repitió Chama. - ¿Blake Drake? –repitió Andrés- ¿Le gusta el Quake? [24] - Me temo que no se de que me habla, señor Basteiro. –repuso Drake. - ¡Sí, hombre! ¡El juego de tiros! ¡Pañún, pañún! ¡¡Ratatatatata!! –gritó parapetándose tras el sofá y fingiendo disparar a Chama y Drake- ¿No? Vale. –dijo levantándose y volviendo con sus dos acompañantes. - Bueno, señor Basteiro, las cosas están así. –comenzó a explicar Drake- Las ventas de la mantequilla de cacahuete suben como la espuma, pero esto no será eterno… ¿Recuerdan el Tang de sabor a piña? ¿No? Es lo mismo. Creer que esta buena racha durará suerte sería como creer que Halle Berry seguirá siendo la mujer más sexy del mundo dentro de veinte años… - Grrr… –gruño Andrés- ¡¡¡BEA ARTHUR!!! [25] - ¿Pero esa no era la de las Chicas de O…? Olvídelo. Bueno, la cosa es que deberían invertir en otros sectores, tal vez incluso diversificar su producción... –frenó en seco su explicación Drake, al ver la expresión de Andrés- Sigh… Si tú estirar empresa y vender más cosas, más dinero tener. ¿Tú entender? [26] - ¿Qué está diciendo? ¡Habla en una jerga incomprensible! –preguntó Andrés a Chama- Bah, yo me voy a echar un vistazo a Álvaro, a ver si han logrado algo para deshacer los efectos del Cubo Cósmico. –comentó luego sin atender a Chama, que le mandaba callar detrás de Drake. - ¡Lo sabía! –gritó Drake apuntando con sendas pistolas a Andrés y Chama- ¡Desde que nuestros análisis revelaron rastros de energía cósmica en su mantequilla de cacahuete, sospechamos de ustedes! ¡Quedan detenidos en nombre de S.H.I.E.L.D.! - ¿S.H.I.E.L.D.? –preguntó Chama atónito- Oh, no… - Sí… Soy… - ¡Dolly Parton! [27]chilló Andrés. - ¡No, imbécil! –respondió el agente golpeando a Andrés y tirándolo al suelo. - Oiga, no tiene usted ningún derecho a pegarle, Drake. –dijo Chama. - ¡Silencio! No soy Drake… ¡Soy el agente Jimmy Woo, del FBI, y les detengo bajo la jurisdicción internacional de S.H.I.E.L.D.! - ¡No diga chorradas! –respondió Andrés- ¡Me conozco de pe a pa los enlaces de S.H.I.E.L.D. con el FBI! Arnim Tanzarian, John Frink, Morris Szyslak… - Eso son personajes de los Simpson. - Goron, Zora, Kokiri… - Razas de los juegos de Zelda. - ¿Jorgito, Juanito, Jaimito? [28] - ¡Basta ya! –gritó Woo- Furia, les tengo. –dijo mientras el coronel se teletransportaba en el interior. - ¡Brrrr! ¡Lo usaría más a menudo, pero este cacharro escuece como un baño de lejía! –Furia encendió un puro- Y mi médico dice que me sube el colesterol. - ¿Puede apagar el habano, coronel? –preguntó Chama educadamente- No es que me importe, pero viviría un verdadero infierno si hace que Andrés vuelva a