domingo, 18 de noviembre de 2007

Luci hoy es tu cumple... Se muy feliz Luci...

Hoy, continuando con nuestra línea de homenajes onomásticos... (redoble de tambores) ¡Lucía!


He tenido que hacerme con la imagen a través de un fotolog...
¡Pero que conste que los fotologs son para fracasados!
¡Y el que no esté conforme, que me lo discuta!
Y sí, Lucía tiene un fotolog... ¡Y más
amigos míos! ¡Pero es porque
todos ellos están muy
ocupados!
¿Qué?

"¿Y quién carajo es Lucía?", os preguntaréis más de uno. ¿Cómo? ¿Perdonad? ¿Acaso os créeis que yo soy una de esa gente que va respondiendo cosas porque sí? ¡Pues no! ¡Las respondo porque vienen a cuento! Conocí a Lucía hará 2 años atrás (puede que me equivoque, mi percepción temporal inversa es poco fiable), en la EOC del 2005.

La EOC es un campamento de Mar-Cha. No traduzco las sílabas porque aún intento quitarle el sambenito de secta a Mar-Cha, ¿vale? La cosa es que allí nos dividen en grupos (quiero decir, más que los "habitaciones-guay-casi-de-hotel" y los "tugurios-barracones-con-humillantes-broncas-absurdas") de unas siete personas. Lucía formaba parte de mi grupo, el 7. Por casualidades del destino, yo también formaba parte de mi grupo.

A raíz de aquel campamento, ambos dos (y más personas), nos conocimos bastante bien. Lucía es una persona absolutamente maravillosa, a la que hay que recordárselo de vez en cuando. En ello estamos. Tiene sentido del humor y sabe usarlo como arma cuando es necesario. He pasado muy buenos momentos de risas con ella.

Es una de esas personas a las que me gustaría tener de forma constante a mi lado, para echarle una mano cuando lo necesite (en la versión normal o al cuello según la situación lo requiera), pero también para disfrutar de ella misma como persona y como amiga. Creo que no hace falta recalcar que la quiero un montón.

Y no hay mucho más que decir... Mantengo contacto esporádico con ella por Messenger, más esporádico de lo que debiéramos ambos, pero así somos los humanos. Le quedan todavía muchos años por cumplir, así que o la traemos a Oviedo, o terminaremos yendo alguno pa Vigo, pero ¡voto a tal que volveremos a vernos!

P.D: Un no-premio para el que adivine que versiona el título del post.

4 comentarios:

Javi dijo...

PRIMER!!!! Y la respuesta es... el título versiona la canción que Bart Simpson y el supuesto Michael Jackson que Homer conoce en un hospital psiquiátrico, le dedican a Lisa el día de su cumpleaños... quiero mi no-premio!!!

Felicidades Lucía ;) Espero que recibieras mi sms :P

Al resto... salud@s!!! Qué ganas de ir a León, qué ganas de ir a León... tralarí tralará :P

Javi dijo...

Jolín, tío, cómo te sobras. Tú y Lucía estábais en mi grupo... y casualmente YO tb estaba en ese grupo!!

Y por cierto, no conociste a Lucía en la EOC de 2005... la conociste en los felices años 20... siempre tengo que estar recordándote los acontecimientos importantes de tu vida, tío, ¡cómprate una pda!

Javi dijo...

De todas formas (yo sigo comentando jeje) no veo que traducir EOC suponga colgarle el sambenito de secta a Mar-Cha.

Lo digo porque ya hiciste referencia a ello el otro día cuando decías que ya explicarías a qué nos dedicamos en Mar-Cha porque la definición de la web te parece sectaria.

¿Es sectario hablar de Dios? ¿Compartir nuestras opiniones respecto a la religión cristiana? Creo que no. Por cierto que EOC significaba ni más ni menos que Escuela de Orientación Cristiana. ¿Se negó el acceso a Mar-Cha en general y los campamentos en particular a aquellos que se consideraran no creyentes? No. De hecho, lo de tener misa en el campamento el domingo era algo que sólo se daba en la EOC... a los más pequeños, en los campamentos de Descubrimiento y Aventura no había misa. Entonces, ¿por qué calificar de secta lo que hacemos en Mar-Cha? O por lo menos, lo que hacíamos, porque ahora el enfoque de este grupo ha cambiado radicalmente de lo que es a lo que era hace cinco o diez años.

Me parece que el sambenito de secta se lo colgaron (y se lo cuelgan) precisamente quienes menos han participado en las actividades de Mar-Cha. Por mucho que se hablase de Dios y de religión cristiana, ya que ahora ese tema está prácticamente abandonado, no me parece que fuera correcto tacharnos de secta.

Superlayo dijo...

Primer, y secun, y tercer... Ya haré algún apaño con tú no premio. Y ahora vayamos por partes.

La definición de Mar-Cha en la web me parece sectaria. No porque se hable de Dios ni se deje de hablar de Él. Sino por como explica las cosas. Porque ante todo, una definición debiera ser inteligible. Y la forma de expresar qué es Mar-Cha y cuales son sus objetivos aparece allí de forma tan rebuscada, que estoy seguro que la palabra secta le pasa por la cabeza a cualquier neófito que lo lea. Pero insisto que no por la relación con Dios, sino por todo en general. Y las sectas pueden no tener nada que ver con dios o religión alguna. De la mano del desarrollo económico y tecnológico han surgido nuevas sectas cuyo fin aparenta ser el desarrollo personal (Wikipedia dixit).

Y lo de EOC es totalmente superficial, y ya he vivido el hablar de la EOC y explicar las siglas y que la gente piense mal. Aunque luego lo religioso apenas fuese una pequeña parte de lo tratado allí, porque lo cristiano no sólo es lo divino. Por eso mismo me reservaba para los postres, como dice mi abuelo, para explicar con claridad cuando me de, qué es Mar-Cha, cuáles son sus inquietudes, y qué desarrollamos las personas que participamos en Mar-Cha. Aunque creo que necesitaría una "semana Mar-Cha" para explicarlo todo como debiera.

El aspecto sectario de Mar-Cha (qué, insisto, no es sólo debido a que se pueda hablar en algún momento de religión, hay mucha gente a la que el conocimiento personal le resulta un concepto bizarro e igualmente pueden asociarlo con una secta) se cae por su propio peso en cuanto se tiene la oportunidad de explicar sus entresijos.

Por eso no pretendía llevar a engaño mencionando tan sólo lo superficial, como es el nombre. Quizás no debiera haber entonces hecho mención al "tema secta", aunque fuese dentro de mis paréntesis humorísticos. Me disculpo si he ofendido a alguien (¡eh, que puede haber más gente que se fije en esto además de Pichu!) con esto.