engancharse al tabaco normal, ya sin hablar de los puros. - No sabréis lo que es el infierno hasta que estéis entre rejas, tarambanas. –replicó Furia echándole humo a la cara- A alguien como tú se lo rifarán los sarasas. - ¡Dígale a Ping Pong que deje de apuntarme con esa pistola, Furia! –gritó Andrés- ¡Mis amigos y yo ya hemos sufrido bastante por culpa de ese maldito Cubo Cósmico, y no merecemos ese trato! - ¡Me llamo Jimmy Woo! –replicó Woo. - Lo que tu digas, Ping Pong. [29]respondió Andrés haciéndole una reverencia al estilo oriental, y volviéndose luego hacia Furia- ¿Cree que no hemos tenido bastante con que ese psicópata asesinase a nuestro amigo Álvaro y violase con tórrida pasión a nuestras amigas? [30] - Disculpa si soy escéptico, papanatas. –respondió Furia- Pero a los directores de S.H.I.E.L.D. no se les contrata por encontrar un cupón en un paquete de cereales, ¿sabes? - ¿Si lo se? –preguntó Andrés- ¡Maldita sea, Furia, esa promoción de Kellogg’s fue el mayor fraude desde la Historia Interminable! ¿No nos cree? ¡Tome, haga que Cham-Pú contacte con esta gente y pregúnteles acerca del asunto! ¡Pregunte a Leticia si éste individuo no continúa acosándola! –añadió entregándole una dirección y un nombre, rápidamente garabateados en un papel. “Pero, sabe, fiel creyente, que los Vishanti me han revelado que éste es el momento adecuado para utilizar mis asombrosos poderes para mostraros cosas del pasado. A esta increíble manipulación de la realidad yo la llamo… ¡Flashback! Así, paralelamente a los hechos sucedidos en la briosa batalla de Nueva York, nuestro colorido amigo científico, Beaker, se enfrentaba aún a la cuantiosa tarea de devolver a Álvaro a la vida… Por suerte, no debía empezar de cero, ya que el Astonishing Andrew había dejado para él las instrucciones necesarias para su trabajo…” - Claro, Peter. Claro, Peter. Claro, Peter. [31]repetía una y otra vez el archivo de audio que Andrés había dejado en el ordenador del laboratorio, dejando patidifuso al larguirucho científico. - ¿Mimi mi mimimimi? –se preguntó a si mismo confuso. Después de pensarlo un poco, atravesó el laboratorio y abrió un gran armario, lleno de numerosos y coloridos objetos. Entonces, cogió un jirón de tela azul y lo sacó. Tras ponerlo en un acelerador de partículas (en el que alguien había escrito en letras grandes de forma curva y caótica “Marca ACME”), arrojó el líquido resultante en la probeta que contenía a Álvaro. Cuando el líquido comenzó a burbujear y chocar contra las paredes de cristal, el científico gritó histérico mientras escondía su cuello y parte de su cabeza bajo la bata-¡¡¡Mimimimimimimimimi!!!

jueves, 10 de enero de 2008

Astonishing Andrew and his Amazing Friends nº 1 (Primera parte)

“Saludos. Sabe que soy el creador de todo cuanto veis y oís. El fundador de los frágiles hilos que sostienen la existencia. El indiscutible amo y señor de toda la Creación. Soy el terror que aletea en la noche… Soy el chicle que se pega al zapato de la injusticia… Soy la mosca en el plato de sopa del mal… Ahora y siempre, yo soy… ¡Stan Lee! [1]
Aunque me hallo en la cúspide de la escala cósmica, ese hecho no me priva de existir al mismo tiempo en todo universo, a través de pequeños homúnculos que a pesar de su nimia existencia, logran reflejar a través suyo una mínima parte de mi sagrada magnificencia. Nuff said!
Tan cierto como que el 87 % de los actores fallidos se cortan las uñas cuando hay luna llena, es que el Vigilante reveló no hace mucho los asombrosos sucesos acaecidos cuando el adorable granuja de Andrés Basteiro consiguió hacerse con el pantagruélico Cubo Cósmico. [2]
Sin embargo, bien es cierto que en la Tierra-542, realidad que yo gusto llamar Bastteiroverso (siendo la doble “t” lo que proporciona el toque cósmico a la psicopatológica denominación), un ingente número de preguntas quedaron sin ser respondidas. Así pues, y con fuerzas renovadas…
¿Cuál fue el proceso que permitió convertir a esos insidiosos y astutos pícaros, Chama y Andrés, en opulentos magnates del cacahuete? ¿Sería Chama capaz de soportar la presión que conlleva el verse obligado a dirigir una franquicia multimillonaria surgida de la noche a la mañana? ¿Logrará la industria cacahuetil convertir a Vigo en una gran metrópolis, de importancia aún superior a la prodigiosa ciudad de Logroño? [3]
¿Habrá encontrado el Vigilante un peine cósmico para controlar su recién encontrada airosa cabellera? ¿Podría sustituir una bestial, bestial, bestial fortuna a la omnipotencia en el corazón de Andrés? ¡Bestial! [4] ¿Ha dirigido toda su atención a los placeres carnales que puede proporcionarle el todopoderoso dólar, o por el contrario se ha entregado sin vacilar a lanzar desquiciadamente los vituperios más mordaces contra toda institución vigente?
¿Lograrían él y Chama recuperar la amistad de las chicas de Vigo? Aún más… ¿Qué hacía Berto mientras Andrés ultrajaba sexualmente a su novia y compañeras de piso? ¿Se recuperará alguna vez Leticia de la trágica pérdida de Álvaro, semilla empresarial del emporio de Chama y su propio asesino, Andrés? ¿Y de que calidad era el jamón con el que fue recompensada su pérdida?
Pero… ¿Está realmente muerto Álvaro, o permanece vivo en alguna parte más, además de en nuestros corazones? ¿Ha agotado realmente por completo su energía el Cubo Cósmico, aún en manos del Astonishing Andrew? ¿Intentará éste, en un desesperado intento de recuperar su absoluto protagonismo en el pasado, aspirar al aún vacío trono de Latveria? ¿Aspirará a tal yéndose por su izquierda? [5]
Todas esas preguntas, gran parte de ellas o incluso alguna más, obtendrán sus respectivas respuestas aquí, fieles creyentes. Una vez más, porque vosotros lo habéis pedido…” [6]

“En un ignoto laboratorio subterráneo en la ciudad de Vigo, el peripatético, peludo, pluricelular y políglota mutante conocido como la Bestia se reunía con Chama y Andrés, que esperaban frente a una gran probeta en la que flotaba un líquido espeso y marronuzco.” - He de reconocer que después de esto tardaré en volver a comprar su producto, señores… -comentó Henry McCoy colgado bocabajo de una tubería- No obstante, mucho me temo que no puedo hacer nada por su amigo. Técnicamente, a pesar de no poseer ningún tipo de órgano, sigue vivo. Sin embargo, me veo incapaz de revertir el proceso, si, como dicen, fue causado por uno de esos extraños flujos de alteración de realidad sucedidos tiempo atrás. - ¡Ja! ¡Ha picado! –gritó Andrés. - ¿Cómo dice? –preguntó McCoy girando el cuello, mientras Chama le pegaba un fuerte codazo a Andrés. - Que… -dijo Andrés empezando a fingir un sollozo- ¡Está acabado! ¡Mi amigo Álvaro está acabado y ni siquiera las bolas de dragón pueden devolverle a la vida! [7] - Ehm… -dijo la Bestia bajándose de la tubería y avanzando hacia la puerta- Sí, más o menos esa es la situación, lo siento. Bueno, al menos puedo asegurarles que su producto de mantequilla de cacahuete no contiene restos de ADN de ningún tipo, así que no corren peligro de que los clientes se conviertan en gigantescas masas de cacahuete andante o algo por el estilo. –rió McCoy mientras Chama le acompañaba a la puerta. - Andrés, ¿estás bien? –preguntó Chama al regresar, y encontrarse a Andrés llorando desconsoladamente- Tranquilo, tenemos recursos de sobra, encontraremos la manera de devolver a Álvaro a la vida. - No es eso… Tú no lo entiendes… -dijo Andrés sorbiendo por la nariz- ¡Nunca seré tan alto como la Luna! –añadió echándose a llorar de nuevo. [8] “Mientras Chama se iba de allí, alegando una reunión importante, Andrés tomó una decisiva y determinante decisión. ¿Quién dice que ésta no es la Era Marvel de las rotundas y remarcables repeticiones? Make mine Marvel!” - Prometo que algún día te devolveré a la vida… -murmuró Andrés ante una foto en las sombras- Algún día volveremos a verte entre nosotros. ¡Lo juro, Capitán Cavernícola! [9] Pero primero Álvaro. –se dio la vuelta y entró en el laboratorio- Bien, amigo. Sólo podía contratar a uno de los dos con el dinero que le he sisado a Chama, y usted me resulta más cómico. Su misión está clara: construir y mantener esos robots [10], el brécol debe morir [11], y debe devolver al estado más humano posible a esa ingente masa de mantequilla de cacahuete. ¿Tiene ya alguna idea de cómo hacerlo? - Mimi, mimimimi, mimimimi mi. –respondió un científico de cabeza extremadamente alargada. - ¡Claro, Peter! [12]rió Andrés dándole una palmada en la espalda al científico- Dejo el proyecto en tus manos. “Mientras tanto, no lejos de allí, bajo un caserío de mala muerte en las afueras de Vigo, se encontraban reunidos la plana mayor de S.H.I.E.L.D., intentando reformar su organización tras la destructiva y cataclísmica destrucción de su helitransporte y la pérdida casi total de sus bases de datos.” - ¡Nick, camorrista afgano! –gritó alegremente Dum Dum Dugan al ver aparecer al coronel Nicholas Furia, probablemente uno de los mejores personajes que jamás haya creado- ¡Sabía que eras demasiado cabezota como para permanecer muerto demasiado tiempo! - ¡Cierra el pico, vieja morsa! –respondió Furia mientras encendía un puro- ¡Si lo que quieres es gritar como un chalado, olvídate de S.H.I.E.L.D. y apúntate a la prensa rosa! –añadió mientras tomaba asiento- Bien, mequetrefes, como ya sabéis, hemos sufrido graves daños con la huida de esos chiflados Defensores… - Coronel, sin embargo, aún seguimos rastreando su trayectoria y podemos encerrarlos de nuevo en cuanto… -comenzó a decir Jasper Sitwell, uno de los agentes allí presentes. - ¡Cállate, Sitwell, o te daré tal patada en el culo que el aliento te olerá a betún durante dos meses! –respondió Furia- Los Defensores no son ningunos alfeñiques, panda de inútiles, y pueden tener su utilidad a corto plazo. Hasta que logremos encontrar una manera de retenerlos el tiempo suficiente para desprogramarles esa absurda mentalidad nueva, les dejaremos que continúen siendo sus fugitivos buscados por el Gobierno, ¿entendido? Como mucho, encauzadles hacia donde apunten las pistas de Hydra, y quizás esos payasos nos ahorren trabajo. - ¡Sí, señor! –dijo Sitwell­- ¡Lo haremos de inmediato! ¡Pues la seguridad del mundo depende ahora y siempre de nosotros, y debemos recordar siempre nuestro deber! De ahí nuestro lema… ¡Se fiel, apoya a S.H.I.E.L.D.! [13] - ¡Y yo sin mi violín! –replicó Furia- ¡Lárgate, Sitwell! Bien, y ahora… -continuó mientras Sitwell abandonaba la sala- Como sabéis, me salvé de la destrucción de nuestro helitransporte gracias a que un S.D.V. ocupaba mi puesto –un Simulacro Dotado de Vida; espontáneo Stan- Ahora bien, esta claro que todo ese asunto del Cubo Cósmico no ha terminado. Si bien Richards y su preciosa mujercita han olvidado el lugar donde se enfrentaron a ese maníaco, y hasta ahora han sido incapaces de encontrar rastro alguno del Cubo… ¡No podemos bajar la guardia, maldita sea! Estoy convencido que todo lo ocurrido hace unos meses no era más que una demostración de poder... - ¿Crees que el dueño del Cubo estará intentando controlar el Cubo de forma más discreta, Nick? –preguntó Dum Dum. - ¡No, creo que está intentando fundar un club de costura para solteronas! –gritó Furia- ¡Claro que sí, cabeza de serrín! ¡Tenemos que encontrar al dueño del Cubo! Lo más probable es que, ahora mismo, esté en su cubil, planeando como sojuzgar a la humanidad… - I don’t believe in Elvis… I just believe in me… [14] -canturreaba Andrés, mientras bailaba tan solo vestido con una toalla por el pasillo del piso. Al final del mismo, Chama intentaba no mirar demasiado. - Andrés… -suspiró Chama- No me importa que traigas manadas de putas al piso los viernes… He aceptado tus partidas de poker con vagabundos de las tardes de sábado… ¡Maldita sea, te he perdonado que ayer mismo hayas soltado un jabalí y lo hayas perseguido a trabucazos por todo el piso! Pero, y esto te lo pido como un favor personal… Ahórrame el verte semi-desnudo bailoteando en mitad del pasillo, ¿de acuerdo? - Bah. ¡Retrógrado! ¡Es por culpa de gente como tú que la industria discográfica está estancada! –contestó Andrés entrando en su habitación- Y prefiero decir proxtitutas. –añadió asomando la cabeza por la puerta- La equis le da más estilo. [15] “Momentos después, Andrés emergía de su cubil, tan sólo para encontrarse a Chama mirándole seriamente en el salón. Estaba acompañado por un individuo trajeado, estirado y alimentado con L-Carnitina, todo lo cual transmitía malas vibraciones a Andrés.” - Ay, madre… -murmuró Andrés viendo lo que le esperaba- Sabía que este momento llegaría… ¡Sí, lo admito! ¡Fui yo! ¡Yo engañé a Rogger Rabbit! [16] ¡Y entregué a los judíos a nuestro Señor! [17] ¡Confieso! –gritó postrándose de rodillas ante los dos hombres y alzando las manos al cielo- ¡Kennedy murió en la cruz por nuestros pecados por culpa de mi traición! - Andrés, hombre de Dios… -dijo Chama- En primer lugar, los tres sabemos que no has hecho nada de eso. En segundo lugar, estamos aquí para hablarte de negocios. Y en tercer lugar, mejor sería que confesases porque demonios la bañera está llena de líquenes y musgo… - Ah. Eso. –Andrés se levantó tranquilamente del suelo- Bueno, hoy es sábado, y la semana pasada los chicos y yo hablamos de hacer una timba de poker en el pantano, así que… - Olvídalo… -suspiró Chama- Mira, tengo que informarte de una cosa. No nos podemos quedar anclados en un solo producto, así que tenemos que diversificar nuestras inversiones para prepararnos ante una hipotética caída de la demanda, ¿entiendes? - El aliento de mi gato huele a comida de gaaato. [18]repuso Andrés. - Me esperaba esto. –continuó Chama­­- Por eso, creo que será mejor que te lo explique el afamado escritor economista estadounidense, famoso autor de Economía para tontos, el señor Blake Drake. - ¡¿STAN LEE?! –preguntó Andrés sorprendido. - ¿Qué? No, Blake Drake, Andrés. - No, joder. ¡Stan Lee esta ahí! –añadió señalando hacia la puerta del piso, en donde me encontraba yo, en una de mis múltiples encarnaciones. - ¡Saludos, fieles creyentes! –saludé afablemente- ¡Vengo a cumplir una importante misión! ¡Mi consciencia cósmica me indica que algo a escala cósmica está ocurriendo en ese instante! ¡La narración debe ser, por lo tanto, interrumpida para que la acción se desarrolle en otro lugar! Nuff said!

- ¿De qué demonios está hablando? –preguntó Blake Drake a Chama, que me miró golpeándose la sien con el dedo índice, símbolo universal de hermandad con Stan Lee. Excelsior!

martes, 8 de enero de 2008

Cuélebre

Dicen que el cuélebre tiene la escama de un pez
que vive dentro del río que nadie lo ve
la última vez que lo vieron anduvo en el pueblo
en disfraz de gaitero
iba cargado de espejos que cuando te miras
lo grande es pequeño
dicen que el cuélebre tiene la escama de un pez.
La noche de este domingo, el día de Reyes (¿fiesta? ¿qué fiesta? ¡yo no sali en busca de ninguna fiesta, pesaos!), tuve un encuentro curioso. Bueno, tuvimos, que me acompañaban Antón y Marta, por riguroso orden alfabético (el nombramiento de ambos dos, no el acompañamiento. Me acompañaban los dos a la vez. O los acompañaba yo a ellos. No se, da igual).
Nos encontrábamos recién sentados en un portal cercano a La Factoría (local al que fuimos por casualidad, os lo aseguro...), de donde habíamos salido (¡No hubo fiesta de Historia!) cuando apareció él. Más tarde nos diría su nombre, pero ni lo fiché, ni aunque lo hubiera hecho lo colgaría en internet. Sí me quedé con su alias "criminal", el de Cuélebre.
Tambaleándose más que ligeramente, pero sin peligrar en ningún momento su integridad física, el Cuélebre se acercó a nosotros para preguntarnos si en un bar que había un poco más abajo en la misma calle (por sus señas creímos entender que se refería a La Perrera. O La Perrería, ¿eh, Marta?) servían cacharros de sidra o no se que leches (juraría que al menos mencionó ambos términos) en vasos de plástico (asumimos que para salir a beberlo fuera. Y perdón por la aglomeración de paréntesis).
No recuerdo como de nuestro sucinto "Ni idea" pudo pasar a comentarnos historias sobre negros que le intentaban timar con un DVD en mal estado que había comprado, y se negaban a cambiárselo por otro. Pudimos comprobar que los niños y los borrachos siempre dicen la verdad, cuando tras decirnos que no tenía nada en contra de los negros ni de nadie por prejuicio (más o menos ese era el concepto), porque lo importante era lo de dentro. Añadió tener amigos maricones (sus palabras, no las mías) y travestis, que eran amigos de verdad, de los que importaban.
Demostró más tarde un asombroso conocimiento sobre montañismo (conocimiento que podía comprobarse como cierto por un librito que llevaba consigo) y nos reveló datos como su nombre completo, su estado laboral y el dinero que le proporcionaba, cuando había salido de la cárcel, historias de allí, 24 puñaladas que había recibido (y creedme, vimos algunas de las cicatrices, y nos contó como fueron algunas), entre otras cosas.
Y aunque nos dio un poco la vara (a pesar que hizo como 4 ó 5 amagos de irse diciendo literalmente que no quería darnos la vara; finalmente se fue tras reanudar la conversación 10 metros más lejos, y decir que ya nos había dado bastante la vara), y yo personalmente recibí varios lardazos suyos, y Marta pasaba frío y estuvo a esto de pirarse pa dentro de La Factoría (no lo hizo la mujer por no dejarnos a Antón y a mí el marrón), a mí me dio que pensar.
Primero, de la sordidez que hay en el mundo bajo el mundo, y que generalmente no lo vemos, o si lo vemos en ficción pensamos en la imaginación que debe tener su autor. Vimos una puñalada en plan redondo, diferentes al resto, y nos dijo que era así porque se la hicieron en la cárcel y se la cosió un colega, porque si iba a la enfermería le cambiaban de bloque, y quería quedarse donde estaba para devolvérsela a quien se lo había hecho.
Después, el preguntarme como sería esa persona sobria, o como hubiera podido ser de haberle dado la vida otra oportunidad, o haberse terciado otras circunstancias en un determinado momento. Se le veía verdaderamente un apasionado de la escalada, sabía, y nos contó también de ello, había trabajado en grupos de rescate, nos relató muy sucintamente un accidente suyo. Quizás en otro mundo hubiera sido un escalador famoso, que hubiera promocionado Asturias con sus hazañas.
Quizás. Y me da que pensar para dar gracias a lo que tengo. A quien sea. Como si es al Monstruo Volador de Espaguetti (y perdonad por la intrusión de humor para una vez que me pongo serio en el blog). Y en cuanto potencial desperdiciado hay por el mundo. Cuantos escritores, poetas, inventores, PERSONAS, ante todo, que por una causa o por otra han visto truncado ese potencial.
Que desgarrador me resulta pensar en esto, en lo que pudo ser y no fue, en cuanto se puede haber perdido el mundo por una cosa u otra. Y esto solo en mi entorno cercano. Supongo que es una defensa emocional como otra cualquiera el ignorar (y hablo por mí, aunque supongo que algunos más lo haréis) que esto ocurre a escala global, y en mucho mayor número, día a día, muerte tras muerte, en países tercermundistas, y aún fuera de estos.
El bloqueo emocional, que no me plantee un tema así a menudo, y el hecho de que la mente humana no pueda concebir en todo su "esplendor" una cantidad de pérdidas de vidas tal, y aún más de un concepto tan abstracto como es el potencial humano, ayuda a despreocuparse uno del tema. Pero esta ahí.
Y seguiremos ignorándolo, hasta que nos encontremos a gente como el Cuélebre, que nos lo recuerde. Por lo menos conmigo lo ha conseguido. Le dedico la estrofa del principio, de la canción de Víctor Manuel del mismo nombre, y le deseo lo mejor, que se recupere del todo de su lesión en la pierna, y que consiga alcanzar una vida cuanto menos digna.
Perdonad los que prefiráis leer mis chorradas quasi-humorísticas, os prometo que al día siguiente volverán. ¡Y en mayor número! Aunque no puedo evitar que viene bien el contraste entre lo serio y lo chistoso... Si me sale, puede que este experimento, que sentía debía hacerse por lo que es, se repita algún día. Un abrazo a todos.

viernes, 4 de enero de 2008

Oviedo History X: La 2ª fiesta (o cómo se mantuvo la arcana maldición que impedía a las partes segundas alcanzar su máxima calidad)

Buena vida tengan todos. ¡Es la hora de las promociones! Y como tengo poco tiempo, aquí os va todo masticadito en nuestro cartel promocional. Su baja calidad se debe a que ha sido diseñado por moi, y la versión original del mismo fue editada en blanco por ahorrar tinta. Por paradojas de la vida, su versión digital como se ahorra energía es en negro. Cosas veredes, Sancho.

Los regalos corren de nuestra cuenta.
La birra de la vuestra (que hay que pagarla, vamos)
Incienso sólo hasta el límite de existencias.

Así que ya sabéis lo que os podéis esperar. Una noche de diversión, música y bebercio patrocinada por nosotros, los estudiantes de Historia que pretendemos hacer un viaje al menos tan épico como Marco Polo, que se trajo los espaguetis de la que volvía de China. Hala, ya sabéis una cosa más.

Pero puede que os estéis preguntando (y no os culpo): ¿qué es lo que han hecho ultimamente los estudiantes de Historia por mí? Lo siento, mentí. Sí os culpo. ¡Este blog entero está escrito por un estudiante de Historia! ¡Sin cobrar un duro (nota mental: buscar un patrocinador o algo que de pasta)! Pasaos por allí sólo por las risas ocasionales que os proporciono.

Pero os daré una razón aún más convincente para que vayáis allí, consumais mucho, y por tanto nos proporcioneis abundante pasta (y no de la de Marco Polo y sus chinos). Os revelaré un secreto. Camaradas, imagino que no supondréis, que nosotros los estudiantes de Historia somos tales por un espíritu de egoísmo y privilegio.

Nosotros nos sacrificamos estudiando Historia para que vosotros no tengáis que hacerlo en vuestras carreras... Muchos de nosotros, en realidad, tenemos aversión a la Historia y todo lo relacionado con ella. A mí personalmente no me agrada. Nuestro único objeto al estudiar nuestra carrera es preservar vuestra salud evitándoos tal estudio.

Algunos diréis que aún os veis obligado a hacerlo, ¡pero ésto es así porque no hemos podido hacer aún un viaje de estudios! Los viajes de estudios (esto ha sido demostrado por la Ciencia, camaradas) contienen substancias absolutamente necesarias para la salud del estudiante de Historia y, en redundancia, para evitar el estudio de la Historia fuera de nuestra facultad.

Día y noche estamos velando por vuestra felicidad. Por vuestro bien estudiamos Historia e intentamos irnos de viaje de estudios. ¿Sabéis lo que ocurriría si los estudiantes de Historia fracasáramos en nuestro cometido? ¡La Historia volvería, camaradas! Sí, ¡la Historia volvería! Seguramente, camaradas, seguramente no hay nadie entre vosotros que desee la vuelta de la Historia.

Espero haberos podido, por vuestro bien, convencido de que hay razones de sobra para pasaros por nuestra fiesta este Domingo 6, a partir de las 12:30, en La Factoría. Si necesitais ser alentados un poco más, visitad http://oviedohistoryx.freeweb7.com/ y leed mi escueto artículo. ¡Espero veros el domingo, y que os traigan mucho los Reyes!

martes, 1 de enero de 2008

Brindis de Año Nuevo

No pensaba escribir nada relacionado con el Año Nuevo, pero creo que los curiosos o lectores habituales que se pasen por aquí se merecen, al menos, un brindis. Espero que el maestro Gaiman me perdone por cogérselo prestado de su Sandman. Muy feliz año a todos.

"Por los amigos ausentes, los amores perdidos, los viejos dioses y la estación de las nieblas, y que cada uno de nosotros dé al diablo su merecido."

Y especialmente dedicado a la fiel Eva, Wherynn, Whers, o Concordato de Woooorms, estudiante de filología inglesa e incansable comentadora de este blog, y para uso y disfrute de toda la concurrencia, aquí va la versión original:

"To absent friends, lost loves, old gods, and the season of mists; and may each and every one of us always give the devil his due."